Más artículos

Por la suba en alimentos, crece la interna empresaria y un sector pide aplicar las medidas de Néstor Kirchner

Por la suba en alimentos, crece la interna empresaria y un sector pide aplicar las medidas de Néstor Kirchner
Las carnicerías alertan por los aumentos permanentes en el Mercado de Liniers y consideran ineficaz el acuerdo oficial de rebajas.
Por Juan Manuel Barca
03.03.2021 13.07hs Economía

La suba imparable de la carne puso en alerta a las carnicerías y renovó el reclamo de nuevas medidas. Pese al acuerdo oficial de rebajas en las góndolas, las bocas de expendio denuncian que el kilo de la media res sigue en ascenso, semana tras semana, por lo que el Gobierno debería optar entre una mayor caída del consumo interno o un cierre de las exportaciones para contener la dinámica inflacionaria.

"Subió la semana pasada $10 y este lunes $10 de nuevo, hay subas permanentes así que no está tranquilo", advirtió a iProfesional el presidente de la Federación de Propietarios de Carnicerías de Capital Federal, Alberto Williams. El empresario explica que  "no hay hacienda en el Mercado de Liniers, los frigoríficos la compran directamente porque les conviene engordarla para exportarla, la exportación y el consumo nunca caminaron juntos". Y apuntó también contra la Mesa de Enlace: "Hacen lo que quieren".

En las últimas horas, el precio a nivel mayorista que los frigoríficos despachan a las carnicerías se elevó de $355 a $380. Este incremento del 7%, que se adiciona a otro del 4,4% hace dos semanas, se trasladará a los valores que pagan los consumidores rápidamente. Eso significa que algunos cortes -los más premium- ya costarán por encima de los $1.000 por kilo.

La suba imparable de la carne puso en alerta a las carnicerías y renovó el reclamo de nuevas medidas
Las carnicerías apuntan contra los frigoríficos exportadores y la Mesa de Enlace.

Los aumentos impactan de lleno en unas 35.000 carnicerías registradas el año pasado, de las cuales unas 5.000 se encuentran en el AMBA. Para controlar el aumento de un artículo tan sensible para el humor social, el Ejecutivo acordó desde febrero hasta el 31 de marzo la distribución de 6.000 toneladas de carne por mes con rebajas del 30% en 1.600 bocas de expendio, sin incluir a las carnicerías, supermercados chicos y medianos, y frigoríficos de consumo interno.

El plan Néstor Kirchner

Ahora, la secretaria de Comercio Interior, encabezada por Paula Español, se propone extender las promociones hasta junio, con actualizaciones de precios y la posibilidad de continuarlo hasta fin de año, tal como anticipó este medio. Pero los carniceros sostienen que la medida es un "golazo" para los frigoríficos exportadores porque les habría permitido vender cortes de baja calidad díficiles de colocar en el exterior.

En lugar de esas medidas, las carnicerías piden la intervención de las exportaciones de carne, una política que aplicó Néstor Kirchner con el cierre de operaciones al exterior en 2005 y los cupos desde el 2006. "Néstor Kirchner cerró las exportaciones, sino el consumo se iba a la miércoles, no tenés camino: o ponés un límite o te arrastra todo, acá hoy los chicos no comen", disparó Williams.

Alberto Fernández ya intentó ese camino cuando en enero pasado cerró las exportaciones de maíz y amenazó con aumentar retenciones. El objetivo era contener la suba del grano, pero finalmente dio marcha atrás para evitar un nuevo conflicto con la Mesa de Enlace y tampoco afectar el ingreso de divisas. Así, se optó por avanzar en mecanismos de "coordinación" para desacoplar los precios internacionales, sin éxito por ahora. 

Por las subas en la carne, crece la interna empresaria y un sector pide aplicar las medidas de Néstor Kirchner
El Gobierno apuesta por ahora a los acuerdos de precios después de dar marcha atrás en la intevención de exportaciones.

En el Gobierno aseguran que los incrementos en Liniers están vinculados a factores estacionales e insumos con valor internacional, como el maíz. El problema es que la carne es uno de los productos que más alimenta la inflación. En enero, aumentó 6,4% mensual y 57,7% anual en el GBA, por encima de la inflación general del 4% y 38,5%, respectivamente. El asado subió un 83% anual. Y el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina midió una suba de la carne del 73% en 12 meses.

Por la dinámica inflacionaria, también hubo fuertes aumentos las frutas, verduras y los medicamentos. Mientras el Gobierno prevé una inflación del 29% en 2021, los analistas privados pronostican una variación del 50%. En la Rosada están preocupados porque saben que los alimentos impactan en la canasta básica y la canasta alimentaria, que inciden en los indicadores sociales. La pobreza subió subió al 47% en el segundo trimestre del año pasado, lo que implicó 21 millones de personas en esa condición. 

Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído