Si tenés un "pucho" de $10.000, ¿vale la pena invertirlos?: esto aconsejan expertos

Si tenés un "pucho" de $10.000, ¿vale la pena invertirlos?: esto aconsejan expertos
Cuáles son los instrumentos tradicionales y arriesgados a los que puede apelar el ahorrista que tiene unos pesos de sobra y no sabe dónde ponerlos
Por Mariano Jaimovich
07.06.2021 06.41hs Finanzas

El inminente cobro del medio aguinaldo para los trabajadores bajo relación de dependencia, potencia la incertidumbre respecto de qué hacer con los pesos excedentes, en especial, en un contexto donde la elevada inflación reduce a lo largo del tiempo el poder de compra de los ahorros.

En este caso, la pregunta que hizo iProfesional a expertos que manejan carteras de inversores es qué instrumentos, tanto tradicionales como arriesgados, o fuera de lo común, son recomendados para aquellos ahorristas que tengan un "pucho" extra de $10.000, y busquen apostarlos a "todo o nada" para intentar salir ganando.

Antes que nada, el primer punto central que se debe tener en cuenta, antes de elegir una alternativa para colocar ese dinero, es conocer qué importancia tiene dicho monto en las finanzas personales y en las reservas totales con las que se cuenta en ese hogar.

En segundo lugar, influirá de forma radical en la selección de la opción dónde se colocarán esos pesos el horizonte de tiempo que se desee mantener esa apuesta.

"Las alternativas de inversión para ganarle a la inflación varían, por supuesto, del nivel de aversión al riesgo y horizonte manejados por el ahorrista. Los más conservadores pueden optar por plazos fijo UVA, que rinden inflación más un spread ubicado entre los 50 y 100 puntos básicos, y que tienen un mínimo de encaje de los fondos de 90 días", dice a iProfesional Federico Filgueira, socio de la consultora MAg Finanzas.

En este sentido, Mariano Sardans, economista y directo de FDI, agrega: "Todo depende del plazo y la moneda que va a necesitar la persona, debido a que tiene relación a cuánto de ese monto representa el total de los activos líquidos que tiene ese individuo y, a su vez, del total de su patrimonio".

Por ejemplo, este experto que gerencia los patrimonios de distinto tipo de ahorristas, cita que si esos $10.000 son todo el capital que tiene el interesado, y es posible que lo necesite usar en los próximos meses, antes de las elecciones, "le aconsejaría que lo deje en pesos y lo ponga en un plazo fijo UVA o en un bono CER (sigue a la inflación) a corto plazo".

Aquél que tiene disponibles unos $10.000 tiene a disposición diversas alternativas, que vas desde conservadoras a muy arriesgadas.
Aquél que tiene disponibles unos $10.000 tiene a disposición diversas alternativas, que vas desde conservadoras a muy arriesgadas.

En cambio, si ese dinero lo llegase a necesitar en moneda dura, Sardans le sugiere que "adquiera divisas a través de las diferentes formas que hay para comprar dólares".

Y para aquél que tenga ingresos corrientes y posea deudas con tarjetas de crédito, a tasas por arriba de la que paga un plazo fijo (37% anual), este analista le aconseja que "cancele esas deudas primero".

En conclusión, el destino de esos $10.000 dependerá cuánto se pueda y se quiera arriesgarse a perder todo ese capital, en la misión de obtener el máximo resultado posible.

"Todo depende de la situación de cada uno, no hay una solución para todo el mundo. Hay una posible solución para cada cliente, y todo es muy relativo", advierte Sardans.

De manera ilustrativa, si alguien hubiese comprado paquetes de yerba mate de 1 kilo con todo ese dinero, hubiese "ganado" más que colocarlos en dólar y un plazo fijo.

Es decir, en mayo hubiera obtenido una ganancia teórica de 6,5%, que fue lo que aumentó de precio ese producto,. de acuerdo al relevamiento de Héctor Polino de Consumidores Libres.

Por ende, superó el incremento del dólar libre en todo mayo, debido a que el valor del blue avanzó 4,7% y el MEP (Bolsa) escaló 5,3%. Y, obvio, más que el 3,08% mensual que paga un plazo fijo tradicional.

Incluso, superó a la inflación promedio que hubo en mayo, que según economistas privados se calcula en torno al 3,8%, como es el caso de las proyecciones de la Fundación Libertad y Progreso.

Mercado bursátil

Ahora bien, para aquellos ahorristas a los que esos $10.000 no representan una parte crítica de su capital total disponible, la opción es apostar por inversiones a más largo plazo o que posean un riesgo mayor.

En este sentido, iProfesional le consultó al analista bursátil Claudio Zuchovicki qué haría con dicho monto, y su respuesta fue contundente: "Compraría acciones de empresas argentinas, y no miraría sus números por 3 años".

Ello se debe a que los papeles de compañías locales en la Bolsa de Buenos Aires, después de casi tres años de fuertes devaluaciones del peso, se encuentran en precios muy baratos respecto a otras firmas similares de la región y otros países emergentes.

"Si este dinero representa el 0,01% de lo que tiene en activos líquidos, le diría que compre acciones argentinas, que están destrozadas, que sería como comprar un bitcoin. Es decir, es todo muy binario: puede ir a ´todo o nada´, porque no se sabe si Argentina va a camino a ser un país normal, donde estaría todo barato en ese caso. O bien, si va camino a ser Venezuela, donde ahí estaría ahora todo muy caro. Por eso es una situación binaria", resume Sardans.

Algunas inversiones bursátiles, como acciones y bonos CER, están brindando importantes ganancias en los últimos meses.
Algunas inversiones bursátiles, como acciones y bonos CER, están brindando importantes ganancias en los últimos meses.

Ahora bien, dentro del mercado bursátil existen otras inversiones que son conservadoras o moderadas y cuyo riesgo es bajo.

Para Gustavo Neffa, economista y analista de Research For Traders (RfT), en la misión de escapar de la inflación y sin tomar en cuenta los activos estrictamente reales, como son una mercadería, un auto o inmuebles, afirma a iProfesional que "hay que indexarse a alternativas con CER", que es el índice que sigue a los precios.

Al respecto, "a partir del año 2022, en el Bono del Tesoro a ese año (TX22) recién hay alternativas que rinden por encima del CER (inflación desfasado dos meses) y hasta 11% para el tramo más largo de la curva con bonos en pesos como el Discount (solo una serie), el Par o el Cuasipar, entre las alternativas de bonos soberanos", aconseja.

También Neffa agrega que hay que tener en cuenta los bonos con tasa Badlar o dólar linked (siguen al precio del tipo de cambio oficial), "pero prefiero un ajuste con CER", concluye.

En ese sentido, Filgueira coincide que los bonos soberanos de la llamada "Curva CER" otorgan rentabilidades "interesantes", donde "la liquidez no es un problema si hablamos de montos de colocación de un particular".

Y completa: "Aquellos inversores que prefieran invertir en instrumentos del sector privado, tienen la posibilidad de analizar la adquisición de Obligaciones Negociables (ON) nominadas en UVA, las cuales son una opción interesante del mercado".

Adicionalmente, si el horizonte de inversión (y aversión al riesgo) lo permite, propone la compra de Cedears, como los de Amazon, Google y Microsoft, debido a que considera que "pueden otorgar rendimientos que excedan la inflación. Especialmente, para quienes que le asignen una probabilidad de suba del dólar Bolsa por encima del índice de precios (IPC)", dice Filgueira.

Por último, dado que el Gobierno se encuentra en plena negociación con los acreedores externos, este analista sostiene que "no puede dejarse de lado el hecho de que, si se le asigna una importante probabilidad de ocurrencia a un cierre exitoso del proceso, los bonos en dólares a largo plazo (AL29, AL30, entre otros), y acciones como YPF, seguramente muestren un repunte que otorgará ganancias de capital importantes".

Las distintas criptomonedas ofrecen amplias ganancias pero son muy volátiles.
Las distintas criptomonedas pueden ofrecer amplias ganancias pero son muy volátiles.

Apuestas más arriesgadas

Entre las alternativas de "moda" para destinar esos $10.000 que son sumamente arriesgadas, se encuentra el caso de las criptomonedas.

Un caso concreto de este destino para el dinero "marginal" lo brinda Natalia Motyl, economista de la Fundación Libertad y Progreso, en base a su experiencia personal.

"De mis ahorros mensuales, el 50% lo destino a comprar criptomonedas, como pueden ser Bitcoin y Ether. Esa plata es la que dejo inmovilizada por un largo tiempo. Es decir, son esos pesos que sé que al mes siguiente no los voy a necesitar", relata la experta.

Y aclara: "Hay que ser redundante en este punto: las criptomonedas son una apuesta de largo plazo, rinden más que cualquier otro activo, pero son muy volátiles. O sea, puede ser que compres a un precio y al mes siguiente esté mucho más abajo. Por ende, si necesitás la plata, terminás perdiendo. Por eso es la inversión preferida de los jóvenes", alerta Motyl.

Asimismo, completa que otra parte muy pequeña de sus ahorros los destina a comprar alcoins, que es todo lo que no es bitcoins, como ADA, Dogecoin, Shiba.

"Estos últimos pueden tener un crecimiento muy alto en poco tiempo, dada su volatilidad, y si se los vende a tiempo se puede ganar mucho en poco tiempo. Pero no son para cualquiera", detalla Motyl. 

Y finaliza: "El resto lo compro en ´USDT´ que siguen la variación del dólar y son las criptomonedas más estables. Es como comprar dólares, y se compran o venden en plataformas como Binance, a un precio más alto que en el mercado informal. Es decir, en promedio, $10 por arriba de dólar blue".-

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ
Finanzas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído