Más argentinos agotan su cupo de u$s200: el "triple impacto" del dólar ahorro que inquieta al Gobierno

El efecto distorsivo que genera el cepo cambiario a partir de las regulaciones que lo conforman, provoca una serie de efectos colaterales
Por Ruben Ramallo
28/08/2020 - 16,11hs
Más argentinos agotan su cupo de u$s200: el "triple impacto" del dólar ahorro que inquieta al Gobierno

Las ventas que realiza el Banco Central al público minorista está envuelta en la actualidad en una fuerte polémica, lo cual no es casual, pues si bien vender exiguos u$s200 por persona y por mes no pareciera ser un problema, se convierte en un verdadero dilema para la autoridad monetaria muy difícil de resolver.

La cuestión es que si bien ese importe puede parecer irrelevante, conlleva una serie de efectos, por lo menos tres, que son dignos de destacar.

Tal vez la mejor manera de cuantificar el problema de las ventas de u$s200 a través del home banking es mostrar cómo fue creciendo en los últimos meses el número de personas que lo hicieron, pues pasó de 1,2 millones de personas en abril a 2,8 millones en julio y un millón más en agosto.

1. Desplome de las reservas reales

El primero de dichos efectos puede enfocarse desde la óptica de la autoridad monetaria, para la cual el problema radica en que, al crecer en forma exponencial el número de compradores, ello trae aparejado un continuo derrumbe de las reservas disponibles, que para algunos analistas estaría llegando a un piso. De hecho, se las estaría ubicando en un rango que va de los u$s4.800 millones a los u$s6.000 millones.

Las reservas netas, para muchos expertos, están por debajo de los 10.000 millones de dólares

La cuestión no solo pasa por el exiguo nivel alcanzado, cuya recuperación depende de un esquivo ingreso de divisas por encima del drenaje mensual. Pero aquí la inquietud está dada por la capacidad de retención del sector exportador, que no liquida divisas a la espera de una mejora de la cotización oficial.

En sentido inverso, para el Gobierno juega a favor el hecho de que por la caída abrupta de la actividad económica, la demanda de dólares para pagar importaciones, también cayó considerablemente.

Pese a ello, el BCRA ya vendió este mes casi u$s750 millones, es decir muy por encima de los u$s572 del mes anterior, ante lo cual los especialistas consultados por iProfesional ven como probable el endurecimiento del cepo de un momento a otro.

Cabe recordar que, recientemente, se produjo un cruce de declaraciones de varios de los máximos referentes del Gobierno sobre la conveniencia o no de seguir con el actual esquema.

"La gente compra 200 dólares por mes y eso genera una demanda muy grande de pequeños ahorristas", dijo el Presidente en declaraciones que luego minimizadas y hasta desmentidas por el propio Ministerio de Economía. 

Según el primer mandatario, "no son sumas tan importantes, pero son un problema, 200, más 200, más 200; los pequeños ahorristas que compran 200 dólares son un problema".

El último en opinar sobre el tema fue el Presidente del Banco Central, Juan Carlos Pesce, quien al ser consultado sobre los rumores de más cepo, que fueron instalados por el propio presidente Alberto Fernández, aseguró que "si hay una mejora en las expectativas no se aplicarán nuevas restricciones en el mercado de cambios".

Según Gustavo Ber, titular del Estudio que lleva su nombre, "los operadores siguen atentos a eventuales medidas cambiarias para frenar el drenaje en las reservas líquidas, al reconocer que no resulta sustentable, y además combinarse con la fuerte expansión monetaria para financiar el alto déficit fiscal".

2. El "efecto IFE" en el dólar ahorro 

El segundo elemento a tener en cuenta es el que iProfesional bautizó como "Efecto IFE en dólares", que en la práctica no es otra cosa que el arbitraje que realizan todos los meses miles de personas que compran el cupo permitido y lo venden una vez que consiguen el turno en el banco en el que operan para retirarlos, en el mercado marginal, haciendo en pocas horas una importante diferencia, que por estos días promedia los $5.800 al cambio actual.

Para el Presidente, el dólar ahorro se convirtió en "un problema"

Es decir, que si bien aun no se está en presencia de una corrida cambiaria clásica de cierta magnitud, las ventas, que son financiadas por el Banco Central, brindan las divisas necesarias para "ayudar" a incrementar los magros ingresos de un vasto sector de la población, en particular en partidos del Gran Buenos Aires, de allí su denominación.

3. Dólares que vende el BCRA alimentan las cuevas 

Finalmente, el último de los efectos que genera esta modalidad es que sirve para influir sobre la brecha que separa el blue del dólar oficial.

En efecto, la mayor parte de estos billetes que salen de las arcas del Banco Central, pasan a manos de los compradores y terminan siendo vendidos en las múltiples cuevas que operan sin mayores dificultades, permiten abastecer sin mayores sobresaltos a una oferta que hasta ahora no cede.

La mejor comprobación de esta situación la da la propia evolución del blue a lo largo de los meses surge del gráfico, ya que este muestra una clara estabilidad o incluso caídas en sus precios a principios de cada mes, para luego retomar posiciones con el transcurso de los días.

En definitiva, la forma en que se resuelva la evolución futura del cepo cambiario deberá tener en cuenta su impacto sobre estos tres efectos, que están claramente diferenciados, ya que dos de ellos son de índole cambiaria, como son el impacto sobre las reservas y la evolución del blue y otro que se vincula con una "ayudita" para paliar la merma de ingresos de una vasta cantidad de personas.