Ganancias: Moyano negoció nuevos cambios en el proyecto y hay tironeos por otros beneficios clave

Ganancias: Moyano negoció nuevos cambios en el proyecto y hay tironeos por otros beneficios clave
Fue en una reunión con Sergio Massa y Máximo Kirchner. Cuáles son las modificaciones y por qué el Gobierno se resiste a otras propuestas.
Por Juan Manuel Barca
10.03.2021 12.00hs Economía

El proyecto de Ganancias del oficialismo sumó nuevos cambios en medio de tironeos durante la primera jornada de su debate en comisiones de Diputados. Se trata de la excepción de los viáticos y almuerzo en el pago del impuesto, dos modificaciones que fueron acordadas ayer por la tarde durante una reunión encabezada por el presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, y el jefe del bloque oficialista, Máximo Kirchner, con el camionero Pablo Moyano, su hermano y diputado del Frente de Todos, Facundo Moyano, y una comitiva de 30 dirigentes del Frente Sindical.

"Se acordó la excención de viáticos y comida", confirmaron desde el entorno de Massa, mientras que Facundo Moyano informó que también se eximirá un porcentaje de las horas extras, algo que aún no fue confirmado por el bloque oficialista. Allí, buscan contener a todas las fracciones del Frente de Todos, incluido el espacio creado en 2018 para enfrentar a la gestión de Mauricio Macri por el extitular de CGT Hugo Moyano, el metalmecánico Ricardo Pignanelli y el bancario Sergio Palazzo, cuya corriente estuvo ausente en la reunión de ayer con la excepción de la diputada Vanesa Siley.

Del encuentro en el salón Delia Parodi participaron además los diputados Carlos Heller, Walter Correa, Daniel Vilar, Cecilia Moreau y Carlos Ponce, mientras que la comitiva sindical estuvo representada por Gabriel Fernández (Luz y Fuerza), Mario Manrique (Smata), Juan Pablo Brey (aeronavegantes), Raúl Durdos (marítimos), Diego Corvalán (portuarios), Alberto Wehbe (obreros del vidrio), Daniel Yofra (aceiteros), Ricardo Cirielli (personal técnico aeronáutico), Sergio Sánchez (peajes), Miguel Díaz (docentes), Omar Plaini (canillitas) y Juan Carlos Moreyra (ceramistas).

El oficialismo viene de incorporar esta semana dos nuevos beneficios al proyecto que fija el piso de Ganancias en $150.000 brutos ($124.000 netos) y beneficia a 1,2 millones de trabajadores y jubilados. Uno es la aplicación retroactiva a enero de 2021 del mínimo no imponible, por lo cual quienes hayan tenido descuentos por ese impuesto en enero, febrero y marzo recibirán un reintegro en abril. El otro cambio es la excención del medio aguinaldo que se paga en junio y diciembre, en el caso de los asalariados con remuneraciones de hasta $150.000 brutos.

Los Moyano fueron recibidos por Sergio Massa y Máximo Kirchner después de la reunión entre el presidente de Diputados y la CGT.
 

Tironeos

Massa acordó esas modificaciones después de la reunión que mantuvo en últimas semanas con la cúpula de la CGT y legisladores de extracción sindical del Frente de Todos. Los dirigentes de la central obrera le acercaron la semana pasada una batería de propuestas, entre ellas la eximición de las horas extras, bonos por productividad, gastos de guardería y educación y deducciones especiales para concubinos, así como la exclusión de viáticos, movilidad y almuerzo. Esos reclamos también fueron incluidos en el proyecto legislativo presentado en febrero por Facundo Moyano.

Otro de los puntos en discusión es el sistema de actualización. El texto oficial contempla cambios anuales del piso en función de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte), mientras que Moyano plantea engancharlo a la inflación del INDEC en caso de que el ajuste a partir del (Ripte) quede detrás de los precios y los diputados de Juntos por el Cambio proponen vincularlo al IPC en forma semestral. Pero en el oficialismo se muestran cautelosos por su impacto en el Presupuesto. "El costo fiscal será de 41.250 millones de pesos, que es dinero que se va a volcar al consumo", aseguró el secretario de Política Tributaria, Roberto Arias.

El funcionario del Ministerio de Economía comandado por Martín Guzmán expuso ayer junto al ministro de Trabajo, Claudio Moroni, y la titular de la AFIP, Mercedes Marco del Pont, en la apertura del debate de la reforma de Ganancias ante el plenario de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y Legislación del Trabajo en la cámara de Diputados. Arias destacó que los trabajadores que cobran hasta $150.000 brutos tendrán otros beneficios, que incluyen no pagar ganancias por el aguinaldo y que se permitirá deducir al concubino cuando hasta ahora "solo se permitía al cónyuge".

En cambio, el Gobierno se mostró reticente a evaluar la posibilidad de que las horas extras del personal de salud no paguen ganancias, un pedido elevado por la diputada del Frente de Todos, Lucia Corpacci. En ese sentido, el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, afirmó que ya se otorgó un bono para el personal de salud "para corregir afectaciones o situaciones de estrés, como las que están pasando ahora". Y señaló: "con el mínimo no imponible vigente se llegaba a dos millones de personas alcanzadas por el impuesto y la modificación que se propone permitirá volver a valores históricos, que era de entre el 8 y el 10 por ciento de los trabajadores asalariados".

El Gobierno todavía no definió la exclusión de las horas extras por su impacto en el costo fiscal.

Costo fiscal

Desde la Juntos por el Cambio, la diputada radical Soledad Carrizo planteó el tema de los fallos existentes para que los jubilados no paguen ganancias y su compañero de la UCR Luis Pastori planteó que "es injusto que un jubilado que pague Bienes Personales no va a tener acceso al beneficio de descuento de Ganancias, en comparación a un trabajador en relación de dependencia que pague BBPP y perciba el mismo monto". Los funcionarios señalaron que ambas cuestiones exceden el alcance del proyecto en estudio en la Cámara baja.

A su turno, el vicepresidente de la comisión de Presupuesto, Luciano Laspina (PRO), pidió que se elabore un informe a la Oficina de Presupuesto para "tener una evaluación del costo fiscal que sea técnica e independiente" ya que el proyecto sufrió modificaciones "y no tenemos idea del costo fiscal". También pidió que la reforma alcance a los autónomos, ya que "ganan lo mismo que un trabajador que cobra hasta 150 mil pesos pero va a tener ningún beneficio con lo cual tenemos que corregir este criterio". Mientras desde la izquierda, el diputado Nicolás del Caño advirtió sobre la posibilidad de que el beneficio previsto en el proyecto "se diluya con los aumentos salariales que surjan de las paritarias". 

El debate continuará este jueves en comisiones de Diputados con la participación de especialistas en materia tributaria y el viernes será el turno de la dirigencia sindical.

Temas relacionados