Más artículos
Precios del dólar bolsa baten récords y la brecha con la divisa oficial llega al 83%: ¿vuelve el fantasma del atraso cambiario?

Precios del dólar bolsa baten récords y la brecha con la divisa oficial llega al 83%: ¿vuelve el fantasma del atraso cambiario?

Precios del dólar bolsa baten récords y la brecha con la divisa oficial llega al 83%: ¿vuelve el fantasma del atraso cambiario?
En medio de la quietud de la cotización oficial, economistas diagnostican si el tipo de cambio real se está viendo afectado o no
Por Melina Manfredi
23.04.2020 20.45hs Finanzas

La incertidumbre, combinada con la fuerte emisión monetaria por parte del Banco Central reaviva el apetito de los argentinos por el billete estadounidense. 

El dólar que se consigue en la Bolsa, ya sea en su versión Mep o contado con liquidación, bate un récord tras otro mientras la cuarentena se extiende. Lo mismo sucede con el blue, que se negoció hoy a $120.

La brecha con el oficial está entre 65% y 83%, según la cotización con la que se compare.

Mientras tanto, el organismo que conduce Miguel Pesce convalida pequeñas devaluaciones diarias en el tipo de cambio oficial. La de hoy fue de 9 centavos, a $66,32 en el segmento mayorista. Desde que arrancó la cuarentena, el dólar oficial avanzó un 4,3%. 

Los economistas reconocen que el aumento de las cotizaciones paralelas le ponen presión al tipo de cambio oficial.

Al respecto, Juan Ignacio Paolicchi, analista de EcoGo, sostuvo: "Si, le ponen presión al oficial porque el incentivo de los sectores vinculados al agro es retener la cosecha y esperar que el oficial se acomode o siga la tendencia del contado con liquidación y para poder salir a liquidar sus exportaciones a un tipo de cambio más alto. En esos contextos, donde el contado con liquidación y el dólar paralelo corrigen pero el oficial no, el incentivo para los exportadores es a esperar. Esa presión, de hecho, se ve en el movimiento, no muy abrupto pero constante, del tipo de cambio oficial". 

Por su parte, Matías Carugati, director ejecutivo de Seido, afirmó: "Si se mantiene alta la brecha o se dispara, en algún sentido le pone presión al dólar oficial para corregir". El economista señaló que si esta brecha se mantiene en el tiempo, "van a empezar a aparecer los problemas asociados a este desdoblamiento de facto", aunque consideró que la situación actual es diferente a otras.

"Más allá del cepo, la situación económica implica que deberían sobrar dólares en el corto plazo, producto del derrumbe de las importaciones ocasionado a su vez por la caída de la actividad económica. En contextos más normales, la suba del paralelo le pone presión al oficial. Quizá, en medio del coronavirus y la cuarentena, ese efecto se vea mitigado", estimó. 

Dólar: economistas reconocen que el aumento de las cotizaciones paralelas le ponen presión al tipo de cambio oficial

El problema con los vecinos

El Índice de Tipo de Cambio Real (ITCR) multilateral indica qué tan caro (apreciado) o barato (depreciado) está el peso argentino en relación con otras monedas. El 10 de diciembre este indicador se encontraba en 124,15 y hoy está en 111,81. Esto significa que el tipo de cambio se apreció en términos reales. 

Particularmente, el declive en el ITCR multilateral se volvió más pronunciado desde marzo. Eso tiene que ver, en parte, con la devaluación más rápida de las monedas con las que se compara al peso. 

"El dólar paralelo está reflejando la emisión monetaria, las menores tasas de interés y las devaluaciones del resto de los emergentes, como Brasil. La respuesta de todos los países es devaluar sus monedas para, justamente, defenderse de la apreciación que te genera la crisis", explicó Fernando Marull, titular de FM&A. 

 

Uno de los socios comerciales de Argentina que más devaluó es Brasil, por lo que el ITCR bilateral que compara el real contra el peso muestra una apreciación aún mayor. A comienzo de marzo, la relación entre ambas monedas era de 119,3 mientras que hoy está en 98,27.  

"En Brasil hubo una devaluación mucho más contundente. Hoy el real vale u$s5,3. El tipo de cambio real se apreció muchísimo más rápido. Eso deja un tipo de cambio real bilateral bastante más atrasado que el bilateral con Estados Unidos o con el promedio de países", graficó Paolicchi. 

Carugati, en tanto, agregó: "Las devaluaciones de los países vecinos complican la competitividad del tipo de cambio argentino. En términos reales, con Brasil justamente,  perdimos un poquito de terreno en el último tiempo porque ellos depreciaron más que nosotros. El oficial local está bastante tranquilo y tenemos una inflación mayor que  nuestros vecinos, entonces, el tipo de cambio real argentino va perdiendo terreno". 

¿Se puede hablar de atraso cambiario? 

Los economistas consultados por iProfesional coinciden en que el tipo de cambio real actual todavía está en un nivel alto, más allá del control que ejerce el Central sobre la cotización y la presión que genera el salto de los dólares paralelos. 

Para Fernando Marull, sin embargo, el valor actual de la divisa ya está atrasado. "Si es alto porque el ITCR está en 111 mientras que hace 4 o 5 años estaba en 85, igualmente está atrasado porque el nivel actual tiene incluida la inflación de los últimos meses, la devaluación de los últimos meses, la devaluación de Brasil y la caída del PBI de nuestros socios comerciales", señaló. 

La cuestión central en el tipo de cambio real es qué tan caros o baratos son los productos que exporta el país y, en ese sentido, Marull puntualizó: "Las retenciones que se establecieron el año pasado encarecieron a Argentina porque el exportador sufrió, casi con el mismo valor del dólar, la inflación, la caída de actividad de los que le compran y, encima, tiene que pagar más impuestos. Para el exportador, este tipo de cambio está complicado".

El incentivo de los exportadores es retener la cosecha hasta que el dólar oficial se acerque a los paralelos
El incentivo hacia los exportadores es retener la cosecha hasta que el dólar oficial se acerque a los paralelos

Por el contrario, Paolicchi y Carugati prefirieron centrarse en la comparación histórica de los niveles de tipo de cambio real. "Es un 30% más alto que el promedio histórico. En ese contexto, no está atrasado. Ahora bien, si siguen presionando a la inflación con una emisión de pesos muy brusca para financiar el agujero fiscal, posiblemente, después de que toda esta situación pase, la inflación se acelere y tenga impactos en el tipo de cambio real que pueden llevar a un atraso mayor", apuntó Paolicchi.

A la vez, el economista resaltó que es un poco difícil hablar de competitividad en el momento actual ya que "se van a desplomar las importaciones y exportaciones en todo el mundo" aunque reconoció que Argentina quizá se vea menos afectada porque exporta productos primarios, cuya demanda se modera más lentamente. 

Carugati, por su parte, analizó: "Es cierto que el tipo de cambio argentino se apreció en términos reales y ese movimiento es un poco más marcado en 2020. Se estuvo estabilizando un poquito en las últimas semanas y, aún así, no estamos muy lejos del tipo de cambio real promedio de los últimos 10 años. Con lo cual, creo que todavía queda un poco de margen para que se siga apreciando el tipo de cambio oficial". 

Sobre las cotizaciones paralelas, Paolicchi indicó que, si se mide el tipo de cambio real según el valor del dólar bursátil, "está en niveles de competitividad similares la salida de la convertibilidad" pero advirtió: "No se puede mirar al dólar financiero como métrica de la competitividad. Sí indica una demanda de dólares latente en la sociedad frente al desplome de la tasa de interés de la caución y la emisión brutal de pesos que a veces se dirige a individuos que prefieren stockearse en dólares y no utilizarlos para consumir mayor cantidad de bienes". 

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ