Más artículos

Cepo exportador: el campo arranca la semana con asambleas

Cepo exportador: el campo arranca la semana con asambleas
La decisión del Gobierno de bloquear nuevas exportaciones de maíz determinó que empiecen a tomar forma varias protestas del campo
Por iProfesional
04.01.2021 07.54hs Economía

La decisión del Gobierno de bloquear nuevas exportaciones de maíz determinó que empiecen a tomar forma varias protestas del campo.

Esta semana será clave para ver la fuerza de las medidas de fuerza y la representatividad de los grupos autoconvocados y de la Mesa de Enlace.

El miércoles empezará la movilización de los ruralistas en Bell Ville. Allí comenzará una ronda de protestas que seguirá al otro día, jueves 7 de enero, en Pergamino.

El 8 de enero la convocatoria es en el cruce de la autopista 12 y la ruta 34, para terminar el 9 de enero en la intersección de la ruta 9 y la 178, en la cercanía de la localidad santafesina de Armstrong, provincia de Santa Fe.

También se esperan definiciones sobre la posibilidad de otro tipo de medidas, como la convocatoria a un paro agropecuario de varios días, que, incluso, podría incluir controles en las rutas.

Cepo exportador: el campo arranca la semana con asambleas

Asimismo, empezará una semana de deliberaciones vía remota entre dirigentes rurales y productores para determinar cuáles serán los próximos movimientos del sector.

Cepo exportador: el campo arranca la semana con asambleas
Cepo exportador: el campo arranca la semana con asambleas

El Gobierno argumentó que la medida de frenar las ventas al exterior se tomaba para asegurar el abastecimiento local de maíz para sectores que lo utilizan para producir, como es el caso del sector avícola, entre otros.

Los productores sostienen que la medida se tomó en plena siembra del maíz para la campaña 2020/2021 y cuando, según el Ministerio de Agricultura, ya se lleva autorizada la exportación de 34,23 millones de toneladas de maíz de la campaña 2019/20, sobre un total exportable de 38,50 millones de toneladas.

Según un informe de las bolsas de cereales y comercio de Rosario, Bahía Blanca, Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos, Santa Fe y Chaco, la decisión implica perder u$s810 millones en exportaciones.

Cepo exportador: se abre el conflicto

Daniel Pelegrina, el presidente de la Sociedad Rural Argentina, se refirió al cierre de las exportaciones de maíz que anunció el Gobierno y advirtió que generará un aumento de los precios en el mercado interno.

En este sentido, explicó que "la escasez que se produjo en el pasado con este tipo de medidas hizo que los precios se fueran más alto. Lamentablemente ya tropezamos con esta piedra".

"La Argentina produce 50 millones de toneladas de maíz, durante el kirchnerismo se producían 24 millones. Y ahí había controles como los que se volvieron a poner ahora", agregó Pelegrina.

Además, el presidente de la entidad, explicó sobre el maíz que "es un cultivo que se hace en muchas regiones que están lejos de los puertos. Y eso genera mucho desarrollo local, mucho trabajo. Hablamos de feedlots, frigoríficos, criaderos de cerdos, de pollos, de huevos, y ni hablar del complejo del etanol".

"El maíz es un cultivo con muchísimas posibilidades y que verdaderamente, además, a nuestros suelos le trae un beneficio enorme", agregó Pelegrina.

Argentina produce 50 millones de toneladas de maíz

Es por eso que recordó que "cuando se sacaron todas las restricciones y las retenciones, empezó a producirse mucho maíz en la Argentina, que de hecho sobra. Se pueden exportar alrededor de 38 millones de toneladas sin problemas, y eso son muchos millones de dólares para la Argentina".

Asimismo, "la carne se puede producir a pasto y a grano, siempre el pasto es más barato. Ahora, si me dan un maíz subsidiado voy a usar más maíz, entonces el consumo aumenta. Y los precios también".

Cuál fue la medida del Gobierno

Todo comenzó cuando el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca suspendió de forma temporaria la registración de Declaraciones Juradas de Venta al Exterior (DJVE) para el maíz, cuya fecha de inicio de embarque sea anterior al primero de marzo de 2021. Luego de esa fecha, se iniciará formalmente la nueva campaña 2020/21 del cereal.

El objetivo que busca el Poder Ejecutivo es darle prioridad al mercado interno porque en este momento del año la oferta del maíz empieza a escasear.

La decisión "se basa en la necesidad de asegurar el abastecimiento del grano para los sectores que lo utilizan como materia prima en sus procesos de transformación", explicaron desde la cartera de Agricultura.

Como por ejemplo, la producción de proteína animal como carne de cerdo, pollo, huevos, leche y feedlot, donde el cereal representa un componente significativo de sus costos de producción.

Preocupación por la pérdida de divisas

La Mesa de Enlace de entidades patronales agropecuarias, donde confluyen la Sociedad Rural Argentina (SRA), Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Coninagro y Federación Agraria (FAA), recibió la noticia con pesimismo.

"Este año ha sido muy complicado para el país, y para los productores, y creíamos que, luego de que el propio presidente Fernández nos asegurara que no volverían este tipo de medidas, ya no había lugar para acciones inconsultas. Evidentemente, volvieron a defraudar al campo y a todo el interior productivo con una decisión que además vuelve a generar una nueva transferencia de recursos de la producción primaria a otros eslabones de la cadena", dijo la agrupación.

Daniel Pelegrina asegura que la medida generará el efecto contrario al buscado por el Gobierno

En este sentido, advirtieron que la medida afecta el ingreso de divisas y genera una falta de confianza a los productores, que estaban en plena siembra del cereal.

En la misma línea, a través de un comunicado, Bolsas de Cereales y de Comercio de todo el país expresaron: "las restricciones a las exportaciones son una política distorsiva, que impide el normal y transparente funcionamiento de los mercados. En presencia de este tipo de restricciones, se afecta el proceso de formación de precios y se incrementa la incertidumbre para la toma de decisiones, dañando los incentivos para producir e invertir a lo largo de toda la cadena de valor".

"La propia experiencia argentina en materia de restricciones a las exportaciones, demuestra que su aplicación desincentiva la siembra y la inversión en tecnología,lo que deriva en menores volúmenes de producción y resultados contrarios a los buscados", agregaron. Finalmente calcularon que esta medida "le hace perder al país 810 millones de dólares en exportaciones".

Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído