¿Default en 2024 y quita del 70% en la deuda?: el fatídico escenario que ve el mercado para Argentina

¿Default en 2024 y quita del 70% en la deuda?: el fatídico escenario que ve el mercado para Argentina
Fue otra semana de pérdidas del 6% en los bonos argentinos. Nadie se atreve a comprar. Operan como si fuera inminente una reestructuración en el futuro
Por Leandro Gabin
07.03.2021 23.00hs Finanzas

Fue otra semana fatídica para los bonos que Martín Guzmán emitió durante la reestructuración de la deuda del año pasado. Se vieron caídas de hasta el 6% en los que tienen ley Nueva York; y el riesgo país -el indicador de elabora el JP Morgan- también trepó 5% para rozar los 1.600 puntos básicos. La deuda argentina está a precios de remate y día tras día rompe nuevos "pisos". Nadie sale a poner el pecho a títulos que valen un tercio de lo que supieron valer, y esto acrecienta la idea de que la Argentina pasará todo el Gobierno de Alberto Fernández sin acceso a los mercados. O sea, a "vivir con lo puesto". 

Los bonos rinden hasta 20% o 21% en dólares. Es curioso que con esas tasas nadie en el mercado se "tire de cabeza" a comprarlo. En la semana Perú emitió bonos hasta 30 años pagando entre el 2% y el 3%. Los países de la región consiguen financiamiento a tasas mínimas históricas: la Argentina ni siquiera ofreciendo retornos del 20% consigue que alguien le compre un bono.

¿Por qué? Sencillamente porque se duda de que se paguen en el futuro. La reestructuración de Guzmán dejó un sabor a muy poco. Lo único que hizo fue estirar los plazos de vencimientos, bajar las tasas, pero no hizo quita de capital. En criollo: si Argentina debía 100 dólares, hoy sigue debiendo lo mismo. Y la falta de un plan consistente (tema fiscal a la cabeza) hace que los inversores consideren como "intocables" a los bonos argentinos. 

Los títulos que emitió Guzmán valen un tercio de lo que valían cuando empezaron a negociarse en septiemnbre pasado
Los títulos que emitió Guzmán valen un tercio de lo que valían cuando empezaron a negociarse

Nada detiene la caída estrepitosa

"Los bonos soberanos argentinos siguen sin encontrar su piso y nuevamente hacen mínimos históricos esta semana en un contexto que sigue siendo difícil para la renta fija de países emergentes a raíz de los movimientos en la tasa de interés a 10 años de los bonos del tesoro americano. Fueron 5 ruedas consecutivas en las cuales si bien el volumen operado fue bastante bajo, no vimos compradores de bonos argentinos en el mercado. Los bonos máscastigados fueron los más cortos, y algunos vencimientos quedaron operando muy cerca de los 30 dólares de paridad", reseñó Balanz Capital

Según la Consultora 1816, los bonos argentinos operan como si ya fuera inminente una quita importante en el capital. O sea, como si estuviera cerca de volver a reestructurarse la deuda. "El mercado está operando como si fuera a venir en 2024 una reestructuración muy agresiva, con quita de 70%, en línea con las reestructuraciones más agresivas de la historia", afirman. 

Y señalan que si a toda la deuda soberana en moneda extranjera en manos privadas (u$s92.000 millones. según datos oficiales a septiembre del 2020) le aplicaran una quita de principal del 70% y pusieran un cupón de 10% (pensando en nuevos bonos operando a la par), "Argentina solo debería pagar u$s2.800 millones de cupones al año por esos bonos", dice. O sea, casi nada. 

Además, hacen una comparación con los bonos de Venezuela. Los del país caribeño operan actualmente a u$s10 (la Argentina, a u$s30), pero recién bajaron de u$s25 en 2019, cuando se había acumulado una caída en el PBI de 67% en 6 años, había hiperinflación emy consolidada y el Gobierno de Estados Unidos puso restricciones al trading

 
Los bonos de Venezuela rinden 10 dólares mientras que los de Argentina cerca de 30 dólares
Los bonos de Venezuela rinden 10 dólares mientras que los de Argentina cerca de 30 dólares

Precios de oportunidad, sólo para creyentes

"Teniendo en cuenta todo, y pese a la mala performance reciente de la deuda, seguimos pensando que con una mirada de largo plazo los bonos argentinos en dólares están baratos y que compensan los riesgos, que no son pocos", concluye la Consultora 1816. 

Claro que si bien los cálculos indicarían que excepto una tragedia, a estos precios, los bonos tienen más para ganar que para perder, lo cierto es que esos números no están siendo vistos por los inversores (sean locales o grandes fondos de Wall Street). Tampoco ayuda al universo de la deuda que el BCRA y la Anses rematen bonos a precios viles con tal de contener el dólar paralelo. 

Si bien hay otros cálculos en Nueva York que indicarían que los títulos tienen upside (potencial de suba) de hasta 35% este año, está supeditado a varias cosas: 1) acuerdo con el FMI y 2) un plan económico creíble que ataque la situación fiscal. Nada de esto estaría sucediendo y por eso los inversores evitan a toda costa quedarse con bonos emitidos por Alberto Fernández.

Pareciera, según lo que dicen los banqueros, es que la Argentina tendrá vedado el financiamiento externo hasta las elecciones presidenciales del 2023. O sea, hasta que se sepa si continúa el kirchnerismo en el poder o si, por el contrario, emerge una alternativa más "pro mercado". Mucho tiempo, mucha incertidumbre. Todo golpea a una deuda a precios de default. Otra vez. 

Temas relacionados