Casillas rurales, vagones, containers y hoteles de lujo para perros: los alojamientos más exóticos cerca de Capital

La originalidad no tiene techo. Cómo son y cuánto cuesta pasar la noche en los alojamientos menos tradicionales de la provincia de Buenos Aires.
18/12/2022 - 06:48hs
Casillas rurales, vagones, containers y hoteles de lujo para perros: los alojamientos más exóticos cerca de Capital

El 38% de los argentinos pretenden vivir una experiencia más auténtica a la hora de viajar, según marca un informe de Booking del primer semestre de 2022. Es, que, a la hora de elegir las vacaciones o hacer una escapada, hace rato que el turista viene implorando por propuestas más innovadoras. En este aspecto, seguramente sea el glamping la modalidad de alojamientos alternativos más propagado en los últimos años.

Esta opción de hermanar la comodidad del hotel y la vida de camping ya pulula por los diversos puntos del país. Un ejemplo son las tiendas de Refugio Glamping (avenida Nº 5 al final del camino), en Lobos, ubicadas dentro de un bosque de 10 hectáreas donde, según sus dueños, solo se siente "la brisa fresca y el canto de más de 60 variedades de pájaros"; por lo que solo permiten escuchar música con auriculares y la circulación de vehículos está limitada a ciertas áreas. Además, se puede practicar kayak, paddle surf, hacer cabalgatas, tomar clases de yoga o disfrutar de su cerveza artesanal y la mejor comida gourmet.

Su variopinta oferta de glamping va desde el estándar (a partir de $26.000, para 4 personas) hasta el premium (desde $49.000, hasta 6 personas). Y, según el "modelo", vienen con bolsas de dormir, aislantes, almohadones, colchones, sommiers, luces solares led, ropa de cama, toallas y desayuno.

Casillas rurales, vagones y containers son algunas de las propuestas de alojamientos raros a menos de 500 km de Capital
 
También está la opción Tiny House (desde $49.000, para 2 personas) y SUMbox (desde $55.000, para 4), que suman camas rebatibles, horno microondas, heladera, aire acondicionado, heladera, anafe y TV.

Alojamientos con espíritu ferroviario

Otra tendencia que viene sumando "partidarios" a la de dormir son los medios de transporte. Allí se alista Los vagones de Areco, a 110 km de la Ciudad de Buenos Aires y a 7 km de la antigua Estación Vagues, un hotel en medio del campo con 7 habitaciones –con aire acondicionado frío-calor, calefacción, baño en suite y deck privado– dentro de antiguos vagones de ferrocarril y de subte restaurados y ambientados con muebles de época. Cuenta con un museo donde destacan antigüedades que transportan al visitante "hacia un viaje a lo largo de la historia". Atención: no aceptan mascotas. 

Por su parte, El vagón B&B (Av. Massey S/N), en las afueras de Lincoln, tiene capacidad para 4 personas (un cuartito con cama matrimonial y un estar con 2 camas) o para 5/6 usando "La Vagoncita", un anexo con capacidad para 1 o 2 personas más y otro baño. Ofrecen parrilla y fogón, heladerita, microondas, tostadora, split, caloventores y un tanque australiano para quien quiera refrescarse. El precio es de $17.000, en base doble, o $20.000, por el adicional.

En materia de alojamientos, otra tendencia que viene sumando "partidarios" a la de dormir son los medios de transporte

Otra posibilidad de turismo rural y fuera del raíl está en Bartolomé Bavio, a 90 km de CABA: en Los Dos Vagones brindan servicios solamente para adultos, con una laguna pequeña con muelle, un gran parque y un añoso y frondoso bosque.

Y si bien los vagones centenarios de carga reciclados son las estrella del lugar, hay otras comodidades, como el minivagón vintage o las dos tiny houses rodantes. Coronan la estadía 2 piscinas, el tanque australiano, el minigym y un SUM para desayunos, meriendas y refrigerios con la modalidad autoservicio. 

Este tipo de alojamientos cuenta con todas las comodidades

Dormir en alojamientos sustentables

La originalidad de esta lista de alojamientos parece no encontrar techo. A 495 km de la Ciudad, en el caso de Container Cubo Hotel (Quequén), sus 8 habitaciones dobles y triples con vistas al mar fueron inspiradas en el juego del yenga. Hasta "los huéspedes dicen que se olvidan dónde están", según Emmanuel Fernández, el ‘cerebro’ de la idea.

Con la sustentabilidad como eje, fue construido con 5 containers de 12 m de largo, muchos materiales reciclados, posee termotanques solares para calentar el agua y paneles para luces led. El precio promedio es de $13.000 la noche (fuera de temporada).

Son alojamientos ideales para descansar un fin de semana

Entretanto, en Tandil (a 355 km de la Capital), Viejo Bueno ofrece pernoctar en viejas casillas rurales que fueron encontradas –la primera, un carro centenario que traía maquinaria agrícola de Europa– en pueblitos de la provincia de Buenos Aires y, posteriormente, reacondicionadas, en principio como un hobby. Son tres "cabañas" con capacidad para 2 y 3 personas, a 100 metros de un arroyito con caballos pastoreando, parrilla, pérgola, hamaca paraguaya, juego de jardín y una pileta de uso compartido.

Los valores para este verano rondan los $20.000 la noche e incluyen desayuno, ropa blanca, servicio de wifi y DirecTV.  ¡Y son petfriendly!

Y para el can, también 

Para cuando la posibilidad de llevar a los perros de vacaciones no es viable o son los mismos alojamientos los que no lo permiten, con la posibilidad de servicio de transporte puerta a puerta, PetVille Animal Resort es un centro integral con 70 habitaciones con AA y calefacción, ventanas al exterior con mosquitero y 4 veterinarios que tratan los problemas de salud con los que pueda ingresar el ‘huésped’.

La originalidad de esta lista de alojamientos parece no encontrar techo: hoy hay hasta para perros

Y aparte de fisioterapia, magnetoterapia, ozonoterapia, acupuntura, etc., cuentan con servicios de pileta, baños, spa, grooming, y hasta tienen un chef que le prepara comida especial. La estadía cuesta 9.900 pesos.