iProfesional

¿Conviene pedir plata a bancos o en el mercado de capitales?: la mejor forma de financiarse que tienen las Pymes

Ante la crisis, las pymes pueden recurrir a los préstamos subsidiados o al mercado de capitales, que tendrá un nuevo impulso tras una medida oficial
Por Melina Manfredi
27/07/2020 - 14:51hs
¿Conviene pedir plata a bancos o en el mercado de capitales?: la mejor forma de financiarse que tienen las Pymes

La pandemia puso en jaque la cadena de pagos de las pymes, que deben hacer frente a gastos y pago de salarios en momentos de baja o nula producción. Frente a eso, el Gobierno tomó diversas decisiones para facilitar el financiamiento al sector

En esta nota, iProfesional repasa las principales herramientas financieras para las pymes y su desarrollo hasta ahora y las últimas medidas oficiales para impulsarlo. 

Créditos subsidiados

Desde el inicio de la pandemia, el Banco Central (BCRA) instrumentó a través de las entidades una serie de líneas de crédito a tasas blandas, de 24%. El destino de esos préstamos es el pago de sueldos, descuento de cheques, capital de trabajo u otros destinos. 

Asimismo, en junio el BCRA anunció que las empresas de cualquier tamaño pueden solicitar esa línea para la adquisición de bienes de capital o equipamiento producido por pymes argentinas

También se desarrolló la línea Pyme Plus, con tasas de 24% pero destinada especialmente a las pequeñas empresas sin historial crediticio o, incluso, aquellas que tenían calificación crediticia y situación 1 o 2 en la central de deudores al 20 de marzo. 

Esa línea cuenta con una garantía oficial del Fondo de Garantías Argentino (Fogar) para presentar ante la entidad financiera, que no puede negarle el crédito

Según el Banco Central, ya se desembolsaron más de $320.000 millones en préstamos a pymes con tasa de 24%
Según el Banco Central, ya se desembolsaron más de $320.000 millones en préstamos a pymes con tasa de 24%

En los bancos aseguran que las garantías oficiales funcionaron bien y, según la entidad, la proporción de préstamos avalados llega al 70%. Al mismo tiempo, explican que, luego de una disparada en las solicitudes en abril, el primer mes de vigencia de estas líneas, las solicitudes van declinando mes a mes

De acuerdo con datos del Banco Central, al 23 de julio, ya se desembolsaron $322.500 millones en la línea de crédito al 24%, mediante la que se beneficiaron más de 196.500 empresas. El principal destino de los fondos, que explicó casi la mitad de ese monto, fue el capital de trabajo

Por su parte, la línea Pyme Plus acumula desembolsos que superan los $1.515 millones que fueron a las cuentas de más de 3.100 mipymes

Gracias a esos números, los préstamos comerciales fueron la principal explicación de la expansión del crédito en pesos en junio. Allí también colaboraron las tarjetas, que acusaron el impacto de otra línea oficial: los préstamos a tasa cero para monotributistas y autónomos. 

Mercado de capitales

El mercado de capitales es otra de las vías que tienen las pymes -y las grandes empresas- para buscar financiamiento. Allí pueden descontar cheques, facturas de crédito electrónicas y pagarés o emitir obligaciones negociables (ON) con tasas muy competitivas y demanda casi asegurada proveniente de Fondos Pyme o compañías de seguros

Según un informe de la Comisión Nacional de Valores (CNV) el financiamiento en el mercado de capitales durante el primer semestre del año superó los $70.000 millones, lo que significó un aumento del 80% con respecto del mismo período del año previo.

El cheque de pago diferido es instrumento favorito de las pymes, ya que explica más del 90% del monto obtenido por dichas empresas en lo que va del 2020. "Este porcentaje está compuesto por cheques de los segmentos tanto avalado como directo en sus formas tradicional y modalidad electrónicos, denominados echeqs, impulsados durante la crisis por Covid-19 para facilitar la negociación del instrumento en el marco del aislamiento social obligatorio", aclaró el informe. 

 

Y agregó: "El instrumento con mayor dinamismo de los últimos 12 meses es el cheque de pago diferido, el cual ha aumentado en monto negociado de manera continua, pasando de $5.647 millones en julio de 2019 a $15.213 millones en junio de 2020, exhibiendo un aumento de 169% al cabo de ese período". 

Con respecto a los costos, según la CNV la tasa de descuento promedio de los cheques avalados en el segundo trimestre del año fue de 20%. Para el segmento directo (sin aval), la misma quedó en 35%

Por su parte, el descuento de facturas de crédito electrónicas promedió en el trimestre una tasa de 40% en pesos y de 11% en dólares. El descuento de pagarés, en tanto, se hizo a una tasa promedio de 26% en moneda local y de 6% en dólares

Impulso oficial

A fin de la semana pasada, el Ministerio de Desarrollo Productivo anunció un nuevo impulso al financiamiento de las pymes en el mercado de capitales. Es a través de una nueva edición del Fondo de Afectación Específica (FAE) Seguros, un instrumento del Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (Fondep), con un cupo total disponible de hasta $5.600 millones.

El FAE tiene un plazo de 180 días y pondrá especial foco en la compra de facturas de crédito electrónicas, un instrumento que desde la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores quieren impulsar

Sin embargo, también comprará cheques de pago diferido (avalados o no), pagarés, obligaciones negociables (ON) y Echeq, cuya emisión creció en los últimos meses. Todos esos productos operan en el Mercado Argentino de Valores (MAV). 

"Con el relanzamiento del FAE Seguros buscamos que se posicione como un comprador institucional importante, permitiendo aportar liquidez al mercado y regular tasas", afirmó el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas. 

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, afirmó que el FAE busca ser un jugador de importancia en el mercado pyme
El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, afirmó que el FAE busca ser un comprador de importancia en el mercado de instrumentos pyme

Según indicó la cartera, el financiamiento estará especialmente direccionado a las pymes pertenecientes a sectores y regiones del país más afectados por la crisis que generó la pandemia. Además, pondrá el foco en aquellas cadenas de valor estratégicas de cara a la etapa de reactivación productiva. 

En cuanto a su operatoria, el FAE arma fideicomiso con el banco BICE cuyos Valores Representativos de Deuda (VRD) son comprados por las compañías de seguros (obligadas por normativa a invertir en activos pyme) y las superintendencias de Seguros y Riesgos de Trabajo de la Nación

Hasta ahora, el fondo ya recaudó $1.800 millones y en el ministerio esperan alcanzar el total del cupo disponible, de $5.600 millones. Desde la Secretaría Pyme dijeron a iProfesional que, a más tardar, este miércoles el FAE estará comprando instrumentos pyme

"Esperamos operar cerca de un 30% de lo que se vende en la rueda, somos un jugador de importancia. Es probable que las tasas tengan algún impacto a la baja pero, de todos modos, están en niveles de entre 20% y 30%, que son muy razonables", señalaron.

El director ejecutivo del MAV, Fernando Luciani, celebró el anuncio. "Sin dudas la herramienta permitirá a miles de pymes planificar su desarrollo y crecimiento. Es una política pública que tendrá alto impacto, dado que otorga previsibilidad y profundidad al mercado de crédito para pymes, condiciones esenciales para el desarrollo productivo del país", sostuvo. 

Con garantía de SGR

Las Sociedades de Garantía Recíproca (SGR) son una parte importante del sistema que permite a las pymes llegar al mercado de capitales y, también, a los préstamos bancarios.  

Garantizar SGR, por ejemplo, otorgó avales por más de $16.000 millones a cerca de 6.000 pymes en los primeros 6 meses de 2020. Así, en el primer semestre ya superó la cantidad de garantías emitidas durante todo 2019. 

"Las garantías fueron destinadas a todos los sectores, tanto a empresas de servicios, comercio, construcción, agropecuarias e industria y minería", explicó Gabriel González, presidente de Garantizar.

 

Según explicó la firma, las herramientas de financiamiento más pedidas fueron las garantías bancarias debido a las tasas competitivas y los plazos que la SGR ofrece por medio de esas entidades. 

"La más solicitada es la línea del 24% a 24 meses de plazo del Banco Nación, con 6 meses de gracia para el pago de la primera cuota. Otro de los instrumentos con un fuerte auge fue el Echeq, que ha crecido sostenidamente", afirmaron desde Garantizar. 

Por su parte, Acindar Pymes lleva emitidos $7.000 millones en garantías en lo que va del año. "Los avales bursátiles continúan concentrando gran parte de las operaciones de la empresa, con el Echeq como la herramienta estrella de los últimos meses", indicaron en la compañía.

El 53% de las garantías otorgadas desde que se inició el aislamiento social obligatorio correspondió a los cheques electrónicos. "El Echeq llegó para quedarse: es un camino de ida. Sabíamos que iba a tener gran aceptación, pero la pandemia hizo que todo se acelerara y ganó terreno más rápido de lo previsto", detalló Pablo Pereyra, gerente general de Acindar Pymes.

Temas relacionados