Este fue el "dúo dinámico" que revolucionó Wall Street: la historia de Dow y Jones

En momentos en que la Bolsa de Nueva York aspiraba a convertirse en el principal centro financiero del mundo, dos personas hicieron un aporte fundamental
Por Ruben Ramallo
04/09/2020 - 16,22hs
Este fue el "dúo dinámico" que revolucionó Wall Street: la historia de Dow y Jones

La Bolsa de Nueva York se fundó en mayo de 1792 en el 68 de la calle Wall Street, que es el nombre con el que se conoce desde entonces al que con el tiempo se convertiría en el centro financiero del mundo. Posteriormente, en 1817 se la transformó en el New York Stock & Exchange Board y finalmente, en 1863 cambió su nombre para pasar a llamarse New York Stock Exchange (NYSE), tal como se conoce hoy.

De la inmensa cantidad de personajes que formaron parte de la misma, hubo un dúo que pasó a la historia con un sello distintivo, que quedó plasmado en el más tradicional de los índices bursátiles de todo el mundo, pues lleva su nombre: Dow Jones.

Este surge de la unión de los apellidos de Charles Henry Dow y Edward David Jones.

Charles Henry Dow nació en noviembre de 1851 en Sterling, Connecticut, y fue el hijo de un granjero que falleció cuando él tenía 6 años. A los 21 años empezó a trabajar como reportero en el periódico "The Springfield Daily Republican" y luego de trabajar en otros medios entró en la agencia de noticias Kierman donde conoció a su colega Edward David Jones.

Charles Henry Dow y Edward David Jones

Poco tiempo más tarde ambos la abandonan ya que en 1882 fundaron junto a Charles Milford Bergstresser una agencia de consultores financieros llamada Dow Jones & Company.

Apenas fundada la compañía, comenzó a imprimir un boletín diario "The Customer´s Aftermoon Letter", que con solo dos páginas era considerado muy radical para los tiempos que corrían, ya que publicaba los precios de las acciones asi como información con los balances de las compañías que anteriormente sólo estaban disponibles para los "insiders", es decir aquellas personas cercanas a las compañías.

Tuvieron que pasar muchos años, hasta 1934 cuando el Congreso de EE.UU. aprobó la Securities Act (ley de los valores) que estableció que las compañías debían presentar en forma trimestral y anualmente los estados contables en lugar de mantener informados a los inversores de forma pública, como se venía haciendo desde hacía muchas décadas.

Años después "The Customer´s Afternoon Letter" pasó a ser el actual "Wall Street Journal", que con el tiempo se convirtió en el servicio de noticias más conocido e influyente en los Estados Unidos no solo de aquel entonces, sino también en la actualidad.

Uno de los principales objetivos de su diario era tratar de reflejar la salud económica del país. Es por ello que, como fruto de sus investigaciones, en 1884 crean y comienzan a publicar el primer índice de valores bursátiles de Wall Street, diseñado para replicar a la perfección los movimientos del mercado de acciones de la época.

Bajo la denominación de Dow Jones, el índice se conformaba con once compañías, de los cuales 9 de ellos eran empresas de ferrocarriles y 2 de empresas industriales.

El índice Dow Jones era un índice muy simple, calculado mediante la suma del total de cotizaciones para posteriormente dividirlo entre el número total de acciones que componían el índice. Pero después de 1928 su cálculo se complicó un poco con el uso del "Dow Divisor", un número que tomaba en cuenta variaciones en los stocks de acciones de cada compañía.

En 1887 diseña y comienza a publicar otros dos índices bursátiles, uno de ellos conformado por las mayores 12 empresas industriales, el Dow Jones Industrial Average que con el tiempo fue incorporando algunas más para llegar a las 30 de la actualidad. En forma simultánea, creó otro llamado Dow Jones Railroad Average conformado inicialmente por 22 compañías ferroviarias. 

El dúo quedó plasmado en el más tradicional de los índices bursátiles de todo el mundo

Dow fue el editor del Wall Street Journal hasta que murió en 1902. También fue miembro del mercado de acciones americano, desde 1885 hasta 1891.

Fruto de sus estudios sobre el funcionamiento de los mercados financieros publicó en el diario que dirigía unas 255 notas editoriales entre 1900 y 1902, que luego dieron lugar a la que se denominó la Teoría Dow de predicción de la evolución de las cotizaciones.

La Teoría de Dow determina que los precios de los mercados se mueven formando tres tendencias: Primaria, Secundaria y Menor. Tendencia Primaria (su duración es más de un año, entre uno y tres años, pero podría variar en algunos casos) y es la principal dirección del mercado.

Dow falleció en 1902 en su casa de Brooklyn, Nueva York y dejó como legado lo que se conoció como la Teoría de Dow, que fue el punto de partida y fundamento del análisis técnico.

Por su parte, Edward David Jones nació en Worcester (Massachusetts) y estudió en la Universidad de Brown, en Rhode Island. Cuando concluyó sus estudios comenzó a trabajar en el mismo periódico que Dow.

Tanto el Wall Street Journal, como el índice bursátil Dow Jones, fueron los legados más importantes de la asociación, que duró hasta 1899, cuando Jones abandonó la compañía para empezar a trabajar como agente de bolsa en Wall Street, tarea que desempeñó hasta su fallecimiento en 1920.

Temas relacionados