Vivienda: estos son los nuevos créditos hipotecarios atados al salario que prepara el Gobierno

Vivienda: estos son los nuevos créditos hipotecarios atados al salario que prepara el Gobierno
El ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, aseguró que en los próximos días quedará terminado el nuevo plan
Por iProfesional
22.03.2021 07.46hs Economía

El Gobierno nacional anunciará en los próximos días el nuevo programa de créditos hipotecarios para construir viviendas. Las cuotas se irán actualizando dependiendo de la evolución del salario.

El nuevo sistema de créditos abandonará el esquema de actualización UVA indexado a la inflación.

"Va a haber una política que sea de créditos para construir vivienda, con tasa acorde a un porcentaje de ingresos, que se actualice con una fórmula salarial y no que el UVA, que ajustaban por inflación", aseguró el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi.

"En las próximas semanas el presidente Alberto Fernández será el encargado de presentar el nuevo sistema. Queremos que todos tengan acceso al derecho de la casa propia", agregó.

Cómo son los nuevos créditos hipotecarios atados al salario

"Nosotros ya estamos trabajando con el Banco Hipotecario en el plan Procrear, que lleva adelante las acciones financieras y de administración. Corresponde al Presidente anunciarlo, pero los nuevos créditos van a ser no para comprar propiedades sino para construir. Este nuevo sistema tendrá una fórmula atada al salario", detalló Ferraresi.

Jorge Ferraresi, l ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat
Jorge Ferraresi, l ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat

Según Ferraresi, este nuevo plan sólo apuntará a las personas que quieran construir en un terreno que ya sea de su propiedad. Las cuotas se irán actualizando según el nivel de variación de los salarios. Anteriormente se actualizaban según la inflación.

La idea viene siendo impulsada por el sector de la construcción desde fines del año pasado, y para el oficialismo éste es uno de los motores de la economía para la generación de empleo.

Para cubrir el desfasaje entre la actualización UVA y el nuevo sistema por salarios, se creará una Sociedad Hipotecaria que administre un Fondo Fiduciario de Cobertura y Promoción (FFCP).

El Fondo Fiduciario sería, aparentemente, solventado por una porción de la cuota del crédito hipotecario, aportes de las entidades, la misma rentabilidad que obtenga el fondo y un aporte inicial del Tesoro Nacional.

El funcionario además anticipó que estos préstamos serán para la construcción de nuevas viviendas, pero no para la compra de unidades usadas, y que tendrá una tasa que siga a la evolución de los salarios formales del sector privado, en línea con la fórmula HoGAr del programa Procrear.

Estos préstamos convivirán con las cuatro líneas del Procrear y serán para aquellos con ingresos de "hasta 7 u 8 salarios" mínimos y Ferraresi remarcó, en declaraciones radiales, que se apunta a que "cada argentino pague de acuerdo con sus ingresos".

Más gremios exigen subas del 35% y se tensan paritarias clave

El pedido de hasta un 35% de aumento salarial sumó tensión en las principales paritarias del sector privado, en donde se definirá en los próximos días la suerte de 2 millones de trabajadores y se fijará el sendero para el resto de las actividades.

Todo esto en medio de un escenario de incertidumbre marcado por un endurecimiento de los controles oficiales para contener las presiones inflacionarias en un año que los privados esperan una inflación superior al 40%.

Por estas horas, los gremios de comercio, la industria metalúrgica y la salud privada buscan recuperar hasta 16 puntos por el retraso salarial del año pasado, confiados en que su demanda está en línea con la premisa del Ministerio de Economía de compensar la pérdida sufrida en 2020 y negociar "tres o cuatro puntos" por encima de la pauta del 29% para este año.

Pero los empresarios se preparan para una negociación dura frente al temor de un nuevo cierre de la economía en vísperas de la segunda ola de Covid.

Con 1,2 millones de empleados, el líder del sindicato mercantil, Armando Cavalieri, ya le encargó a sus contadores los números para iniciar las negociaciones con la Cámara de Comercio (CAC).

De allí se desprende la demanda de un 35% de aumento, una cifra que permitiría recuperar 5,5 puntos tras obtener un aumento del 33% para la escala más baja en 2020 y sumar un 29% en 2021. "Si no pasamos ese número, vamos a estar por debajo de la línea de pobreza", advirtieron cerca de Cavalieri.

Armando Cavalieri busca un 35% de aumento para evitar que los salarios de comercio queden por debajo de la línea de pobreza.

El salario inicial en comercio fue de $56.615 de bolsillo en marzo, un monto inferior a la canasta de pobreza de febrero, de $58.000. Los empresarios reconocen que el pedido es "razonable" después de cerrar un acuerdo sin contemplar cinco meses del calendario y por debajo de una inflación estimada en 40% entre abril del año pasado y marzo del 2021. Pero afirman que la situación es delicada por el cierre de 22.000 comercios y las eventuales restricciones.

"Es la peor paritaria a la que me voy a enfrentar", auguran en la CAC.

Más presiones por paritarias

En la industria, el titular de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Caló, oficializó este jueves la solicitud de un 35% en el Ministerio de Trabajo, en donde las cámaras de la actividad pidieron un cuarto intermedio hasta el 29 de marzo ante la falta de acuerdo.

El gremio apuesta a un incremento general en dos tramos, del 20% en abril y 15% en julio, y una suba del 40% para el salario mínimo. Si bien en 2020 se acordó un 39,6% de aumento, la paritaria excluyó cinco meses y se trataron de sumas fijas, por lo que la suba fue inferior para las escalas medias y altas en una actividad con 200.000 trabajadores.

Héctor Daer quiere recuperar 16 puntos y ya advirtió que el lunes iniciará medidas si no hay acuerdo.

Con todo, el sector más complicado es el de la salud privada. Allí, el gremio de Sanidad, liderado en capital por Héctor Daer, busca un ajuste del 16% después de obtener un 22% de aumento en 2020 y se preparan para iniciar un conflicto de no arribar a un acuerdo el próximo lunes.

Frente al "retraso" en los valores de las prestaciones y aumentos de costos alegados por los empresarios, la organización advirtió este viernes que no tolerará más "dilaciones" y responsabilizó a las cámaras por la erosión de los salarios. "Si no hay acuerdo el lunes, empezamos medidas de fuerza", confirmaron cerca de Daer, el también titular de la CGT.

Lo que se discute es la revisión de las escalas salariales correspondientes al año pasado en los convenios que comprenden a los unos 400.000 trabajadores de clínicas, sanatorios, hospitales, institutos de diagnóstico, laboratorio de análisis clínicos, servicios de emergencias, institutos psiquiátricos e institutos geriátricos. "No vamos a resignar el poder de compra de nuestros salarios. Reclamos lo que nos corresponde y el tiempo de respuesta se encuentra agotado", dijo este viernes en un comunicado el sindicato liderado a nivel nacional por Carlos West Ocampo.

Por otra parte, la cartera laboral recibirá este viernes a los químicos y la semana próxima será el turno de los ferroviarios, un sector que también busca compensar la inflación. Hasta ahora, ya cerraron acuerdos bancarios (29%), docentes (34,5%), Luz y Fuerza (29,5%), porteros (32%) y Aysa (32%). Los convenios contemplan subas en hasta cinco tramos, sumas fijas y cláusulas de revisión para llegar a octubre en un clima de paz social, un objetivo cuyo éxito dependerá de que el Ejecutivo logre moderar la inflación y mantener controlado el dólar.

Temas relacionados