Más artículos
Después de fuertes tironeos, el Gobierno mantiene la ayuda a las empresas, pero fija nuevas condiciones

Después de fuertes tironeos, el Gobierno mantiene la ayuda a las empresas, pero fija nuevas condiciones

Después de fuertes tironeos, el Gobierno mantiene la ayuda a las empresas, pero fija nuevas condiciones
En una reunión este miércoles, el gabinete económico moderó el recorte en los subsidios ante los reclamos de la UIA. ¿Cuáles son los principales cambios?
Por Juan Manuel Barca
24.06.2020 13.23hs Economía

El recorte de los subsidios a las empresas será menor al previsto y habrá fondos para las empresas de más de 800 empleados afectadas por el aislamiento. Así, lo definió este miércoles el gabinete económico en una reunión encabezada por el jefe de ministros, Santiago Cafiero, en la que se decidió mantener el grueso de la ayuda al sector privado, aunque bajo nuevas condiciones. 

Los detalles que se conocerán este jueves en el Boletín Oficial implican una marcha atrás en forma parcial, ya que hasta anoche la idea era aplicar una fuerte reducción en el gasto, exceptuando a los sectores críticos. La preocupación central sigue siendo la caída de la recaudación y de la actividad económica.

En ese escenario, se decidió prorrogar buena parte del programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP). Eso sí, habrá un nuevo requisito: las empresas que lo reciban no podrán aumentar los honorarios de los directores por un año. Y  los beneficiarios no podrán tener un ingreso superior a $120.000 brutos, cuando antes era de $250.000. 

Las definiciones llegaron después de fuertes cruces con la Unión Industrial Argentina (UIA) y la CGT, en medio de tensiones por la intención de los privados de pagar en cuotas el aguinaldo, replicando el fraccionamiento dispuesto por el sector público. Pero el Gobierno ratificó que no habrá fondos para el pago del sueldo anual complementario.

Como resultado de las negociaciones, los cambios serán menos bruscos de lo que se esperaba en un primer momento.

"Durante la reunión se definió que esta tercera etapa del programa ATP estará marcada por la nueva normalidad que rige en el país, donde un 85% de la actividad productiva en el territorio argentino se encuentra en funcionamiento, pero sosteniendo las herramientas y medidas para los sectores que siguen afectados por el ASPO (Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio)", explicó el Gobierno en un comunicado.

En este sentido, el pago de salarios de junio que se cobra en julio por parte del Estado continuará cubriendo hasta $33.750, equivalente a dos salarios mínimos vital y móvil, en las zonas bajo aislamiento (ASPO) y las actividades críticas, como las relacionadas al turismo, la hotelería, a la cultura, entre otras. En esos casos no habrá diferencias entre las empresas según su cantidad de empleados. 

Como ya venía ocurriendo, las empresas además deberán demostrar una facturación real menor a la del año pasado y abstenerse de realizar operaciones financieras.

Los subsidios se mantendrán para los sectores críticos y el resto de las empresas en dificultades los recibirá Salvo por los sectores críticos, los subsidios serán solo para las empresas de hasta 800 empleados
Los sectores críticos mantendrán los subsidios y las empresas con más de 800 empleados ya no los recibirán.

La situación será diferente para las empresas bajo distanciamiento obligatorio (DISPO). En este caso, solo aquellas con hasta 800 empleados percibirán hasta un salario mínimo, vital y móvil, de $16.875, "destacándose de esta manera que ninguna empresa pyme quedará fuera del programa", informaron las autoridades. 

"Esta modificación obedece a concentrar mayores recursos en aquellos lugares que están atravesando una situación más complicada por el alto nivel de contagio y que, por ende, tienen la actividad productiva más afectada", señaló la jefatura de Gabinete

De esa manera, las compañías de mayor tamaño bajo DISPO quedarían excluidas del beneficio. "Las grandes empresas están casi todas están funcionando", explicaron fuentes oficiales. Ponen de ejemplo el caso de Toyota, que "utilizó el primer ATP y ya para el segundo no lo pidió porque había empezado a producir".

Hasta el momento, el programa fue otorgado a más de 4 millones y medio de trabajadores en los dos meses en los cuales se implementó, t más del 98% de las empresas benificiadas, poseen hasta 100 empleados y empleadas.

"El objetivo es que la nueva dinámica del ATP se acompañe de las diversas líneas de créditos, porque hay muchas empresas que ya recuperaron su actividad y las necesidades difieren según su estado de funcionamiento", señaló la jefatura de Gabinete.

Del encuentro participaron el ministro de Economía, Martín Guzmán, y sus pares de Trabajo y Desarrollo Productivo, Claudio Moroni y Matías Kulfas, respectivamente; la titular de la AFIP; Mercedes Marcó del Pont, el presidente del Banco Central; Miguel Ángel Pesce y la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco.

Créditos para empresas, monotributistas y autónomos

Para las empresas excluidas y otros sectores, en tanto, habrá líneas de créditos a tasa subsidiada :

* En ese sentido, se extenderá hasta finales del mes de julio el préstamo al 0% que otorga la AFIP por el cual ya se beneficiaron más de 500 mil monotributistas y autónomos.

* Seguirá vigente la línea de financiamiento al sector productivo al 24% a cargo del Banco Central.

* También estará disponible la nueva línea, denominada "Línea Pyme Plus", que gestiona el Ministerio de Desarrollo Productivo junto al Banco Central y que está dirigida a un universo de pymes que nunca antes habían tomado un crédito bancario.

Las medidas se conocieron después de la reunión que mantuvo este martes Kulfas con la primera plana de la UIA, tal como adelantó iProfesional. Allí, los empresarios plantearon su preocupación por el eventual retorno a la cuarentena dura y la prohibición de actividades, pero Kulfas dejó entrever que podrían seguir funcionando los rubros esenciales, aunque la última palabra la tendrá Cafiero.

Para las empresas excluidas, el Gobierno dispondrá líneas de créditos a tasa subsidiada y se esperan más novedades.
El ministro de Desarrollo Productivo se reunió este martes con la UIA para negociar los últimos detalles de los ATP.

"Como no se demostró que tuvieran generación de coronavirus espero que las empresas puedan seguir trabajando, cumpliendo los estrictos protocolos de transporte, pero no depende de mí", les respondió el funcionario.

Esto significa que las empresas deberán seguir garantizando el transporte de su personal. Los hombres de la UIA también se mostraron inquietos por un endurecimiento en el manejo de las autorizaciones para habilitar actividades. En un primer momento, los permisos eran otorgados por Nación, luego pasaron a ser una decisión de las provincias y ahora los administran los municipios.

El Gobierno se encuentra en una encrucijada. Por un lado, la economía sigue dando señales de un deterioro creciente, con una caída interanual del 5,4% del PBI en el primer trimestre previo a la pandemia. Y, por otro, con más de 2.000 contagios por día, se teme el desembarco del anunciado pico de la pandemia para las próximas semanas.

En ese escenario, Alberto Fernández busca aplicar mayores restricciones pero sin afectar la actividad económica. La fórmula de compromiso sería limitar por 15 días el transporte entre el cornubano y la Ciudad, manteniendo abiertos los comercios de cercanía y las industrias en marcha en el AMBA.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ Convertí a iProfesional en tu fuente de noticias. SEGUINOS AQUÍ
Lo más leído
Más sobre Economía