Más artículos

Se recalienta el dólar y se estira más la brecha con el oficial: ¿qué viene, según expertos?

Se recalienta el dólar y se estira más la brecha con el oficial: ¿qué viene, según expertos?
El contado con liqui marcó un nuevo récord este miércoles y el blue volvió a subir. La brecha continúa muy alta, pese al arreglo por la deuda
Por Mariano Jaimovich
19.08.2020 18.56hs Finanzas

Los precios de los dólares "libres" se recalentaron en el mes. Todo indica que poco importó para el mercado el arreglo entre el Gobierno con los bonistas por el pago de la deuda externa.

Por eso, la gran pregunta que ronda en la City es hasta dónde puede escalar una brecha cambiaria que llega al 80% y preocupa demasiado, sobre todo en un contexto donde los rumores son muchos respecto a un endurecimiento del ya restringido cepo cambiario.

Factores sobran para justificar la tendencia alcista del valor del dólar paralelo, como las señales múltiples de los últimos días respecto a que puede limitarse todavía más la compra permitida de divisas para los ahorristas, que hoy es de un máximo de u$s200 mensuales.

A ello se les suman indicadores que muestran que escasean los dólares del Banco Central, a lo que se le agrega una persistente inflación, algo que genera que la gente quiera tener cada vez menos pesos en el bolsillo.

Un combo que incide en que los precios de los dólares que se pueden comprar fuera de la órbita del Gobierno se muestren al alza. Es decir, en el valor del informal (blue) y de los que se consiguen en la Bolsa de Comercio a través de la compra y venta de bonos y acciones: el Contado con liquidación y dólar MEP.

En la actualidad, el billete paralelo se ubica en $134 y el que se puede obtener en la plaza bursátil llegó a los $131 el miércoles. Un valor muy alejado de los $73 del mercado mayorista oficial al que pueden acceder algunas empresas e importadores.

Una brecha que preocupa y puede seguir ampliándose si las restricciones cambiarias se profundizan, la inflación sigue elevada y la emisión de pesos sigue "explotada".

"A comienzo de año, la brecha entre el dólar oficial y el blue era del 22%, pero a una micro depreciación promedio diaria del 0,14% y del 0,39% respectivamente, esta última 2,78 veces superior, la diferencia se amplió al 80%", resume a iProfesional Germán Fuentes, profesor de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Belgrano (UB).

Para agregar que este gap no es "azaroso", sino que se fue acelerando con la cuarentena, lo cual hizo que el dólar blue sumara $50 a su cotización, "a raíz de mayores restricciones a la compra de dólares ahorro y a los importadores, como así también para las operaciones de Contado con Liquidación (CCL) y del dólar Bolsa (MEP)".

El dólar blue ya se ubica en un nivel de precio por encima de los $130

Dólar blue y Bolsa en la mira

Al respecto de este movimiento ascendente en los precios de las divisas alternativas y la ampliación alarmante de la distancia respecto al valor oficial, iProfesional consultó a diversos economistas sobre causas y consecuencias.

En este sentido, el diferencial de precios entre los diferentes tipos de cambio, incentiva a los ahorristas a comprar dólar turista en el mercado oficial y venderlos en el paralelo haciendo una ganancia instantánea del 30% de forma mensual.

"Esto explica, en parte, el porqué en marzo 400 mil personas compraban dólares y seis meses después ya son algo más de 4 millones, según algunas estimaciones", afirma Fuentes a este medio.

Y acota que si bien la inflación de julio fue del 1,9%, menor a la del mes anterior, y los depósitos a plazo fijo en pesos crecen gracias a tasas en torno al 33% anual, "la compra de dólar solidario no cesa y esto hace que el Banco Central tenga una posición vendedora neta de reservas de forma tal de contener al tipo de cambio oficial y a las expectativas de inflación".

Por eso aclara que esta situación "no es sostenible en el tiempo, dado que este gobierno además de ´heredar´ un default se encontró con tan sólo u$s10.000 millones de reservas netas, equivalente a 3 meses de importaciones".

De hecho, Fuentes concluye que ni el acuerdo con los bonistas del 4 de agosto último, o incluso el ingreso estacionario de los agrodólares, logran "pisar" la suba del dólar blue y del contado con liquidación, ya que ambos subieron desde entonces el 3% y 4%, respectivamente.

Sobre este tema, Guido Lorenzo, economista jefe de la consultora LCG, acota a iProfesional: "Existía cierta fantasía o ilusión en que el dólar libre se iba a acercar al oficial luego de un arreglo del canje de la deuda. Las razones que parecían esgrimirse de antemano se basaban en que la falta de acuerdo era una fuente de incertidumbre, y ello causaba la huida del peso hacia el dólar, que ya estaba en un nivel ‘caro’".

Pero el arreglo se anunció, sin saber todavía el resultado final pero se prevé gran adhesión, y "la brecha continúa (alta) como muchos otros sosteníamos", agrega.

Sucede que hay varias razones para que esto sea así. "El primero es que el argumento de la incertidumbre es débil. La economía argentina presenta infinitas fuentes de incertidumbre, que incluso traspasan la transversal, la de la crisis sanitaria", dice Lorenzo.

A su entender, el Gobierno está omitiendo que la situación nacional ya estaba complicada desde antes de la pandemia y el default. Y que ahora existen más problemas, como un déficit elevado con un exceso de oferta de pesos "alucinante".

Justamente, Diego Piccardo, economista de la Fundación Libertad y Progreso, indica a iProfesional que la suba del dólar blue del último tiempo se explica, principalmente, por la gran cantidad de pesos que circulan en la economía. 

"Además, la evolución de las cuentas fiscales dan a entender que en la asistencia del Banco Central al Tesoro va a ir en aumento, y dado que el mercado de deuda va a seguir cerrado para nuestro país a pesar del acuerdo, la única forma de financiar al agujero fiscal será por medio de la emisión", resume Piccardo.

Y agrega otro factor clave: "La coyuntural demanda de pesos que trajo consigo la cuarentena por motivos precautorios empieza a diluirse, y los ahorristas empiezan a desprenderse de los pesos y colocan sus ahorros en activos que mantengan su valor en el tiempo, como lo es el dólar en términos relativos con el peso".

Asimismo, Piccardo completa que la batería de regulaciones sobre el mercado cambiario desmotiva a que los ahorristas vendan sus dólares, haciendo que, prácticamente, "no haya oferentes en el mercado".

Sin embargo, sostiene que la City está siendo "cautelosa" respecto al acuerdo que se cerraría el 24 de agosto por la renegociación de la deuda. "Cuando se confirme oficialmente la reestructuración de la deuda sin turbulencias, en el medio es posible que haya un nuevo veranito cambiario", alerta este economista.

En conclusión, mirando a más largo plazo, la suba del dólar libre de las últimas semanas, por encima del ritmo de la devaluación oficial, para Mariela Díaz Romero, economista Senior de Econviews, tiene causantes: "El exceso de pesos, sin dudas, está atrás de esto, y también la expectativa de que en algún momento habrá un salto cambiario".

El interrogante de los economista es saber hasta qué límite puede alcanzar el precio del dólar en medio de tanta incertidumbre
El interrogante de los economista es saber hasta qué límite puede alcanzar el precio del dólar en medio de tanta incertidumbre.

Inflación como argumento

A ello se agregan los pronósticos de los economistas respecto a que la inflación comenzará a recalentarse en los próximos meses y que pasará del 2% al 2,5% mensual que hubo hasta julio pasado, a un nuevo nivel que superará el 3% mensual.

De hecho, este mes YPF ya ha aumentado los combustibles un 4,5%. Un precio que es determinante en varios rubros de la economía.

"En una economía con una inflación en torno al 40%, ningún precio cae de manera sistemática para mantenerse, y tanto el dólar blue como el contado con liquidación no son la excepción. En el mejor de los casos, lo que se puede esperar es que se atrasen en relación a otros precios", asegura Roberto Geretto, Economista Jefe de Banco CMF.

Aunque aclara que cuando se indica que el dólar blue se ubica en niveles de $130, dice que "es un tipo de cambio real mayor al del 2002, por ende, se está diciendo que dicho valor del dólar está caro en términos relativos respecto a otros pecios, por lo que en el mediano o largo plazo debería perder frente a la inflación".

Dólar en alerta: qué puede hacer el Gobierno

Ante la amplia brecha cambiaria y niveles de precios que han alcanzado el dólar blue y el contado con liquidación, que parece que llegaron para quedarse, se abre el interrogante sobre qué pasos puede llegar a encarar el Gobierno para salir de este laberinto verde.

"A mediano plazo, la presión sobre el tipo de cambio va a aumentar debido a que la solución al problema de la deuda no va a encauzar a Argentina en un sendero de crecimiento sostenido, ni mucho menos. Si el Gobierno no muestra un plan fiscal y monetario consistente y creíble, los desequilibrios macroeconómicos van a persistir y el dólar va a ser el reflejo de ello", advierte Piccardo.

En esta tónica, Fuentes resume que, con un tipo de cambio oficial atrasado y un Banco Central que pierde reservas y sube las tasas para contener al dólar, "la salida de este callejón será: o bien dejar rodar el dólar oficial de forma tal de hacerlo converger con el blue; o lo que se suena más probable en estos días, que es que directamente se elimine el acceso de los particulares al dólar ahorro. Esto último dispararía la cotización del dólar blue y del contado con liquidación".

Precisamente, para Geretto, el bajo nivel de reservas internacionales, que "en términos netos están por debajo de los u$s9 mil millones, brindan escaso margen de maniobra al BCRA para poder eliminar los controles cambiarios que permiten la existencia de distintos tipos de cambios".

La constante suba del dólar blue preocupa a los economistas, sobre todo porque hay varias cuestiones sin dirección definida.
La constante suba del dólar blue preocupa a los economistas, sobre todo porque hay varias cuestiones sin dirección definida.

En línea a sus colegas, Lorenzo también considera que una de las pocas salidas disponibles, pero que traería efectos contraproducentes, es unificar el precio del tipo de cambio.

"La única forma de achicar la brecha, y no creo que sea la adecuada, es juntar el tipo de cambio oficial con el paralelo, es decir, volver a un esquema de tipo de cambio único y libre. Pero eso, en el contexto de inflación y exceso de cantidad de pesos, podría ser perjudicial", explica Lorenzo.

Por lo tanto, sostiene que lo más esperable es: convivir con restricciones, o bien convivir con un desdoblamiento ordenado.

A su turno, el economista Mariano Otálora opina que un camino podría ser "ir directamente a un desdoblamiento transitorio en el mercado cambiario, pero que sea libre, con un dólar comercial más alto que el actual y un dólar financiero similar al contado con liquidación". 

"Con un plan atrás, esto funcionaría mucho mejor que todas las regulaciones actuales y estarías eliminando la brecha", explica. 

"Creo que es lo que puede venir, luego del arreglo de la deuda local y las negociaciones con el FMI", completa Otálora. 

En conclusión, los economistas relevados por iProfesional sostienen que la renegociación exitosa de la deuda externa no se transformará en una mejora sustancial de los indicadores argentinos para el corto plazo, y que tampoco achicará la brecha cambiaria.

Claro, la coincidencia general es que para la economía argentina es mejor haber podido negociar el pago de la deuda y no llegar a un default explícito, algo que podría haber empeorado más las cosas.

Mientras tanto, el exceso de pesos, la inflación y la falta de un horizonte claro sobre la economía fagocitan peligrosamente en que el precio del dólar siga su camino ascendente.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ
Temas relacionados