NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Tras la suba del dólar

Dujovne buscó transmitir tranquilidad luego de la corrida cambiaria: "No hay ninguna posibilidad de default ni de 2001"

Dujovne buscó transmitir tranquilidad: "No hay ninguna posibilidad de default ni de 2001"
El ministro de Hacienda habló del impacto que generan las medidas de ahorro fiscal. "No vinimos a que el mercado nos felicite por un ajuste", señaló
15.08.2018 08.44hs Finanzas

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, intentó enviar un mensaje de tranquilidad a la sociedad frente a la nueva corrida cambiaria provocada por el desplome de la lira turca y del anuncio de nuevas medidas económicas: "No hay ninguna posibilidad de default ni de 2001".

"Sabemos que hay mucha gente que le cuesta llegar a fin de mes, que está sufriendo y que le gustaría que vayamos más rápido en solucionar los problemas que datan de 70 años", expresó en una entrevista en América TV y agregó: "Tenemos una responsabilidad muy grande: evitar una megacrisis como la de 2001 porque ahí acumulás nuevas camadas de pobreza; la gente necesita veinte años de reformas y de crecimiento para ser un país desarrollado".

"Este año la Argentina no va a crecer como lo esperábamos", admitió el funcionario de Cambiemos.

Además, criticó a quienes desde los programas de televisión comentan cómo resolver los problemas económicos que atraviesa el país. "Uno escucha muy irresponsablemente a los que desde una silla piden que demos de baja las jubilaciones que entraron por moratoria, por ejemplo; gobernar es distinto que opinar desde una silla".

"No vinimos a que el mercado nos felicite por un ajuste", sentenció en el programa "Animales Sueltos" cuando Alejandro Fantino le preguntó, justamente, por las voces que desde el mercado reclaman acelerar el recorte del gasto público.

En cuanto a las medidas para el "ahorro fiscal", aseguró que el FMI no tuvo nada que ver y que el organismo no le dice al Gobierno "cómo ajustar". Y sostuvo que ve "mucha comprensión de los gobernadores, que son socios en llevar a la Argentina por la buena senda del equilibrio fiscal". También deslizó que los gobernadores estaban enterados de que se venía la eliminación del Fondo Federal Solidario, aunque el planteo era hacerlo en el Presupuesto 2019.

"Hay que tener en cuenta los límites políticos en los que uno se mueve. Hay condiciones políticas que permiten hacer determinada política fiscal y otras que no", remarcó en cuanto a las posibilidades de ajuste del gasto público.

Sobre el "gradualismo" dijo que fue "un nombre" que se le dio a "lo que estaba haciendo el Gobierno" en los primeros años que, sin embargo, eran "un conjunto de política, que para muchos entonces era un ajustazo". También destacó que ciertos ajustes se hicieron a ritmo más lento porque "hubo un límite que vino dado institucionalmente", por ejemplo por los fallos en contra de algunas de las subas de tarifas.

Sobre los cuadernos de las coimas en las licitaciones de obra pública durante el kirchnerismo, Dujovne dijo: "A mí me gustaría que cuando miremos la Argentina dentro de veinte años se pueda marcar este episodio como el inicio de una Argentina transparente, ética, como un episodio en el que la corrupción puede quedar en el pasado". Y aprovechó para fustigar contra el gobierno anterior: "El kirchnerismo fue un gobierno de saqueo, fue una oportunidad perdida".

Para concluir, se refirió a si el caso podría provocar algún efecto negativo como sucedió con la recesión en Brasil tras el Lava Jato. "Sí, sabemos que esto algún impacto va a tener en términos de actividad, tenemos que asumirlo; el impacto creo que va a estar centrado en la construcción, ahí tenemos que movernos rápido. Vamos a tener que generar los mecanismos para que no se frene la construcción como pasó en Brasil". Y concluyó: "Tenemos que ser creativos en el marco de la legislación porque eso afecta el empleo también".

Con Macri, WhatsApp y tres reuniones por semana

Dujovne explicó cómo se organiza con los otros miembros del Gabinete. "Con (el titular del Banco Central, Luis) Caputo "hablamos muy seguido, varias veces al día".

"Tenemos que coordinar por ejemplo si el Central licita Lebac, qué día licitamo nosotros las Letes", contó.

"Con Macri usamos mucho el WhatsApp, pero los lunes, miércoles y viernes arrancó el día con una reunión con el Presidente. Se llaman reuniones de coordinación", dijo.

"Cuando me reúno con Macri, es una mezcla de contarle cosas que están ocurriendo, nivel de actividad, inflación, política impositiva, y además uno consulta, pide autorización".

Más sobre Finanzas