Massa, el Presupuesto 2023 y el temor a un "shutdown" del Estado

El ministro y su equipo defenderán el proyecto de Presupuesto en el Congreso ante una oposición que no avalará "compromisos imposibles de cumplir"
16/09/2022 - 08:45hs
Massa, el Presupuesto 2023 y el temor a un "shutdown" del Estado

Cerca del ministro de Economía, Sergio Massa, aseguran que aún no dialogó con ninguno de los principales dirigentes parlamentarios de la oposición para evitar que su proyecto de presupuesto nacional corra con la misma suerte que obtuvo el presentado el año pasado por uno de sus antecesores en el cargo, Martín Guzmán.

El 16 de diciembre pasado, en medio de polémicos discursos en la Cámara de Diputados, como el que expresó Máximo Kirchner, y con el descontento de la Vicepresidenta Cristina Fernández por el contenido de recortes en el gasto público, la oposición fue prácticamente empujada a rechazar el Presupuesto en una votación muy disputada, 122 votos afirmativos, 132 negativos y 1 abstención, que dejaron a la administración de Alberto Fernández sin ley para administrar los recursos públicos.

Funcionarios del Palacio de Hacienda consultados por este medio afirmaron, "esta vez no hay más tiempo para polémicas y rechazos legislativos. Sergio se va a tomar, a partir de este fin de semana, todos los cafés necesarios con los líderes opositores para avanzar en esta ley, sencillamente, porque no se puede volver a prorrogar el presupuesto del año 2021, que es la herramienta con la que se gobernó hasta acá".

"Si volviera a producirse un rechazo parlamentario se produciría un shutdown del gobierno. El Estado dejaría de funcionar. Sería una catástrofe difícil de imaginar conociendo a los actores legislativos de la oposición más razonables y responsables. Pero, esto es Argentina y todo puede suceder", finalizó un secretario con acceso al despacho de Sergio Massa en el quinto piso del Palacio de Hacienda.

Presupuesto 2023: el rol que jugará el equipo de Massa

Y, a juzgar por la agenda que tendrá el equipo de funcionarios que acompañan a Massa en la función, como la secretaria de Energía, Flavia Royón, el economista y viceministro, Gabriel Rubinstein o el secretario de Hacienda, Raúl Rigo, durante las próximas semanas deberán comparecer ante las comisiones que analizarán con lupa el proyecto de presupuesto conocido en ámbitos legislativos como ley de leyes, por el carácter de plan de gobierno que poseen.

Es, precisamente, Raúl Rigo el funcionario que vivirá estos días como una especie de revancha. 

Cerca del ministro de Economía, Sergio Massa, aseguran que aún no dialogó con ninguno de los principales dirigentes parlamentarios de la oposición para evitar que su proyecto de presupuesto
Cerca de Massa aseguran que aún no dialogó con ningún dirigente parlamentario de la oposición para evitar que su proyecto de presupuesto se caiga

De extensa trayectoria en la función pública se convirtió en uno de los expertos más importantes en la confección de Presupuestos y fue, durante los años de Martín Guzmán al frente de Economía, uno de sus más confiables colaboradores. 

Renunció junto al economista platense que fue desgastado por las críticas kirchneristas de "funcionarios que no funcionan" pero Massa lo rehabilitó y fue, de hecho, el funcionario que configuró el actual proyecto que tiene entre sus premisas generales lograr un crecimiento del 2%, contener la inflación en torno a un 60% anual, reducir el déficit fiscal en 1,9%, en línea con lo prometido a los  funcionarios del FMI y hasta una estimación de la cotización del dólar en su punta vendedora en torno a los 270$ por unidad de la divisa norteamericana hacia diciembre de 2023.

Presupuesto 2023: todas las miradas están puestas en la oposición

Sin embargo, para discutir la letra chica de la norma a sancionar, el equipo de Sergio Massa deberá invitar muchos cafés porque la oposición ya tiene su plantel definido y en muchos casos se trata de "halcones" y no de "palomas" de Juntos por el Cambio.

En la principal bancada opositora se está escuchando cada vez más al único integrante del bloque Republicanos Unidos, Ricardo López Murphy, que podría ser muy exigente con las tablas Excel de ingresos y egresos de fondos públicos. 

No menor será la exigencia que planteen los economistas Martín Tetaz, del bloque Evolución o Luciano Laspina del PRO que, junto al cordobés radical, Víctor Hugo Romero y al vicepresidente tercero del cuerpo, Álvaro González, ya están planteando sus dudas por ciertas proyecciones e intentarán que asistan a las comisiones de Presupuesto, todo el gabinete de Alberto Fernández y los titulares de las empresas estatales.

2022: el año que se vive a puro decreto

La insólita votación de fines del 2021 que terminó con el rechazo al proyecto de presupuesto para el corriente ejercicio fiscal tuvo un antecedente cercano durante el segundo mandato de Cristina Kirchner en el año 2011 cuando el proyecto no fue tratado y se decidió prorrogar el presupuesto del año 2010 y, en 2020, cuando el gobierno de Alberto Fernández resolvió no poner en consideración el proyecto remitido por la administración que precedió a la suya del gobierno de Cambiemos.

El ministro y su equipo defenderán el proyecto de Presupuesto en el Congreso ante una oposición que no avalará
Massa  y su equipo defenderán el proyecto de Presupuesto en el Congreso ante una oposición que no avalará "compromisos imposibles de cumplir"

Sin embargo, desde el retorno de la democracia en el año 1983, nunca había sucedido que un gobierno tuviera un "bochazo" en plena sesión donde se intentaba aprobar una norma tan fundamental para la vida de los ciudadanos.

Si bien, la Ley 24.756 y su artículo 27 es clara y precisa para estos casos y habilita al Presidente a prorrogar el presupuesto vigente en caso de no contar con uno aprobado al inicio del año, se trata de un verdadero incordio porque los funcionarios del Poder Ejecutivo Nacional deben eliminar los recursos que no puedan ser recaudados nuevamente y los gastos que, lógicamente, no se prevén realizar. Además, los funcionarios recaudadores no pueden aspirar a modificar y aumentar tasas impositivas sin la autorización del Congreso de la Nación.

En este sentido bastará con recordar el informe presentado por Sergio Massa, en ese momento al frente de la Cámara Baja, en el que advirtió que por el rechazo al proyecto se perdieron cerca de 180 mil millones de pesos de fondos coparticipables por la disminución del impuesto a los Bienes Personales y Ganancias.    

Por ello es importante señalar que "la bala de plata" ya se gastó para el corriente año y una nueva prórroga del Presupuesto no es posible. Los efectos de un shutdown en la Argentina se trasladarían de manera inmediata a los pagos de jubilaciones, pensiones, planes sociales y, desde luego, el cierre de numerosas oficinas estatales ante la falta de dinero para operar.

Temas relacionados