Más artículos

El Gobierno fijó el precio interno del barril de petróleo en u$s45: pros y contras

El Gobierno fijó el precio interno del barril de petróleo en u$s45: pros y contras
Se busca reactivar la industria hidrocarburífera nacional, garantizar la continuidad de los puestos de trabajo y promover el autoabastecimiento
Por iProfesional
19.05.2020 10.58hs Economía

El Gobierno nacional fijó en u$s45 el precio interno del barril de petróleo con el objetivo de reactivar la industria hidrocarburífera nacional, garantizar la continuidad de los puestos de trabajo y promover el autoabastecimiento, en el marco de la caída abrupta del valor internacional del crudo generada por la pandemia COVID-19.

El decreto 488/2020 publicado este martes en el Boletín Oficial establece que el precio para la compraventa local del petróleo será de 45 dólares el barril y prohíbe la importación de aquellos productos que estén disponibles en el mercado interno. La medida estará vigente hasta el 31 de diciembre.

Este precio podrá ser revisado trimestralmente por la Secretaría de Energía dependiente del Ministerio de Desarrollo Productivo y quedará desactivado cuando el valor del Brent supere los u$s45 durante 10 días consecutivos.

En tanto, las empresas productoras deberán sostener los niveles de inversión y de producción del año 2019, los contratos vigentes con las empresas de servicios regionales y mantener las plantas de trabajadores.

Se busca promover el autoabastecimiento de petróleo
Se busca promover el autoabastecimiento de petróleo

Multas y sanciones

La Secretaría de Energía controlará que las empresas productoras cumplan con el Plan Anual de Inversiones comprometido y, eventualmente, impondrá las sanciones y multas correspondientes. A tal efecto, el Ministerio de Trabajo dará seguimiento a los niveles de actividad y eficiencia del sector.

Además, como requisito para acceder al barril criollo las empresas productoras no accederán al mercado de cambios para la formación de activos externos ni adquirirán títulos valores en pesos para su posterior venta en moneda extranjera o transferencia de custodia al exterior.

Asimismo, el decreto reglamenta la disminución de los derechos de exportación (retenciones) para las naftas y el gasoil que habían sido establecidos por la Ley de Solidaridad, los que oscilarán entre el 0% y el 8% en base al precio internacional del crudo (Brent).

Además, el Gobierno Nacional se compromete a no aumentar el Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) hasta el 1° de octubre.

Las diez provincias integrantes de la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (OFEPHI) percibirán sus regalías liquidadas en base al precio fijado por esta norma. Esto brindará previsibilidad y alivio a sus cuentas fiscales, y una base de sustento a los trabajadores y PyMEs del sector.

"El decreto también refuerza los controles de precios máximos para la venta de garrafas de GLP (Programa Hogar), para lo cual se solicitará asistencia a los intendentes e intendentas del país", indicó el ministerio de Desarrollo Productivo a través de un comunicado.

Y agrega que "esto brindará un resguardo a las campañas de distribución de garrafa social que el Gobierno Nacional viene implementando en distintos municipios para garantizar el acceso a este producto de primera necesidad a precios regulados".

El decreto actualiza las multas previstas en la Ley de Hidrocarburos, que permanecían fijas desde 1994 y que, en adelante, fluctuarán en función del precio del crudo en el mercado interno, concluye señalando la cartera a cargo de Matías Kulfas.

El decreto actualiza las multas previstas en la Ley de Hidrocarburos, que permanecían fijas desde 1994
El decreto actualiza las multas previstas en la Ley de Hidrocarburos, que permanecían fijas desde 1994
 

Repercusiones

Desde CECHA, la confederación que integra a los empresarios del combustible de toda la Argentina su titular, Gabriel Bornoroni, dijo a iProfesional que la consolidación de una nueva cotización para el crudo local permitirá proteger el empleo de la industria petrolera y garantizará regalías elevadas a las provincias productoras, pero complicará fuerte el abastecimiento y la venta de las compañías de la extracción a las mismas estaciones de servicio.

"Poner un barril en 45 dólares es positivo para la industria, claro, pero la decisión de congelar los combustibles hasta octubre juega en contra dado que la inflación dispara los costos. Y de acá a 5 meses a muchas petroleras no les convendrá vender combustibles a volúmenes amplios", comentó a este medio.

"Por efecto de esos mismos costos, las empresas sólo se limitarán a cumplir con los contratos de venta ya establecidos. ¿Qué pasará cuando se recupere la demanda de naftas? Bueno, ahí es muy probable que volvamos a tener problemas importantes en lo que tiene que ver con el abastecimiento. Regresaremos a un escenario que ya conocemos: el faltante y la cuotificación en la entrega de combustibles a las estaciones de servicio", anticipó a este medio.

Temas relacionados