Más artículos

El Central apura medidas para que Pymes accedan a créditos blandos con garantías oficiales

El Central apura medidas para que Pymes accedan a créditos blandos con garantías oficiales
Apunta a que las micro, pequeñas y medianas empresas cuenten con el aval de fondos de garantía públicos para obtener préstamos y asegurar pago de salarios
Por Melina Manfredi
26.03.2020 13.41hs Finanzas

El Directorio del Banco Central (BCRA) probablemente no realice su tradicional reunión este jueves debido a la cuarentena para frenar el avance del coronavirus. Sin embargo, los funcionarios de la autoridad monetaria continúan mirando con preocupación la situación crediticia de las mipymes. 

Como parte de sus medidas de para esta situación excepcional, el organismo impulsó a los bancos a prestar a las Pymes a tasa de 24%. Si bien algunas entidades ya lanzaron sus líneas en ese marco, a la autoridad monetaria le preocupa la situación de aquellas empresas que no pueden acceder al financiamiento bancario por estar mal calificadas o tener una situación crediticia débil. 

Según pudo saber este medio, los funcionarios de la entidad están conversando con el Ministerio de Desarrollo Productivo para instrumentar un sistema de garantías que permita a las mipymes tomar estos préstamos a tasas subsidiadas. En concreto, el BCRA busca asegurar que esas empresas puedan realizar el pago de sueldos, a través de esquemas de garantías oficiales que les permita acceder al financiamiento a tasas bajas. 

"Hay un tramo de empresas que no tiene problema en que los bancos le cubran el pago de sueldos ni necesitan las líneas subsidiadas. Otras, pequeñas y medianas, tienen que trabajar un poco más pero al final lo van a lograr. Hay un último grupo que queda directamente afuera. Ahí es clave la garantía", explicó una fuente de la autoridad monetaria. 

La apuesta, entonces, es a dinamizar el otorgamiento de las garantías y para eso el BCRA está conversando con el Ministerio de Producción. Una de las opciones más avanzadas es la de utilizar al Fondo de Garantías Argentino (Fogar) para emitir estos avales a las mipymes. El Fogar, fue creado en 2018, y es un fideicomiso financiero y de administración donde el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) actúa como fiduciario. Su objetivo, precisamente, es otorgar garantías totales o parciales, de modo directo o indirecto, a fin de mejorar las condiciones de acceso al crédito. 

La idea, ahora, es revitalizar ese instrumento para apuntalar a las mipymes en un momento difícil, en el que no están facturando pero siguen pagando sueldos. "Hay muchas empresas que no cumplen los requisitos de los bancos porque tienen un riesgo muy alto o porque sus balances no están bien. Y el sector público está evaluando cómo implementar estos préstamos que se anunciaron para que realmente lleguen a las mipymes", comentó una persona que está al tanto de las discusiones. 

"Los bancos privados no pueden prestarle a quien no cumple las condiciones porque tienen estatutos que cumplir y accionistas a los que reportar. El Estado, en cambio, tiene como prioridad evitar que se caiga la actividad y puede tomar mayores riesgos para tratar de amortiguar el impacto de este cierre de la economía", agregó. 

El Fogar no es el único fondo de este tipo. También dependiente del BICE, el Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (Fondep) podría realizar préstamos directos, por ejemplo, a través de la compra de cheques, para las mipymes que no logren obtener crédito bancario ni siquiera con un aval. 

En Córdoba, en tanto, ya es una decisión tomada. El domingo pasado, el gobernador de esa provincia, Juan Schiaretti, anunció que su Gobierno otorgará avales por hasta $4.000 millones a las mipymes que no sean sujetos de crédito. La medida, según indicó el mandatario provincial, será instrumentada en principio por el Banco de Córdoba.  

Líneas subsidiadas

El impulso que se busca darle a los avales para las mipymes llega después del anuncio del BCRA acerca de las líneas de financiamiento a 180 días con tasa de 24%. Si bien no es obligatoria, la autoridad monetaria buscó tentar a las entidades del sistema financiero ofreciendo una baja de encajes (es decir, el efectivo que los bancos deben inmovilizar a tasa 0% en el BCRA) a cambio de la colocación de estos préstamos.

El organismo puso especial énfasis en que los créditos se enfoquen principalmente en la financiación de capital de trabajo, es decir, pago de sueldos y cobertura de cheques diferidos. Esta semana, además, extendió esos beneficios a los préstamos otorgados empresas de cualquier tamaño que produzcan insumos claves para controlar la pandemia. 

El BCRA también ató la cantidad de Leliq que podrán tener las entidades a los montos otorgados en préstamos a mipymes. La medida tendrá vigencia a partir de mayo y busca limitar las colocaciones de los bancos en pasivos remunerados del BCRA para que el sistema financiero destine esos fondos a préstamos. 

Según lo anunciado la semana pasada por los ministros de Economía, Martín Guzmán, y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, se destinará un total de $350.000 millones a garantizar la producción y el abastecimiento de alimentos e insumos básicos, impulsar la actividad y financiar el funcionamiento de la economía en esta coyuntura de crisis.

De ese total, $320.000 millones corresponden a la línea al 24% impulsada por el BCRA. El número no es una casualidad: asegurar el pago de sueldos del sector privado durante un mes implica unos $300.000 millones. 

Esa línea se completará con $25.000 millones en créditos del Banco Nación a tasa diferencial para productores de alimentos, higiene personal y limpieza y productores de insumos médicos; $8.000 millones en préstamos para la producción de equipamiento tecnológico para garantizar la modalidad de teletrabajo; y $2.800 millones para el financiamiento de infraestructura en los parques industriales. 

Flexibilidades

Para aliviar a las mipymes, el BCRA dispuso reanudar desde este jueves el clearing, con la idea de evitar demoras en el pago de los sueldos, que muchas veces se realiza usando los adelantos en cuenta corriente o a partir de la acreditación de algún cheque. La operatoria había sido suspendida hasta el 1º de abril por el aislamiento social obligatorio. 

No obstante, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) dirigió una nota al presidente del BCRA, Miguel Ángel Pesce, para que reformule el descongelamiento de descubiertos para pymes que no están facturando en los últimos días y sugirió que en cada caso se pueda disponer un esquema de negociación gradual para la cancelación de pagos. 

"Los pequeños comercios, la industria, los servicios y la construcción no podrán enfrentar el pago de los cheques emitidos con anterioridad a la cuarentena, están sin caja diaria, lo ideal es hacerlo de forma progresiva", dijo el presidente de CAME, Gerardo Díaz Beltrán, en un comunicado. Y añadió: "Hoy la prioridad es pagar sueldos".

El Poder Ejecutivo también hizo su intento por flexibilizar el sistema de pagos. Como adelantó iProfesional, este miércoles se publicó en el Boletín Oficial un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) donde se suspendió hasta el 30 de abril la obligación de cerrar e inhabilitar la cuenta bancaria, así como la de aplicar multas, ante cheques rechazados. 

El mismo DNU también estableció que hasta el último día de abril las instituciones crediticias no tendrán obligación que requerir a las empresas, antes de otorgarles un crédito, una constancia o declaración jurada de que no adeudan aportes o contribuciones.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ
Temas relacionados