Aparece un nuevo protagonista para cerrar la renegociación del nuevo acuerdo con el FMI

La semana pasada apareció un nuevo intelocutor que será un actor importante en las negociaciones que llevan desde hace más de un año Guzmán y Chodos
Por Carlos Arbía
29/11/2021 - 06,34hs
Aparece un nuevo protagonista para cerrar la renegociación del nuevo acuerdo con el FMI

La principal preocupación del sector privado, los empresarios y los financistas en relación a los próximos meses es cuándo y cómo el gobierno de Alberto Fernández podrá llegar a un acuerdo definitivo con el Fondo Monetario Internacional. Lo que se intenta renegociar es el acuerdo por u$s57.000 millones que firmo Mauricio Macri en julio del 2018. De ese total ya se recibieron unos u$s45.000 millones.

Como novedad, la semana pasada apareció un nuevo intelocutor con el mundo empresario y que será un actor importante en las negociaciones que llevan desde hace más de un año ministro Martin Guzmán y el director ante el FMI Sergio Chodos.

El jefe de Gabinete Juan Manzur manifestó frente a empresarios que lo escuchaban en el Hotel Alvear en una reunión organizada por el Cicyp que "el Gobierno va a buscar por todos los medios un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional" y agrego que "estamos trabajando con seriedad y responsabilidad. Estamos haciendo todos los esfuerzos para que las autoridades de los organismos acepten un acuerdo que nos permita continuar con este proceso de crecimiento económico que hemos comenzado", señaló. 

"Estamos trabajando en eso con seriedad y mucha responsabilidad -aseguró el jefe de Gabinete-. Estamos haciendo todos los esfuerzos para que también las autoridades de los organismos acepten un acuerdo que nos permita continuar en este proceso de crecimiento económico que hemos comenzado".

También reconoció que "ordenar el problema" del endeudamiento con el organismo internacional, "resolverlo y concluirlo" llevará tiempo.

Manzur apuntó de forma directa contra el gobierno de Mauricio Macri al afirmar que "la deuda que el tomo quedará como una carga histórica para la gestión anterior, que facilitó una fuga de divisas irresponsable". Además, destaco que "aun con esta consciencia de la complejidad del presente, vamos a trabajar para lograr la consistencia macroeconómica que es necesaria para un desarrollo sustentable".

Manzur reconoció que "ordenar el problema" del endeudamiento, "resolverlo y concluirlo" llevará tiempo.

Junto a Manzur estaban el secretario presidencial Gustavo Beliz y el ministro del Interior Eduardo "Wado" de Pedro, dos funcionarios que tienen muy buena relación con la mayoría de los empresarios.

Por lo que se comentó luego de esa reunión de los empresarios con Manzur, hay tres puntos: la inflación, el ajuste del dólar oficial y el aumento de impuestos serán las principales variables a la hora de promover una baja del déficit fiscal en 2022 y llegar a un acuerdo con el FMI.

Esto implicaría que podrían ser las jubilaciones y los salarios del sector público los principales golpeados ante la necesidad de realizar un recorte del rojo del sector público. Al parecer el ajuste de tarifas seria moderado ante la necesidad de recuperar el poder adquisitivo de los salarios, algo que este año volvió a quedar a mitad de camino.

Un reciente informe de la consultora LCG, explica que "el rojo de arranque de 2022 se proyecta en 4% del PBI. Pero sin gasto COVID y por el rezago de la fórmula de movilidad comenzaría con un déficit primario de 3,1% del PBI". El proyecto de Presupuesto para el año próximo prevé un rojo primario de 3,3% del Producto, pero para el Fondo se trata de un ajuste insuficiente.

El ministro Martin Guzmán señaló en su participación en las Jornadas Monetarias y Bancarias organizadas por el BCRA que la intención para el año próximo es "reducir el financiamiento del Tesoro vía emisión monetaria". La intención de Guzmán seria avanzar con un aumento segmentado, pero es algo que ya se intentó en otras oportunidades sin que se haya llegado a implementar.

El FMI pide un mayor recorte del déficit fiscal para el 2022. El Gobierno proyectó 3,3% del PBI para el año próximo, pero para el organismo es un valor exagerado. Entre energía y transporte, los subsidios llegaron este año a 3,2% del PBI. En un escenario razonable, el objetivo sería que no sigan aumentando, pero eso necesariamente requerirá de aumentos mayores a los de este año, que en el caso de luz y gas no llegaron al 10%. No será fácil evitar que los aumentos tarifarios no se acerquen a la inflación durante 2022. Además, los aumentos de los precios internacionales de la energía también ponen más presión a la ecuación.

Por otra parte, la aceleración en ritmo de devaluación del tipo de cambio oficial también podría generar mayores ingresos fiscales. Los Derechos de Exportación o retenciones se calculan al dólar oficial, por lo que un aumento más rápido que el actual automáticamente se traduciría en un incremento de los ingresos fiscales.

Se intenta renegociar es el acuerdo por u$s57.000 millones que firmo Mauricio Macri en julio del 2018

Entre los principales empresarios invitados estuvieron Javier Bolzico, presidente de la Asociación de Bancos Argentinos (Adeba); Mario Grinman (Cámara de Comercio), Iván Szczech (Cámara Argentina de la Construcción), Fabián Papini (Sociedad Rural), Martín Cabrales, tesorero de la entidad y directivo de Copal y Adelmo Gabbi (Bolsa de Comercio).

El discurso de Manzur duró unos 50 minutos y de acuerdo a la opinión de algunos empresarios consultados por iProfesional fue muy correcto y estuvo a la altura de las circunstancias. La gran pregunta que surgió es en qué momento el Gobierno concretará un nuevo programa financiero con el Fondo Monetario Internacional.

El tema principal de conversación entre los empresarios, antes y después de que Manzur disertara en el salón Versalles, estuvo relacionado a qué señales de política económica hacia adelante dejaría el jefe de ministros en su discurso. Lo que no contesto Manzur es si el gobierno pagara el próximo 22 de diciembre la cuota de unos uss 1900 millones al FMI y como hará para llegar a fin de marzo sin un acuerdo con el organismo.

Daniel Funes de Rioja, el presidente del Cicyp y de la UIA dijo que "en esta segunda etapa de Gobierno se percibe una actitud" de acercamiento del Poder Ejecutivo a los empresarios. En ese sentido, consultado en rueda de prensa sobre algunas de las medidas que tomó el Gobierno en los últimos meses, como por ejemplo el congelamiento de precios, que Manzur definió como "temporarios", Funes de Rioja dijo que estará "involucrado en la discusión" cuando llegue el momento de determinar cómo seguirá el control de precios después del 7 de enero. El presidente de la Bolsa de Comercio Adelmo Gabbi manifestó a iProfesional que "para que haya un círculo virtuoso entre el capital y el trabajo necesitamos un Estado que gaste menos y generar más empleo.

Temas relacionados