El martes se reúne el Consejo del Salario: ¿qué incremento pedirán los gremios?

El martes se reúne el Consejo del Salario: ¿qué incremento pedirán los gremios?
El último encuentro se realizó el 14 de octubre y definió un aumento del 28% en tres cuotas, la última de las cuales se completó en marzo
Por iProfesional
25.04.2021 20.33hs Economía

Convocados por el Gobierno, representantes de gremios y empresas participarán este martes de la reunión del Consejo del Salario, para fijar un aumento del sueldo mínimo, que es de $21.600, en medio de un recrudecimiento de la pandemia.

El último encuentro de ese cuerpo tripartito se realizó el 14 de octubre último, y definió un aumento del 28% en tres cuotas, la última de las cuales se completó en marzo pasado.

Las distintas centrales sindicales planean pedir ajustes que llegan al 40%, y la posibilidad de revisar los números a más tardar en octubre próximo, ante los temores que despierta una inflación acelerada que acumuló 13% en el primer trimestre.

Qué esperan los gremios

El reclamo de la CTA será que el sueldo mínimo se aproxime a la canasta básica, que para marzo marcó unos $60.000.

La CGT prevé solicitar una suba de hasta el 40% y dejar abierta la posibilidad de un aumento en dos tramos.

El sector empresarial continuó definiendo este fin de semana la posición que plantearán en la reunión, pero se espera que esté por debajo de las expectativas sindicales.

La CTA quiere que el sueldo mínimo se aproxime a los $60.000

Una de las mayores aspiraciones del sector gremial es que, tras definirse el aumento, el Ministerio de Trabajo defina ya una nueva fecha para analizar las cifras en función de la inflación de los próximos meses.

Los sindicatos pretenden que ese nuevo encuentro se realice en octubre, antes de las elecciones legislativas, según indicaron a la agencia NA desde sectores sindicales.

La CTA de los Trabajadores liderada por Hugo Yasky coincide con la pretensión de un aumento del 40% y aspiran a que el pago se concrete en un solo tramo.

Por su parte, la CTA Autónoma pretende lograr que el salario mínimo se aproxime lo más posible a la canasta básica de $60 mil calculada por el INDEC para una familia tipo.

Llevarán como argumento la necesidad de hacer frente al crecimiento de la pobreza en el último año, que afecta al 42% de la población.

También reclamarían actualizar el tope salarial que excluye a los trabajadores de ingresos medios del sistema de asignaciones familiares.

La reunión virtual comenzará el martes a las 15 y, de no llegarse a un acuerdo, como suele ocurrir, laudará el ministro de Trabajo, Claudio Moroni.

Los sueldos pierden contra la inflación

Los primeros tres meses del año sumaron ya un 13% de inflación, con un promedio de 4,2%. Solo en marzo la suba de precios midió 4,8%. Estos datos parecen alejar cada vez más las previsiones del Ministerio de Economía sobre la inflación total de 2021 y, por consiguiente, hacen prever que este será el cuarto año consecutivo en el que los salarios pierdan poder adquisitivo.

Son varias las consultoras que estiman que de no frenarse esta tendencia, la inflación podría llegar al 60%, un número que duplica la meta planteada por el Gobierno. Mientras tanto, los aumentos de sueldos para este ejercicio rondan el 40%, distribuidos en dos momentos del año, aunque algunas empresas lo repartieron hasta en cuatro.

"El ritmo de devaluación y de actualización de las tarifas de los servicios públicos va por debajo del aumento de los precios. Se logró que la mayoría de las paritarias se alinearan con la meta oficial de 30% de inflación", advierte Idesa, en su nuevo informe Los salarios van a volver a perder con la inflación.

Y continúa: "Si bien el déficit fiscal es muy alto, se moderó respecto al año pasado y se viene aplicando una política monetaria conservadora. La mayor parte del déficit se financió con deuda y el Banco Central llevó al extremo la absorción monetaria con Pases y Leliqs".

Esta descripción es el preámbulo para enfrentar la pregunta que muchos se hacen actualmente: con la aceleración inflacionaria y enfrentando la segunda ola de Covid-19, ¿podrán los sueldos igualar o ganarle a la inflación?

Si se toman los datos del Ministerio de Economía, en los últimos 3 años la situación fue negativa para los ingresos de los trabajadores:

  • En 2018 la inflación fue de 3,3% promedio mensual y los salarios crecieron a razón del 2,7% mensual.
  • En 2019 la inflación fue de 3,7% mensual y los salarios crecieron a razón de 3% mensual.
  • En el 2020 la inflación fue de 2,6% mensual y los salarios crecieron a razón de 2,4% mensual.
2021 será el cuarto año consecutivo en el que los salarios pierdan frente a la inflación.

"Estos datos muestran que, más allá de la pandemia, la Argentina transita un nuevo ciclo de estancamiento con alta inflación y un impacto muy negativo en el salario real. La caída en el salario real de los trabajadores formales desde que se inició la crisis en el 2018 es del 15%. El resto de las remuneraciones, como las jubilaciones y los salarios informales, siguen la misma tendencia", indican desde Idesa.

Reactivación que no va al bolsillo

Carlos Barberena, gerente de Negocios en Bayton, asegura que "el deterioro de poder adquisitivo se profundizaría en 2021. De continuar así, crecería la brecha entre los ingresos y la inflación, pese a la diferenciación por sector y variantes por industria. Esto último se notó mucho el año pasado, como en las industria de desarrollo tecnológico y digitalización, que adecua los salarios de sus colaboradores por encima de la inflación para cuidar los talentos, no solo por la competencia interna de salarios, sino también de la proveniente del exterior con la moralidad remota y a través de uso de plataformas colaborativas".

Los expertos anticipan que de seguir la tendencia se profundizará la brecha entre precios y salarios.

Aunque los pronósticos sean de recuperación de la actividad productiva luego de la pandemia, con una tasa de inflación por encima del 4% mensual es imposible que los salarios le ganen a la inflación en el 2021.

"Mientras la inflación se mantenga alta no hay posibilidades de revertir este proceso de regresión. Intentar compensar la inflación con mayores aumentos de salarios solo servirá para acelerar el incremento de los precios. Tampoco resulta eficaz reprimir la inflación para que los salarios le ganen a la inflación con atraso cambiario, congelamiento de tarifas públicas, controles de precios y contracción monetaria a través del aumento de la deuda pública", resume el informe de Idesa.

Temas relacionados