Más artículos

Dólar para importaciones: Banco Central mantiene restricciones pero sumó una facilidad para empresas

Dólar para importaciones: Banco Central mantiene restricciones pero sumó una facilidad para empresas
La resolución 7030 fue emitida durante junio para regular el ritmo de salida de divisas por importaciones y luego habilitó algunas operaciones en julio
Por iProfesional
29.07.2020 19.23hs Finanzas

El Banco Central extendió hasta fines de agosto la resolución que restringe el acceso de empresas al mercado de cambios para adquirir dólares destinados a pagar importaciones, aunque también anunció que habrá nuevas flexibilizaciones para cancelar deudas.

La autoridad monetaria anunció la prórroga de la Comunicación A 7030 y sus actualizaciones e incluyó una "nueva facilidad para que se puedan cancelar obligaciones pendientes por importaciones garantizadas por entidades financieras".

La decisión de la autoridad monetaria será ratificada este jueves en la reunión de directorio.

La resolución 7030 fue emitida durante junio por el BCRA para regular el ritmo de salida de divisas por importaciones y luego habilitó algunas operaciones en julio, ya que algunas empresas estaban teniendo problemas operativos por la falta de insumos.

En la actualidad, y ante el reclamo de empresarios, con un tope de un millón de dólares para cada importador la situación está más aliviada pues la mayoría requiere menos de ese monto para continuar operando.

Asimismo, los plazos se adaptaron a los períodos exigidos por los proveedores del exterior.

En la comunicación emitida por la entidad que preside Miguel Pesce se hace mención a una "facilidad" para que las empresas puedan cubrir obligaciones.

Según fuentes del mercado, esa facilidad estaría vinculada con una mínima flexibilización que se aplicaría para casos específicos de deudas comerciales de empresas que aún no pudieron ser canceladas.

Tiemblan las reservas

Los férreos controles del Central apuntan a que las reservas no caigan tan abruptamente que podrían impactar con más fuerza en la cotización del billete.

Delgada línea: el BCRA no quiere entorpeder la actividad, pero sufren las reservas.
Delgada línea: el BCRA no quiere entorpeder la actividad, pero sufren las reservas.

En el mercado minorista, el billete que se compra por homebanking ronda los 100 pesos, con el 30 por ciento de recargo del impuesto PAIS, mientras que en el mercado paralelo se lo consigue por encima de los 135 pesos.

Durante julio, para abastecer la demanda, la autoridad monetaria se desprendió de u$s400 millones de reservas.

En busca de un balance para los importadores

Con el paso de los días, BCRA fue flexibilizando un poco la normativa y aclarando los puntos más resistidos. El Central había detectado que en el bimestre abril mayo se pagaron importaciones por 30% más del volumen importado. Aproximadamente se importó por 5.800 millones de dólares y los importadores accedieron a divisas por 7.500 millones de dólares.

"Ese comportamiento fue disruptivo respecto del historial de acceso al mercado de cambios. Históricamente, hay una correlación entre el volumen de importaciones y el acceso al mercado. Incluso, por las prácticas comerciales habituales, hay menores pagos que volumen de importación, constituyendo la diferencia las obligaciones comerciales normales", habían dicho en el Central.

Miguel Pesce, titular del Banco Central.
Miguel Pesce, titular del Banco Central.

En ese bimestre hubo cancelación de obligaciones y anticipo de pagos de importaciones que no hacen a las prácticas comerciales habituales, según la entidad. Y dicen que la Circular A7030 establece las condiciones de acceso al mercado para normalizar esa situación disruptiva.

"No hay impedimento para importar ni alteración en el régimen de importaciones del país. Están las divisas disponibles para el normal funcionamiento de la actividad productiva. No está en el espíritu de la norma alterar el volumen de importaciones sino establecer un sendero de pagos acorde con las buenas prácticas comerciales", acotan en el BCRA.

Sea como fuere, el saldo comercial por el derrumbe de las importaciones está más latente que nunca. El indicador del Intercambio Comercial Argentino (ICA) de junio marcó un superávit comercial en los primeros seis meses del año de u$s8097 millones, levemente superior al registrado a la misma altura de 2019, cuando sumaba u$s5635 millones. La clave de ese resultado "positivo" fue la fuerte caída de las importaciones, que en el semestre bajaron 23,3%, mientras que las ventas al exterior mostraron un rojo del acumulado anual de 11%, según el Indec.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Finanzas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído