iProfesional

Cómo ve al dólar y a la economía Juan Cuattromo, presidente del Banco Provincia

Una de las personas de mayor confianza de Axel Kicillof es optimista y dijo que están dadas las condiciones para que cedan expectativas a una devaluación
Por Leandro Gabin
13/03/2021 - 06,02hs
Cómo ve al dólar y a la economía Juan Cuattromo, presidente del Banco Provincia

Juan Cuattromo, el presidente del Banco Provincia, es uno de los hombres de mayor confianza del gobernador Axel Kicillof. Economista salido de la Universidad de Buenos Aires con un  Magister en Economía, realizó estudios de posgrado en el Institute for Capacity Development del Fondo Monetario Internacional y la Escola de Administração Fazendária del Ministerio de Hacienda de Brasil. En la función pública fue director del Banco Central en el periodo 2015-2016, y anteriormente tuvo a su cargo la Subsecretaría de Programación Macroeconómica del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas. 

En diálogo con iProfesional, Cuattromo se mostró optimista en relación a la recuperación de la economía para este año y señaló que están dadas las condiciones para que sigan cediendo las presiones a una devaluación y el BCRA recupere reservas (porque el tipo de cambio está elevado y los precios de las materias primas acompañan). Además, adelantó los planes que tiene la entidad para acompañar a las empresas en este 2021. 

A continuación, un resumen de la charla con el presidente del Banco Provincia:

- El 2020 fue un año muy complejo por la pandemia que golpeó mucho a la economía, las familias y las empresas. Ahora este año con la expectativa de un rebote de la economía, que ya empezó a verse, ¿cómo se posiciona el banco para atender lo que será seguramente una mayor demanda de créditos para la producción?

- Desde el inicio de la gestión asumimos el compromiso de devolver al banco su rol fundacional como impulsor de la producción y el desarrollo de la Provincia. En este sentido, venimos trabajando en la creación de instrumentos financieros orientados especialmente a las PyMEs. La pandemia impuso nuevos desafíos al sistema financiero en general y a la banca pública en particular, pero no por eso hemos abandonado el objetivo estratégico que el gobernador Kicillof fijó para este banco. De hecho, en el 2020 duplicamos el saldo de la cartera de préstamos productivos, lo cual permitió comenzar a transitar el camino de devolver al Banco su rol histórico como motor del desarrollo provincial.

La entidad tienen planes para seguir estimulando a las pequeñas empresas durante este año
La entidad tienen planes para seguir estimulando a las pequeñas empresas durante este año

-¿Que sectores de la economía cree que serán los que hagan punta este año? ¿Cómo se llega a ellos a través de las herramientas que tiene la entidad?

- Para el 2021, esperamos que la economía crezca tanto en la producción de bienes como de servicios, pero deberemos prestar particular atención a la heterogeneidad en el ritmo de recuperación de los sectores. En particular, estimamos que los bienes se recuperan impulsados por actividades como la construcción (cabe destacar que dicho sector resultó ser uno de los más afectados el año previo, por lo cual parte de esta previsión de crecimiento es una recuperación del terreno perdido). A su vez, el sector industrial mantendría un buen desempeño, contemplando indefectiblemente una mayor demanda de importaciones, que hoy se torna más viable debido al mejoramiento del panorama externo. Por el lado de los servicios la recomposición se produciría gracias a una mayor movilidad que se espera a medida que progrese la vacunación, pero esta situación puede cambiar en función de la dinámica epidemiológica.

En cuanto a las herramientas, Axel anunció recientemente un programa integral del Gobierno provincial para apuntalar el crecimiento en 2021, que en el caso del banco incluye el sostenimiento y expansión del programa RePyME, una política integral de financiamiento al sector agroindustrial (tarjeta ProCampo y programa A Toda Máquina), programas de financiamiento mediante Leasing y microcréditos productivos. Además, apuntalaremos la demanda con programas de apoyo a la construcción y el consumo de bienes durables (por ejemplo, motos). Todas estas políticas, además, se apoyarán en el proceso de modernización que ha iniciado el banco por lo que esperamos poder llevar estas soluciones de forma rápida y eficiente, mediante canales digitales que son el complemento natural de nuestra extensa red de atención territorial.

-¿Es optimista con la economía argentina hacia adelante? Muchos consultores dicen que el país sigue sin atacar los problemas de fondo: la inflación, el déficit y la falta de inversión. ¿Se puede dar vuelta eso?

- Claramente somos optimistas respecto del futuro de la economía argentina. Sin embargo, debemos ser realistas en cuanto al punto en el que nos encontramos luego de un período de 4 años con políticas económicas inconsistentes (2016-2019) y 1 año de pandemia que impuso la crisis global más pronunciada en la historia del capitalismo moderno. Así, la economía se fue duramente golpeada por el endeudamiento, la recesión y el desempleo. En este contexto, el Gobierno está trabajando con el objetivo de acelerar el crecimiento en actividad económica y en la recuperación del empleo privado. El programa económico definido por el presupuesto 2021 apunta a baja paulatina en la inflación, de una sostenibilidad fiscal que vaya de la mano de la recuperación económica, y de una mayor oferta de instrumentos en pesos para así lograr reconstruir el mercado de deuda pública en moneda local y establecer los cimientos que otorguen certidumbre para invertir en el país, de modo que el riesgo que asuma el sector privado sea menor.

Asimismo, se trabaja con el objetivo de apuntalar las exportaciones del país como mecanismo que dote de estabilidad en el tiempo al crecimiento del mercado interno. Este es un programa enfocado al mediano plazo, pero que no descuida las urgencias del presente. En ese sentido, será clave ir apuntalando esta trayectoria con consistencia en el tiempo, elemento clave para poder hilvanar un proceso de desarrollo sostenido en el tiempo.

Cuattromo dice que están dadas las condiciones para que bajen las expectativas a una devaluación
Cuattromo dice que están dadas las condiciones para que bajen las expectativas a una devaluación

- Uno de los desafíos más grandes que tuvieron todos los gobiernos en la Argentina es la inestabilidad cambiaria. Después de un 2020 complicado, pareciera que se logró estabilizar la brecha cambiaria y el BCRA recupera dólares. ¿Cree que se puede mantener esta tranquilidaden el frente cambiario?

- En 2020 logró acordarse la reestructuración de la deuda pública en moneda extranjera, lo cual allanó el camino hacia la normalización de los pasivos del país. Para el 2021 se tiene en agenda la negociación con el FMI, con la posibilidad de acordar una postergación de los vencimientos de los próximos años. Por su parte, la campaña 2020/2021 del agro permite prever que será un año con interesantes ingresos provenientes de este sector, como resultado de un precio de las materias primas del sector agropecuario en ascenso ante un dólar débil por la gran liquidez mundial, un tipo de cambio real alto respecto al promedio histórico y unas cantidades cosechadas mejores a las pronosticadas hace algunos meses gracias a las lluvias de las últimas semanas en la zona central del país. Tal como se observó en los primeros meses de 2021, este marco junto a la recuperación de nuestros socios comerciales, genera un marco propicio para apuntalar la confianza, incrementar las reservas internacionales y reducir las expectativas devaluatorias.

- ¿Qué le hace falta a la Argentina para empezar a ser un país más estable, sin tanta inestabilidad que no solo perjudica a las empresas que no saben si invertir o no, sino a las familias que tampoco encuentran una respuesta a sus problemas cotidianos?

- Desde nuestro punto de vista, resulta clave establecer un proceso de desarrollo nacional, con fuerte énfasis en el mercado interno, el dinamismo exportador y la producción de bienes y servicios con agregación de valor. En este sentido, encontrar un acuerdo distributivo que interprete las necesidades de nuestra gente y de espacio para revertir los niveles de pobreza y exclusión que hoy demuestra la realidad nacional deben ser ejes prioritarios para abandonar estos episodios de inestabilidad recurrentes. Los instrumentos de política macroeconómica no son más que herramientas que deben utilizarse de forma pragmática y consistente para obtener estos objetivos políticos. Llevar tranquilidad a la vida de las familias y posibilidades de crecimiento al día a día de las empresas es sin duda, un objetivo impostergable para empezar a dar vuelta esta página en la historia nacional.