"Viento cola", precios deprimidos y apuestas de corto plazo: todo lo que hay detrás de la recuperación de bonos

"Viento cola", precios deprimidos y apuestas de corto plazo: todo lo que hay detrás de la recuperación de bonos
Las paridades ya suben al 40% y en el mercado no encuentran explicación "lógica" para tal suba. El mundo ayuda y prima "mirar el vaso medio lleno"
Por Leandro Gabin
14.06.2021 06.26hs Finanzas

Parece haberse alineado los planetas para los activos argentinos mientras que el Banco Central sigue comprando dólares en el mercado de cambios.

En la última semana, los títulos públicos siguieron trepando hasta 5% y las paridades (precio actual versus su valor técnico) llega al 40%. Fueron más constantes que las acciones y demostraron que la Argentina se está beneficiando del "viento de cola" que proviene del exterior. ¿Cuánto durará? Esa es la pregunta del millón. 

"El clima financiero sigue positivo, con los bonos y las acciones rebotando (desde el subsuelo), el BCRA comprando algo menos de reservas y devaluando al 1,3% mensual. Las Licitaciones del Tesoro reflejan que el mercado quiere colocar los pesos en bonos indexados y los títulos HD (Hard Dollar, Bonares y Globales) se acercan a paridades de 40% y la brecha se estabilizó en niveles altos, de 75%", reseñó Fernando Marull, director de FMyA. 

Los mercados globales con EEUU a la cabeza han impulsado una recuperación de los activos de riesgo como la Argentina
Los mercados globales han impulsado una recuperación de los activos de riesgo como la Argentina

Excusas para un rebote necesario

Pero no todo es positivo. Dice que los anuncios fiscales del Gobierno siguen reflejando que se dejaron atrás las señales de austeridad, justificados en la crisis COVID y las elecciones. "El aumento del gasto en el segundo semestre será alto, consistente con un déficit fiscal de 4,5% PBI. Lo más preocupante es que se está subiendo el gasto de manera permanente con ingresos transitorios (soja y riqueza) y las consecuencias serán mayores subas de impuestos en 2022", alertó.  

En lo inmediato, un mejor contexto internacional y la baja en la tasa de interés americana (debajo de 1,50%), los bonos soberanos mejoraron sensiblemente y el riesgo país se redujo a 1460 puntos. "Viento de cola, más reservas internacionales en el BCRA, 'no news is good news' con Club de París y FMI, apuesta elecciones y factores técnicos (empieza a devengar tasa), parecen ser los drivers detrás del rebote de los bonos. Buena noticia", agregó Marull. 

Los estrategas de AdCap Securities también se focalizan en la mayor demanda por bonos en dólares. "Aun sin el efecto catalizador a la vista continúan los bonos en dólares negociando al alza con el GD30 acercándose a los u$s39, nivel que no veíamos desde febrero de este año", advierten. 

Esto, en el medio de que el gobierno entró en periodo de gracia con el Club de París por los u$s2.400 millones que vencían a fines de mayo, mientras que el vocero del FMI Gerry Rice confirmó que Argentina y el FMI continúan trabajando en conjunto, pero no dio detalles sobre contenidos ni cronogramas. O sea, no hay novedades de avances y eso condicionará que el país evite un default abierto a finales de julio con el Club de París. 

La apuesta a que el Gobierno evitará un default abierto con el Club de París también está detrás de la suba de los bonos
La apuesta a que se evitará un default abierto con el Club de París también está detrás de la suba de los bonos

Sin default pero con final abierto

Pareciera, no obstante, que el mercado prefiere mirar el "vaso medio lleno". Los rumores de un posible acuerdo con el FMI enganchado al Club de París siguen dando vuelta aunque aún sin forma. Las bajas paridades y la proximidad del reseteo de cupones a principios de julio también ayudan.  

Para Pedro Siaba Serrate, estratega de renta fija en Portfolio Personal Inversiones (PPI), la situación actual de los mercados globales se traduce en un alivio para Argentina, que ha entrado en esta "fiesta emergente". "La tasa americana relativamente en pausa, es uno de los condimentos que se agregan al rally de los bonos argentinos. Los inversores dicen: esto está andando un poco mejor, pero al mirar hacia 2023 ó 2024, considerando el perfil de deuda, el panorama luce más complicado", señala. 

Y agrega que por más reducción de estrés que muestran los precios, el mercado descuenta que Argentina va a sufrir un evento de crédito en los próximos años. Pero un eventual acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Club de París, serían una señal. "Con un plan estructural detrás y cierta racionalidad, Argentina podría retomar el rumbo, generar recursos y volver al mercado, que pide previsibilidad. Ese es el camino a seguir", afirma Siaba Serrate. 

Sea como fuere, el rally la renta fija en dólares de las últimas semana si bien hizo que los bonos levantaran cabeza, lejos están de ser una inversión de las más redituables en lo que va del año. Según GMA Capital, el viento de cola internacional y algunas tímidas señales desde el plano local hicieron que tanto los títulos denominados en ley argentina como en extranjera recortaran sus pérdidas en moneda dura. Los Bonares acusan un golpe de 5,6% en dólares en el año (versus un rojo de 15% a fines de marzo), mientras que los Globales pierden 3,8% (desde 13%) en el mismo período. Precios híper deprimidos también explican la recuperación de los bonos

Temas relacionados