Más artículos

Jubilaciones: Gobierno anticipó cuándo estará aprobada la nueva fórmula de actualización

Jubilaciones: Gobierno anticipó cuándo estará aprobada la nueva fórmula de actualización
Desde la Anses señalaron que el nuevo esquema que regirá los aumentos de haberes previsionales se está terminando de definir. Qué plazos prevén
Por iProfesional
22.10.2020 16.30hs Economía

La titular de Anses, Fernanda Raverta, dijo este jueves que se está terminando de definir una nueva propuesta de fórmula de actualización de los haberes jubilatorios, que posteriormente deberá ser debatida en el Congreso para estar sancionada "antes de diciembre".

Al ser consultada por la nueva fórmula de actualización de haberes, Raverta contestó: "Está casi terminada. Estamos terminando de definir una propuesta de reforma jubilatoria que va a ser consensuada con todas las áreas del Gobierno Nacional.

Después va a ir a una comisión con representación de todos los bloques políticos. De ahí tiene que debatirse. Antes de diciembre tiene que estar sancionada".

Fernanda Raverta, titular de Anses.
Fernanda Raverta, titular de Anses.

Pelea por la nueva fórmula

El proyecto de movilidad consensuado en el oficialismo generó un contrapunto con la oposición y representantes de los adultos mayores. En esos sectores salieron a cuestionar en las últimas horas la nueva fórmula elaborada por los técnicos del Ejecutivo que, de ser aprobada por el Congreso, impactará desde marzo en 18 millones de titulares de jubilaciones, pensiones y asignaciones.

Inspirada en el mecanismo vigente en 2008, la iniciativa a la que accedió iProfesional propone ajustes un 70% por el índice de remuneraciones estables del Ministerio de Trabajo (RIPTE) y un 30% por la recaudación tributaria de ANSES.

Los aumentos serán semestrales y tomarán dichos indicadores con un rezago de tres meses, por lo que el primer aumento de marzo será sobre los datos del último trimestre de 2020 (octubre-diciembre).

Así, se reemplazará la movilidad suspendida que se ajustaba en forma trimestral un 70% por inflación y un 30% por salarios. Según el proyecto, el objetivo es "volver a una actualización semestral que permitrá acompañar un proceso de deindexación de la economía". La fórmula posibilitará asímismo "recomponer el poder adquisitivo perdido en los años 2018-2019" y "contribuir a la estabilidad macroeconómica y no ser un elemento desestabilizante". 

Pero en la oposición rechazan la exclusión de la inflación del nuevo cálculo y el mayor peso asignado a los salarios. "Si se envía el proyecto en esos términos, no estamos de acuerdo porque se quita la variable de inflación que protege el poder adquisitivo, hoy la fórmula (suspendida) tiene 70% de inflación y 30% del salario. Ya conocemos qué sube más", señaló el diputado de la UCR, Alejandro Cacace, en declaraciones a Cadena 3.

La nueva fórmula de movilidad le otorga mayor peso a los salarios y reicorpora la recaudación como variable de actualización.

Recaudación

En el oficialismo sostiene que las modificaciones apuntan a que los jubilados "tengan aumentos preservando el poder adquisitivo de la inflación". "La inflación prevista en el Presupuesto 2021 es del 29% y la partida a los jubilados aumenta el 32%, explicó el diputado del Frente de Todos Marcelo Casaretto. "Como cuestión de mediano plazo los salarios y la recaudación van a estar sobre la inflación", agregó. El objetivo es aprobar los cambios antes de fin de año.

La incorporación de la recaudación en la nueva movilidad, sin embargo, podría moderar los incrementos. En el 2016, de hecho, provocó una pérdida del poder de compra de los haberes y prestaciones por la caída de la actividad. "Es otra mala idea, porque cuando el país crece se recauda más, pero en recesión se recauda menos y se ajusta a los jubilados como ahora, que ya perdieron poder adquisitivo", señaló Cacace.

El defensor porteño de la Tercera Edad, Eugenio Semino, advirtió que el proyecto consensuado "continúa con el proceso de destrucción del haber jubilatorio" y que "la nueva-antigua fórmula no prevee recomposición alguna y toma variables que están muy hacia la baja, como el salario, que está destruido por el aumento de la desocupación, y los impuestos, principalmente el IVA, que está atado a un consumo decreciente".

El Ejecutivo llegó a esa propuesta después de 16 reuniones en la comisión bicameral del Congreso, por donde pasaron especialistas, jueces, sindicalistas y economistas invitados por el oficialismo y la oposición. La comisión fue creada por la Ley de Solidaridad que en diciembre del año pasado dispuso la suspensión de la movilidad vigente hasta entonces y autorizó en su reemplazo aumentos por decreto.

"Estamos esperando que llegue a buen puerto un proyecto progresivo que mejore la calidad de vida de los jubilados y beneficiarios, y que responda a la exigencia del bienestar general, los principios de solidaridad, inclusion y redistribucion de ingreso", dijo Gabriel de Vedia, fiscal de la Seguridad Social.

El proyecto oficial prevé un bono en marzo para los haberes más bajos en caso de que queden muy por debajo de la canasta de pobreza.

Bono "solidario"

Según el proyecto, el Gobierno otorgará una compensación a los titulares de una única jubilación mínima, Pensión Universal para los Adultos Mayores (PUAM), Pensión No Contributiva (PNC), Asignación Universal por Emparazo (AUE) y Asignación Universal por Hijo (AUH). El aumento extra no integrará el haber y se otorgará por decreto en marzo de cada año cuando la pérdida real del haber supere en un 10% la diferencia entre la movilidad y la canasta básica total del INDEC.

En ese sentido, Semino señaló que "la fórmula no es sólo para jubilaciones y pensiones sino también para subsidios que paga Anses. Lo cual demuestra la consolidación de la tendencia a considerar la jubilación más como un subsidio que como un derecho previsional". Y se mostró escéptico frente a la decisión del Ejecutivo de otorgar a partir del 2021 de "un bono por defasaje de inflación que no se integra al haber".

"Con los reajustes a la baja que se realizaron hasta la fecha, más el que queda de diciembre que también será a la baja, vemos que se va a estar perdiendo en este período entre 15% y 20 % de cuantía en el haber", señaló el defensor porteño de la Tercera Edad. Por último, destacó que en 2017 se perdieron 6 puntos por el empalme de la fórmula y un 19,5% en 2018 y 2019, por lo que en los últimos tres años "se está perdiendo un acumulado de 50%.

Casaretto señaló a este medio el mes pasado que "entre 2008 y 2015, los haberes le ganaron a los precios por el crecimiento de la actividad y entre 2017 y 2019 se perdió un 19%". Y respecto al impacto negativo del cambio de fórmula, aseguró que el Gobierno  "no va a pagar las cuentas que dejó Macri", a la vez que pronosticó aumentos de las jubilaciones "por arriba de la inflación".

Temas relacionados
Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído