Más artículos

La "Suiza de América Latina": este es el país de la región que sorprende por su alto PBI per cápita

La "Suiza de América Latina": este es el país de la región que sorprende por su alto PBI per cápita
Esta nación ofrece a los inversores importantes exenciones fiscales para inversiones y zonas francas, puertos y aeropuertos, entre otros beneficios
Por iProfesional
15.12.2020 20.01hs Economía

Uruguay es considerado para algunos inversores como la "Suiza de América Latina" debido a su tamaño, con unos 3,5 millones de habitantes, y una economía diversificada en los últimos años con el desarrollo del sector industrial, el comercio y los servicios.

Para el especialista de inversión de Mirabaud, John Plassard, el país conjuga una serie de características que harían de él "un nuevo El Dorado", debido a sus altos niveles de PIB per cápita en América del Sur, con más de u$s21.000 (€17.255) que se sitúan muy por encima de Argentina, que se encuentra en torno a los u$s8.000 (€6.571), o Brasil, con u$s14.560 (€11.963),según datos del Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Ha gozado de una sólida estabilidad política y social durante años, respaldada por una democracia consolidada y una sólida seguridad jurídica, lo que la hace atractiva para los inversores", sostiene Plassard.

También destaca que entre las prioridades del Gobierno en materia económica se encuentra la reducción del déficit presupuestario mediante un programa de austeridad y racionalización del gasto público, para así mantener los beneficios para los sectores más vulnerables.

Para los inversores y, debido a su tamaño, es la 'Suiza de América Latina' 
 

Con respecto a la crisis del coronavirus, Uruguay ha sido uno de los países en América Latina que mejor ha gestionado la propagación del brote vírico, debido a la temprana actuación del Gobierno y a la realización de test masivos a la población. De hecho, el FMI prevé que una de las caídas más moderadas este año en la región latinoamericana sea para Uruguay (-4,5%), destaca el sitio Europapress.

Además, Plassard apunta que las políticas fiscales del Ejecutivo de Luis Lacalle Pou apuntan a restaurar la rentabilidad empresarial como un medio para alentar la inversión y estimular el crecimiento económico.

Fuerte dependencia comercial de sus socios externos

Sin embargo, Uruguay aún depende de sus vecinos (Brasil y Argentina), pero está en proceso de diversificación. En esta línea, la tasa de crecimiento del PIB uruguayo del 0,2% en 2019 se debió principalmente al a recesión en Argentina, la desaceleración económica de Brasil, la debilidad de los mercados financieros internacionales y la situación fiscal interna.

Uno de los puntos fuertes de la economía uruguaya es su producción agrícola, pero su mercado interno es pequeño, por lo que para el país es de suma importancia las alianzas comerciales externos como China, que actualmente es unos de los principales socios comerciales de la región latinoamericana.

En 2019 China fue el principal destino de exportación de Uruguay, con unas ventas superiores a los 2.000 millones de dólares (1.644,7 millones de euros) en productos como soja, madera, carne, lana, pescado y leche. En promedio, las exportaciones al mercado chino aumentaron un 12% entre 2012 y 2017.

Estabilidad social y política: motivos para invertir

Plassard cree que las razones para invertir en Uruguay se basan en una fuerte estabilidad social y política, abundantes recursos agrícolas y forestales, el crecimiento sostenido y la alta tasa de inversión extranjera en relación con el PIB.

Además, el especialista apunta a importantes exenciones fiscales para inversiones y atractivas zonas francas, puertos y aeropuertos, así como el acceso al área Mercosur, que supondrá una zona de libre comercio en la que también estarán presentes Argentina, Brasil y Paraguay.

 
La estabilidad política y social del país es clave para atraer inversiones

No obstante, Plassard advierte que el país también incluye algunos inconvenientes a tener en cuenta, como son una economía vulnerable a los precios de materias primas, la dependencia a la situación económica de país como China, Argentina o Brasil, una infraestructura de transporte insuficiente, una competitividad reducida por una alta inflación y su deuda pública.

Por último, el especialista considera que la recuperación beneficiará a varios países emergentes, sobre todo aquellos que mantengan fuertes lazos comerciales con China.

"La vuelta al crecimiento, después de un período históricamente malo, beneficiará a varios países y zonas. Los países emergentes, particularmente en América Latina, se beneficiarán de la fortaleza de China, el aumento de las materias primas y una pausa en el tema inflacionario. Uruguay se encuentra entre estos países", ha subrayado.