La receta de Rubinstein para salir de la crisis: punto por punto, las medidas que tomaría el viceministro

El ahora viceministro de Economía planteaba una serie de medidas útiles para contener el déficit fiscal y qué hacer con el dólar para salir adelante
Por iProfesional
05/08/2022 - 18,45hs
La receta de Rubinstein para salir de la crisis: punto por punto, las medidas que tomaría el viceministro

El ministro de Economía, Sergio Massa, designó a Gabriel Rubinstein al frente de la Secretaría de Programación Económica, que en los hechos ocupará el rol de viceministro.

Rubinstein es un economista de amplia experiencia que acompañó a Roberto Lavagna en la negociación con el FMI a comienzos del siglo y que luego fue su representante técnico en el BCRA.

Desde hace algun tiempo, el economista, titular de GRA Consultora, viene advirtiendo desde hace tiempo por los encajes, pronosticó la crítica escasez de reservas que iba a ocurrir a partir de junio y proyectó un 90% de inflación anual en 2022.

En un análisis que escribió para iProfesional hace unas semanas, el economista dio a conocer algunas medidas para salir de la crisis: "Dado que el déficit que esperamos en general las consultoras económicas es mayor al proyectado en el acuerdo con el FMI, cumplirlo sería en sí, un factor de más tranquilidad".

"Una mejora fiscal, implica menos desahorro. Lo cual implica, obviamente menos gasto, y mayor superávit comercial. Lo cual implica más reservas para el BCRA. Lo cual implica 2 cosas: alivio en el frente cambiario, y más chances de acercarnos a las metas con el FMI en materia de reservas (lo cual implica más tranquilidad económica también)", agrega el ahora viceministro.

Por otra parte, aseguró que "una mejorar fiscal impactaría más favorablemente en el cascoteado mercado de bonos en pesos: menos necesidad de rollover, y más tranquilidad de los bonistas, lo que a su vez permitiría al BCRA, dejar de emitir pesos para defender los precios de los bonos".

Rubinstein se desempeña como consultor privado en Economía y Finanzas

Y advirtió: "Una mejora fiscal implicaría menos emisión de pesos, lo cual facilitaría esfuerzos para bajar la inflación, que se encuentra en niveles altísimos".

Según Rubinstein, "para contener el déficit fiscal, habría que tomar algunas medidas", entre las que incluyen suba de tarifas (para bajar subsidios), no promover más moratorias jubilatorias, archivar hasta nuevo aviso el proyecto de salario universal, entre otras.

Las tres medidas de Rubinstein recomendó tomar con el dólar

A comienzos de junio, cuando aún estabal Martín Guzmán en el ministerio de Economía, Rubinstein publicó en iProfesional un análisis sobre las medidas que debía tomar el Gobierno para apagar el incendio.

En ese momento, advertía que si bien los problemas no eran nuevos, "se han acelerado los tiempos. En consecuencia, el Gobierno deberá ponerse las pilas y actuar con premura".

"Aun con las enormes limitaciones que tiene (falta de un buen plan, falta de credibilidad, cascoteo incesante de Cristina, etc.), el Gobierno puede y debe actuar ante los problemas creados en forma inmediata. Por ejemplo, podría/debería: comprar bonos hasta restaurar valores anteriores a las corridas últimas y definir nuevas reglas de juego cambiarias", argumentaba el economista.

En cuanto al dólar, recomendó al Gobierno tomar estas tres medidas:

1.Reforzar el cepo al dólar

"Empezar por desactivar al menos una parte de la gran cantidad de importaciones truchas que estarían sucediendo, subir impuesto PAIS, restringir más los viajes y compras de particulares en el exterior, encepar más el dólar ahorro, buscar limitar las importaciones suntuarias. etc. Si hace todo, esto, podría retener el BCRA muchos más dólares de lo que hace ahora. ¿Los costos? Un poco menos de PIB, más suba inicial de brecha (demanda de dólares que el BCRA ya no satisfaría por el oficial e iría al paralelo), más mal humor en clase media, un poco más de inflación (algunas importaciones se harían en CCL, etc.)", advertía. 

2. Virar hacia un desdoblamiento del mercado cambiario

"Con un mercado comercial y otro financiero, una buena demanda de dólares que presiona hoy al oficial iría al financiero. El BCRA retendría muchos más dólares pero, nuevamente, al menos en un primer momento, subiría la brecha. Habría problemas que resolver: a) ¿se puede, sin más, obligar a empresas que entraron dólares por el MULC al dólar oficial, a cancelar deudas por el CCL?, b) lo mismo para intereses y c) lo mismo para dividendos", señalaba el economista.

3. Unificar el mercado

"Prácticamente imposible para este Gobierno, que no tiene ni la convicción ni la capacidad política para eliminar el déficit fiscal, que no tiene reservas, etc. El dólar subiría muy disruptivamente", indicaba Rubinstein.

Temas relacionados