¿Qué diferencia hay entre un plazo fijo y un plazo fijo UVA?

¿Qué diferencia hay entre un plazo fijo y un plazo fijo UVA?
En este artículo te vamos a explicar cuál es la diferencia que hay un plazo fijo y un plazo fijo UVA. Qué conviene elegir a la hora de invertir
Por iProfesional
04.09.2021 08.11hs Economía

A la hora de invertir es clave saber cuál es la diferencia que hay entre un plazo fijo tradicional y un plazo fijo UVA. Es por eso que explicaremos en qué consiste cada uno y además vamos a responder la pregunta que desvela a los ahorristas: Qué conviene elegir a la hora de invertir.

¿Qué diferencia hay entre un plazo fijo y un plazo fijo UVA?

Los plazos fijos Unidad Valor Adquisitivo (UVA) son una herramienta de inversión que se ajusta a la inflación. La unidad de valor adquisitivo equivale a la milésima parte del costo promedio de construcción de un metro cuadrado de vivienda en Argentina.

El valor de la UVA es determinado diariamente por el BCRA, que sigue un coeficiente ligado a la inflación denominado Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), con el objetivo de preservar el valor de la moneda de los contratos. Entonces, si la inflación aumenta, también aumenta el valor de la UVA.

El valor diario de la UVA puede seguirse accediendo al siguiente link.

¿Qué diferencia hay entre un plazo fijo y un plazo fijo UVA?

Plazos fijos UVA: tradicionales y precancelables

¿De qué se trata cada uno?

Plazos Fijos UVA Tradicionales

Permiten obtener un interés generado por una tasa fija y el componente variable UVA.

El monto mínimo es de $1.000, no permite la cancelación anticipada y el interés que otorga está compuesto por una tasa fija prepactada a lo que se le suma el valor UVA del día del vencimiento del plazo fijo.

Puede hacerse en efectivo o por débito de cuenta, permite elegir un plazo entre 90 y 365 días, y no tiene costos ni comisiones.

Plazos Fijos Uva Precancelables

Tiene un plazo único de 90 días. El interés se genera igual que en el anterior y se ajusta al índice CER. Igual que en el caso tradicional, el monto mínimo es de $1.000 y no tiene costo ni comisiones.

La precancelación se puede hacer a partir del día 31 desde la constitución del plazo fijo. En ese caso, se pagará un interés fijo pactado por el BCRA el día de la imposición del plazo.

Plazos fijos tradicionales y plazos fijos UVA: diferencias

La diferencia más importante entre los plazos fijos tradicionales y los plazos fijos UVA es la tasa que pagan:

  • los tradicionales ofrecen una tasa fija de 37% nominal anual,
  • mientras que los UVA implican una tasa variable que se ajusta por inflación, más un 1% nominal anual.

Los plazos fijos tradicionales brindan previsibilidad nominal y están exentos del impuesto a las ganancias. En cambio, los plazos fijos UVA otorgan previsibilidad medida en inflación pero se encuentran gravados por el impuesto a las ganancias por ser plazos fijos con cláusula de ajustes.

Plazo fijo UVA: características
Plazo fijo UVA: cuáles son sus características principales y cómo funcionan

Plazo fijo UVA: ¿cómo funciona?

Una vez hecho el depósito del capital a plazo, se convierte en UVA, que se ajusta en función al índice CER (Coeficiente de Estabilización de Referencia), según la publicación diaria del BCRA.

Cuando finaliza el plazo establecido, vuelve a convertirse en pesos al valor de la UVA de ese momento, que habrá subido junto con la inflación.

Por sobre esa variación, se paga un adicional que dispone cada banco pero que, por lo general, está entre 0,5% y 1,5% nominal anual.

Mientras los plazos fijos tradicionales permiten depositar a 30 días, la temporalidad mínima de los UVA es de 90 días.

Ventajas y desventajas de los plazos fijos UVA

Antes de realizar un diagnóstico sobre cuál de las alternativas es la mejor para invertir en los próximos meses, se deben tener en cuenta algunos puntos que son centrales.

En rigor, un plazo fijo ajustable por precios, como es el UVA, siempre es razonable para preservar el valor de los ahorros.

Sin embargo, existe otro factor que juega en este esquema y es la tasa mínima que establece el Banco Central para depósitos tradicionales a 30 días de plazo, que se mantiene invariable en el 3% mensual, y se mantiene en el mismo nivel que los que pagan los UVA, que exigen el encaje de los fondos durante 3 meses.

Aquí influye la desventaja de estar colocado a un plazo superior a un plazo fijo tradicional, sobre todo en la Argentina y en un período electoral. Esto suele visualizarse como riesgoso.

En cuanto a la alternativa UVA, si bien contempla la cancelación anticipada transcurridos 30 días de realizada la colocación, lo que sería una especie de "botón de arrepentimiento", la contra es que en ese caso reditúa sólo 2,5% mensual. En consecuencia, bajarse de un plazo fijo UVA tiene sus costos.

Plazo fijo UVA vs plazo fijo tradicional: cuál elegir

La incertidumbre juega un rol fundamental en las decisiones financieras, más allá de las características y volúmenes a colocar que tenga cada inversor.

En tal sentido, no se le escapa a nadie que en 2021 dicho nivel de incertidumbre puede alcanzar niveles insospechados, pues son varios los factores que convergen en ella. A modo de ejemplo, pueden mencionarse:

  • Todo lo inherente al Covid-19, incluyendo las nuevas cepas y lo referido al plan de vacunación.
  • Niveles de inflación que lejos de ceder, parecen incrementarse mes a mes.
  • Un dólar que por el momento se mantiene controlado, pero sujeto a las fuerzas del mercado
  • Los avances en la negociación con el FMI.
  • La agenda política que incluye las PASO y las elecciones legislativas.

Frente a este escenario, aquellos ahorristas que deben decidir dónde colocar sus fondos enfrentan una verdadera encrucijada.

¿Qué conviene? ¿Apostar por el dólar, por un plazo fijo tradicional, o por un plazo fijo UVA? 

Una pequeña ayuda para tratar de resolver este complicado escenario es recurrir al tradicional informe que elabora mensualmente el Banco Central, denominado "Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), en el que se presentan los resultados de la encuesta que se realiza entre un numeroso número de consultoras, analistas independientes, universidades, etc.

Según la autoridad monetaria, "el REM consiste en un seguimiento sistemático de los principales pronósticos macroeconómicos de corto y mediano plazo que habitualmente realizan personas especializadas, locales y extranjeras, sobre la evolución de variables seleccionadas de la economía argentina".

Tomando como referencia el relevamiento recientemente publicado, se consideraron las estimaciones mensuales referidas a la evolución de los precios al consumidor, de las tasas de interés y del tipo de cambio mayorista para los próximos seis meses y se plantearon tres supuestos sobre la forma en que se moverá la brecha entre el blue o el dólar MEP y el dólar oficial.

 

Del cuadro surge que: 

1. Trimestre agosto a octubre 2021

La mejor inversión sería el plazo fijo tradicional, pues tendría una rentabilidad del 8,6%, frente al 8,4% de un depósito ajustado por UVA y el 4,2% del dólar, si se mantuviera la actual brecha que separa la blue del dólar oficial.

Cabe señalar además que la preminencia del plazo fijo tradicional incluso se mantendría si la brecha cambiaria trepara al 90% o incluso al 100%.

2. De noviembre a enero de 2022

Es un período que excede el cronograma electoral y, siempre según el REM, el plazo fijo tradicional rendiría un 8,7%, mientas que el plazo fijo UVA ganaría un 9,4%, mientas que el dólar mayorista avanzaría un 10,4%, es decir el mismo porcentaje que ganaría el blue si la brecha se mantuviera constante.

En caso que esta trepe al 90%, la ganancia del trimestre sería del 12,2%, mientras que si se elevara al 100%, la rentabilidad sería superior al 16%.

3. De agosto a enero de 2022

En cuanto al resultado que se podría obtener manteniendo a lo largo del tiempo la misma opción, la mejor opción sería el dólar blue, siempre y cuando la brecha concluya al 100% sobre el dólar oficial, pues ganaría por encima del 24%.

Pero en caso que la brecha fuera del 90%, existiría un vitual empate entre el dólar, el plazo fijo tradicional y el ajustado por UVA, pues todos rondarían el 18,5%.

Finalmente, a partir de los datos publicados por el Banco Central, la mejor composición sería si se optara por un depósito tradicional para los primeros tres meses y luego el blue, siempre y cuando la brecha fuera del orden del 100%.

En conclusión, los plazos fijos tradicionales otorgan previsibilidad nominal y están exentos de Impuesto a las Ganancias, mientras que los plazos fijos UVA brinda previsibilidad medida en poder de compra (inflación), aunque por tratarse de plazos fijos con cláusula de ajuste (Ejemplo: ajustables por variación del UVA), se encuentran gravados en el Impuesto a las Ganancias a la escala progresiva que va del 0% al 35%, dependiendo del resto de los ingresos gravados que tenga el inversor.

Asimismo, hay otros factores más bien operativos que son trasversales a ambas alternativas como pueden ser precancelabilidad y plazos, variables siempre otorgarán un mayor/menor atractivo en cualquiera de las versiones disponibles.

Resultará entonces determinante para la decisión final del inversor tener en cuenta su percepción de inflación esperada y el nivel de riesgo frente a este fenómeno que está dispuesto a afrontar.

Cómo calcular los intereses de un plazo fijo 

Hay diferentes metodologías para abordar el cálculo y diferentes tipos de interés y plazos fijos que se observan hoy dentro del sistema financiero Argentino.

En el caso de un plazo fijo, la tasa de interés aparece como el porcentaje de ganancia que espera obtener toda persona que haya cedido determinada cantidad de dinero al banco, el cual se comprometió a mantenerlo bajo su custodia dentro de un tiempo determinado que, finalizado, tiene el deber de devolver dicha cantidad más una suma de dinero en forma de intereses acordados.

Esta suma de intereses son los que representan el rendimiento final de un plazo fijo.

¿Cómo se calculan los intereses de un plazo fijo en pesos?

Es necesario entender que calcular su rendimiento es calcular los intereses totales que generó hacia el final del periodo que abarcó el plazo fijo. Para que quede claro este concepto mejor, veamos un ejemplo:

Una persona posee $2.000 pesos y decide depositar (prestar) ese dinero al banco durante un plazo de 30 días. Supiendo que el banco le ofrece una TNA (tasa nominal anual) del 30%, tenemos:

  • Capital ($) a invertir: $2.000
  • Tiempo de duración del plazo fijo (t): 30 días
  • Tasa de interés que da el banco (TNA): 0,30 (30%), a fines de efectuar cálculos, la tasa debe ser expresada numéricamente y no en términos porcentuales.

Para saber cómo calcular los intereses de un plazo fijo, teniendo en cuenta los datos proporcionados anteriormente, basta con aplicar una sencilla fórmula:

Capital x (tasa de interés x el plazo / 365)= intereses ganados

Es decir: 2.000 x (0,3 x 30 /365) = $49,31 interés ganados por depositar $2.000 a 30 días en un plazo fijo que prometía una tasa de interés del 30% anual nominal.

Finalmente para calcular el monto de un plazo fijo en pesos al final del periodo considerado, no es otra cosa que sumarle al capital inicial los intereses generados:

$2.000 + $ 49,31= $2.049,31 es el monto final de este plazo fijo.

¿Qué interés te da un banco para un plazo fijo en pesos?

En general, los principales bancos en la Argentina trabajan con una tasa nominal anual (TNA).

Los 10 bancos con mayor volumen de depósitos son:

  • Banco Nación
  • Santander Río
  • Galicia
  • Banco de la Provincia de Buenos Aires
  • BBVA Argentina
  • Banco Macro
  • HSBC Bank
  • Crediccop cooperativo
  • ICBC
  • Banco de la Ciudad de Buenos Aires

Todos los mencionados ofrecen una TNA Plazo Fijo $100.000 intransferible a 30 días del 37%, aunque este porcentaje no es estático sino que puede variar.

¿Qué es la TNA en un plazo fijo?

Esta tasa es la que paga el banco por haber efectuado el cliente un préstamo y no se suma al capital.

Es decir que una vez finalizado el tiempo de duración del plazo fijo, los intereses generados se retiran y no se reinvierten o integran al capital nuevamente.

Ahora bien, ¿qué pasaría si el ahorrista o el depositante del dinero decidiera no retirar los intereses ganados? En esta situación surge el concepto de interés compuesto y aparece la tasa efectiva anual (TEA) con la que también trabajan los bancos y por lo general resulta ser una tasa un poco más alta que la TNA.

¿Que es la TEA en un plazo fijo?

Es aquella tasa que acumula el interés al capital inicial, es decir, los intereses ganados son reinvertidos nuevamente para generar más intereses sobre un nuevo capital a invertir.

Entonces: ¿cuál es la diferencia entre la TEA y TNA?

Por si no quedó claro, la diferencia entre la TEA y TNA, radica en si el depositante decide o no retirar los intereses al finalizar el periodo de duración del plazo fijo.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ
Temas relacionados