De los laboratorios con vacuna anti Covid, ¿cuáles le hicieron ganar más plata a inversores por suba de acciones?

De los laboratorios con vacuna anti Covid, ¿cuáles le hicieron ganar más plata a inversores por suba de acciones?
Con una demanda que no para de crecer ante el avance del Covid-19, existe una competencia muy marcada entre los principales laboratorios a nivel global
Por Ruben Ramallo
21.04.2021 18.07hs Finanzas

En medio de la pandemia Covid-19 existe un conjunto de empresas que parecen haber alcanzado un elevado grado de "inmunidad financiera", a partir, precisamente, de la eficacia que están alcanzando algunas de las vacunas que producen.

Ello se ve reflejado en primera instancia en la evolución de las cotizaciones de sus respectivas acciones, siendo lo más relevante lo sucedido con Moderna, que en el último año muestra un incremento de su precio del orden del 214 por ciento.

En segundo lugar se ubica Sinopharm, que avanza un 21% en la bolsa de Hong Kong y Johnson & Johnson, con el 8 por ciento.

 

Estos avances en los precios se reflejan obviamente en el incremento de su capitalización bursátil, pues según datos de mercado, desde el inicio de la pandemia a la fecha, acumulan una ganancia de 152.000 millones de dólares.

El valor de mercado de las siete farmacéuticas más grandes del mundo hoy trepa a 839.000 millones de dólares

El crecimiento en las valuaciones se produjo pese a que en las semanas recientes ha crecido la incertidumbre en torno a algunas vacunas contra Covid-19, ya que han enfrentado problemas para la aprobación en ciertos países, pues se han detectado anomalías e inclusive efectos secundarios en los pacientes que las reciben.

A manera de referencia, a inicios de 2020 el valor de mercado de Johnson & Johnson, Pfizer, AstraZeneca, Moderna, Novavax, BionTech y CanSino, es decir siete de las farmacéuticas más grandes del mundo, ascendía a unos u$s690.000 millones, mientras que según los últimos datos disponibles, por estos días trepa a 839.000 millones de dólares.

En este contexto, Johnson & Johnson, que es la empresa más grande del sector, registra un valor bursátil superior a los u$s430.000 millones de dólares, es decir un 10% por encima del que registraba hasta antes del inicio de la pandemia.

Pfizer, la segunda firma por capitalización, tenía un valor de u$s217.000 millones de dólares antes del brote de la pandemia y alcanzó un pico a finales del año pasado para luego descender a los actuales u$s206.000 millones, luego que decidió vender parte de sus acciones para capitalizar las ganancias.

En cuanto a la vacuna desarrollada por esta empresa, se ha revelado que causa algunos efectos secundarios e inclusive que se necesita una tercera dosis para que sea efectiva, lo cual no ha afectado su valor, pues incluso ha aumentado un poco hasta volver a alcanzar el nivel que tenía hace un año.

Un caso parecido es el de AstraZeneca, la tercera del mercado, que antes de la pandemia valía u$s136.000 millones, el mismo nivel que mantiene hasta la fecha pese a que su vacuna ha sido una de las más controversiales al ser suspendida su aplicación por algunos países de la Unión Europea y Estados Unidos tras darse muertes sospechosas en pacientes que recibieron la dosis.

Pero la gran ganadora dentro del sector farmacéutico es Moderna, ya que acumula una suba de su valor bursátil de u$s110.000 millones.

¿Por qué subió tanto Moderna?

Más allá de la natural evolución de su actividad, en las últimas semanas sus inversores lograron capitalizar los problemas que debió enfrentar una de sus principales competidoras, Janssen, la filial de Johnson & Johnson, que debió paralizar su distribución.

Las acciones de Moderna el último año muestra un incremento de su precio del orden del 214 por ciento

Si bien este traspié no es tomado muy en cuenta por los analistas de mercado pues consideran que el impacto de esas noticias no afectará mayormente los beneficios de la compañía, su problema es más un tema de confianza y credibilidad más que a los números.

No obstante, en el mercado se tiene bastante descontado que la contribución de Johnson & Johnson a la vacunación en los Estados Unidos no será muy voluminosa. Además, el impacto financiero para la compañía no debería ser significativo dado que las ventas se realizan sin ánimo de lucro la pandemia.

Con su principal competidor "detenido en boxes", el mercado apostó por Moderna, lo que se vio impulsado por la actualización de los datos de efectividad sobre su vacuna.

A partir de dos semanas después de la segunda dosis, la vacuna fue más de 90% efectiva en general y más del 95% para prevenir casos graves, según un comunicado de la compañía.

Los resultados son similares a los observados después de seis meses con las vacunas de Pfizer y Biontech. A principios de abril, esas compañías dijeron que su vacuna se mantuvo en 91,3% de efectividad hasta seis meses después.

Según el consenso de analistas de Bloomberg, las acciones de Moderna tienen un precio objetivo a doce meses de 169,38 dólares, lo que todavía ofrece cierto potencial alcista.

Finalmente, el 53% de estos expertos recomienda comprar mientras que el 30% opta por mantener.

Temas relacionados
Finanzas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído