Más artículos

El "ranking" de las crisis del dólar: de los últimos fogonazos que sufrió la Argentina, ¿cuáles fueron los peores?

El "ranking" de las crisis del dólar: de los últimos fogonazos que sufrió la Argentina, ¿cuáles fueron los peores?
En los últimos años se registraron tres corridas cambiarias que llevaron a los precios del dólar por las nubes. Una crónica con un único protagonista
Por Ruben Ramallo
14.11.2020 16.30hs Finanzas

Las leyes de la física determinan que "todo lo sube, baja". Este principio es aplicado a un sinfín de cuestiones pero en raras ocasiones se puede asimilar a determinadas variables económicas o financieras, como ocurre en este caso puntual con el dólar blue.

En efecto, si se observa lo que viene sucediendo con su cotización en los últimos años, se pueden establecer tres períodos con características bastante parecidas, en lo que hace a marcadas subas y repentinas y profundas bajas posteriores.

En este contexto, lo primero que se puede preguntar es si la última escalada y su posterior corrección fue o no la más drástica de todas, si se la compara con las sucedidas en 2018 y 2019.

Una disparada hasta los $195

Para los más tremendistas la sorpresa puede ser significativa, pues más allá de los precios nominales, la corrida que se inició el pasado 15 de septiembre, con un blue que se negociaba a $131, alcanzó su pico el día 23 de octubre, cuando se elevó hasta los 195 pesos, para luego descender hasta los actuales 150 pesos.

Todo el proceso, aún no finalizado, implicó una suba del precio del orden del 49% y una corrección posterior del 23%, por lo que la variación entre puntas ronda el 15 por ciento. En cuanto a su duración, la faz ascendente duró unos 38 días, mientras que la baja, hasta el momento es menor a los 20 días, por lo que el proceso completo abarca menos de 60 días.

El dólar blue se disparó cerca de los $200, pero luego moderó su cotización.
El dólar blue se disparó cerca de los $200, pero luego moderó su cotización.

Cómo fue la crisis del dólar de 2019

Pasando ahora a lo sucedido en 2019, al momento de iniciarse la escalada, el 3 de julio, el precio era de $43,05, pero fue trepando en forma sostenida, en especial luego de conocerse el resultado de las PASO, hasta tocar un techo de 75 pesos, allá por el 25 de octubre, lo cual implica una suba del 74%.

A partir de esa fecha, comenzó a ceder la presión en el mercado por lo que la divisa comenzó a perder fuerza hasta que el 11 de noviembre marcó un piso de 64,50 pesos, por lo que la corrección rondó el 14%. En conclusión, en ese momento el blue trepó entre puntas un 50%.

El tiempo que demandó la trepada fue de 114 días y el descenso implicó 17 días, por lo que en este caso el ciclo completo fue de 131 días.

Cómo fue la crisis del dólar de 2018

Finalmente, a partir del 26 de abril de 2018, cuando el precio era de $20,85 por unidad, se inició la corrida más pronunciada y prolongada de las tres bajo análisis, pues hasta que alcanzó su punto máximo de $41,30, debieron transcurrir 155 días, con una depreciación del tipo de cambio de casi el 100%.

Una vez alcanzado este techo, comenzó una secuencia bajista que se prolongó hasta el 5 de noviembre, que culminó al registrarse un mínimo de 35,60 pesos, a lo largo de 38 días y una baja del 14%. En síntesis, todo este proceso, que implicó un total de 193 días concluyó con una suba del dólar blue del 71 por ciento.

Dólar: la expectativa devaluatoria impulsó los precios al alza.
Dólar: la expectativa devaluatoria impulsó los precios al alza.

¿Cuál fue la corrida más fuerte?

En definitiva, más allá del impacto que ha generado lo sucedido con el blue en los últimos días, tanto en lo que hace a la duración de todo el proceso de suba y baja, como a la magnitud de los valores nominales y, de los porcentajes asociados a los mismos, esta puede considerarse como la más débil de las tres, siendo precisamente la del año 2018 la más compleja, tanto en lo que hace a su profundidad como duración. Y ya se sabe cuáles fueron sus consecuencias.

¿Por qué se producen esos saltos tan violentos, que luego se revierten en parte? La explicación que dan algunos analistas es que ante situaciones de marcada incertidumbre, tanto económica como política, la reacción natural es buscar un refugio o paraguas protector, que en este caso es sin duda el dólar.

De esta manera, el exceso de demanda eleva los precios por encima de los de "equilibrio" ante una oferta que baja a su mínima expresión, pero luego, ya sea porque la primera se va agotando o por la reacción oficial, comienzan a surgir vendedores y el precio tiende a ceder.

"Controlemos el contado con liqui, que el blue luego va a terminar acompañando", es la premisa en el equipo de Guzmán

Dólar blue: por qué sube

Entre las razones de la suba, los operadores apuntaron que el precio se había pinchado mucho, dado que el martes había quedado a apenas $9 del dólar solidario. "El paralelo se había ido bastante barato respecto a lo que venía y me parece que muchos aprovecharon para salir a comprar en los niveles cercanos a $150. Se llevaron todo", dijo un operador. 

"Era lógico que después de una baja tan pronunciada, todos los tipos de cambio —el blue y los bursátiles— iban a tener un rebote", señaló Gustavo Quintana, operador cambiario con vasta experiencia en el mercado. Y añadió: "el blue, en particular, había caído mucho y se había acercado mucho al precio del dólar ahorro, lo cual había achicado mucho la brecha, y normalmente cuando hay tantos controles las brechas son mas amplias".

Quintana coincidió con la mayoría de los analistas en que el precio del blue se disparó "porque es un mercado muy chico, donde cualquier movimiento abrupto puede generar ciertos desequilibrios, y hasta un descalabro".

Y consideró que "a pesar de que maneja un volumen muy limitado, muchos lo miran porque en realidad es un precio de referencia, porque es el único mercado donde la gente puede comprar dólares".

Claro que muchos advierten que la suba de esta semana —tanto del blue como de los dólares bursátiles— preocupa menos al Gobierno y a los operadores en general, porque en esta época del año se produce una fuerte necesidad de pesos de parte de las empresas y también por parte de las personas, lo que provoca que muchos se desprendan de sus dólares y haya más oferta de divisas, lo que podría frenar una suba como la de fines de octubre, cuando el blue llegó a valer $ 195.

"Históricamente, la primera quincena de diciembre es demandante de pesos, mientras que en la segunda quincena se acomoda la situación y vuelve la compra para atesoramiento o para viajes, algo que no sabemos cómo será este año", dijo Quintana. Sin embargo, subrayó que "aunque lo de los viajes sea incierto, la demanda para atesoramiento continuará".

De esta manera, resta ver qué estrategia continuará aplicando el Gobierno para contener los dólares bursátiles en los que mira la cotización que más le preocupa por considerarlo el precio de referencia. Por ahora, aplica la firme y agresiva estrategia de intervenir en el mercado de bonos para bajar el precio del dólar MEP y contado con liquidación. Mientras tanto, el blue, sigue subiendo.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ
Temas relacionados