05.12.2021
DÓLAR
100.25 / 106.25 0.00%
BLUE
197.50 / 200.50 0.00%

Baja la inflación, pero se acercan las elecciones: ¿conviene apostar al dólar o a un plazo fijo?

Baja la inflación, pero se acercan las elecciones: ¿conviene apostar al dólar o a un plazo fijo?
Los plazos fijos tradicionales recuperan algo de atractivo, pero las elecciones traerán volatilidad al dólar ¿Qué le conviene al inversor en este contexto?
Por Pilar Wolffelt
22.06.2021 13.00hs Finanzas

En el mes de mayo, la inflación, según datos del INDEC, fue del 3,3%. Bajó algo más de lo esperado por la mayoría de las calificaciones privadas, que esperaban alrededor de un 3,6%. Si bien es una buena noticia, todos los economistas coinciden en señalar que aún es un nivel alto, sobre todo teniendo en cuenta que el acumulado en los primeros cinco meses del año es del 21,5%.

Se esperaba una cierta desaceleración en el índice de precios debido a que el Gobierno está llevando el ritmo de apreciación del dólar algo retrasado respecto de la inflación para que funcione como ancla y así llegar más tranquilo a las elecciones. Esa expectativa finalmente se comprobó en los hechos y se abrió, así, un momento bisagra para replantearse cuáles son las mejores inversiones para hacer en este nuevo contexto.

Todo indica que el sendero inflacionario va a descender, por lo menos en junio: podría estar por debajo del 3% y en julio puede ser que se mantenga la tendencia y alcance un 2,5%.

No obstante, los expertos en el mercado de capitales advierten que el escenario preelectoral también representa un gran desafío y altera el escenario para el inversor, dado que suelen ser épocas de volatilidad cambiaria e inestabilidad en Argentina.

Falta poco más de tres meses para las elecciones y la expectativa es que traigan más volatilidad para el dólar.
Falta poco más de tres meses para las elecciones y la expectativa es que traigan más volatilidad para el dólar.

Un nuevo escenario con varios dilemas

Así, cuando faltan casi tres meses para las primarias, las preguntas que surgen son: ¿Siguen siendo un buen negocio los instrumentos atados a la inflación? ¿Recobran atractivo los plazos fijos tradicionales? ¿Hay que pensar en una dolarización de cartera?

Mauro Cognetta, financial advisor, asegura a iProfesional que "siempre hay un juego entre tasa de interés y dólar". Explica que la primera se conoce de antemano y el segundo se calcula en función de las estimaciones a futuro. Así, ambos se miden en relación a la inflación y a las expectativas para definir en qué conviene invertir.

"A raíz del dato de inflación, el mercado, en un primer momento, realizó una leve toma de ganancias y cayó, pero repuntó enseguida, aún a pesar del mal desempeño de los activos locales en general", dice Regina Martínez Reikes, directora ejecutiva y fundadora de Amauta Inversiones Financieras, sobre la reacción inical al dato. Señala así, que esto es un claro ejemplo de que la perspectiva indica que los instrumentos atados al CER siguen siendo una buena opción. 

"A pesar de la caída de la inflación en mayo y en las estimaciones para los próximos meses, el mercado sigue avalando la idea de la transitoriedad de estos niveles", señala -en línea con su colega- el asesor financiero y CEO de Interfinance, Sergio Morales.

Según explica, esto se debe a que, para el Gobierno, será difícil mantener las cifras de inflación previstas para junio y julio dado que esta desaceleración está basada sobre controles al tipo de cambio, el congelamiento de las tarifas de servicios públicos y del precio de la nafta y otros controles de precios, que, sin embargo, se actualizarán post-elecciones.

En este contexto, Morales observa que el ahorrista "está volviendo a concebir la alternativa de un plazo fijo tradicional como una buena posibilidad de inversión, pero transitoria".

Al respecto, el Financial Advisor, Mauro Cognetta, advierte que va a ser una buena opción ir hacia un plazo fijo tradicional sólo si la tasa acompaña ese nuevo ritmo de inflación y él confiesa que duda de que se vaya a dar esa posibilidad.  

Asegura que, hoy, todas las variables macro parecen indicar que el dólar oficial va a seguir planchado, pero advierte que la gran incertidumbre en ese frente es qué sucederá  después de las elecciones. "Con esta proyección en mente, la gente lo que mira, en general, son los dólares financieros y el blue, que subió por estos días", dice.

En tanto, prevé que es poco probable que la tasa de interés le gane a la inflación a largo plazo. Así, opina que un plazo fijo UVA o un fondo de inversión CER es mucho más conveniente que uno tradicional si la tasa de interés sigue en los valores actuales y aunque la inflación en el nuevo sendero trazado.

Con menos inflación, la tasa de los plazos fijos tradicionales es más atractiva, pero aún los instrumentos dolarizados dan más seguridad a largo plazo.
Con menos inflación, la tasa de los plazos fijos tradicionales recobra atractivo, pero los instrumentos dolarizados dan más seguridad a largo plazo.

Las mejores alternativas para armar cartera

No obstante, de cara al contexto electoral en el que observa que, gane quien gane, es esperable que se dé cierto grado de volatilidad cambiaria, Cognetta considera que "la mejor alternativa es dolarizarse vía CEDEARs, por ejemplo, para pasar este momento de incertidumbre en moneda dura".

A la hora de mencionar cuáles son los más interesantes, asegura que, hoy, conviene apostar por los CEDEARs de empresas de valor, los más estables, que pagan dividendo y tienen negocios más consolidados.

"Para mí, la opción más válida de invertir en esos instrumentos es hacerlo en el exterior a través de algún fondo o ETFs, pero con un capital más pequeño en Argentina también se puede hacer y la mejor alternativa, para mí, es el de Berkshire Hathaway", afirma.

Así, Cognetta opina que esta es una posibilidad muy interesante para diversificar cartera destinando, por ejemplo, parte del capital a fondos CER y otro porcentaje al CEDEAR mencionado.

En la misma sintonía, Martínez Reikes considera que  "los instrumentos que ajustan por inflación, como es el plazo fijo UVA, son todavía una buena alternativa incluso a pesar de que mejoró el panorama para los plazos fijos tradicionales".

Sin embargo, asegura que estos son a 90 días, lo que no es tan conveniente dado que considera que "la liquidez es muy importante, dadas las condiciones de la economía argentina".

Por ese motivo, asegura que es preferible elegir un Fondo Común de Inversión atado a la inflación o algún bono que se rija por el índice de precios, ya que permiten venderlos rápidamente y desarmar la posición de manera que en 48 horas se puede tener la plata en la cuenta propia.

En tanto, Morales recomienda que, para los más conservadores, que no quieren arriesgarse a un salto brusco de la inflación o del tipo de cambio, pueda ser una mejor opción avanzar hacia una dolarización de los ahorros.

Cognetta está en línea también con esta visión al señalar que, en forma transaccional, puede ser recuperar cierto atractivo el plazo fijo tradicional con un descenso inflacionario, pero que, de cara a un contexto electoral una buena alternativa son los instrumentos dolarizados, previendo que en algún momento puede haber algún salto del tipo de cambio.  

En cambio, para  aquellos que buscan un rendimiento más de corto plazo y desean aprovechar la calma inflacionaria, Morales asegura que "les será más conveniente un Fondo Común de Inversión (FCI) compuesto por Títulos Públicos a tasa BADLAR (mayorista)".

Detalla en ese sentido que estos instrumentos tienen la capacidad de otorgar un rendimiento levemente superior al plazo fijo y cuentan con una liquidez casi inmediata, que es una característica muy positiva en un entorno muy cambiante, como el que presenta la Argentina.

A la hora de pensar las inversiones, es esencial analizar el riesgo que se desea asumir.

La tolerancia al riesgo, un elemento clave

Tal como señalan loe tres especialistas, lo cierto es que el tipo de inversión que se elija depende del riesgo que se elija asumir. "En términos generales, CER le gana a devaluación, pero un instrumento a tasa fija, por ejemplo, las Letras de Descuento (LEDEs), que operan 37% a julio un poco más a agosto y un 38% a septiembre", dice Martínez Reikes.

Para aquellos inversores que quieran instrumentos a tasa fija (sin volatilidad y riesgo precio), la especialista señala que es interesante la posibilidad de invertir en LEDEs también o armar sintéticos entre un bono dólar linked y un futuro de Rofex.  Así se arma un activo sintético que rinde alrededor del 50% hoy.

Todo indica que, aunque el rendimiento de los plazos fijos tradicionales, que vienen muy castigados, pueda mejorar con la baja de la inflación y, sobre todo si se mantiene el sendero bajista en todo el segundo semestre, aún falta para ver si se puede hablar de una tendencia consolidada.

Lo cierto es que la caída del índice de precios en mayo es una buena noticia, pero aún sigue siendo alto, y, aunque se prevé una profundización de esta tendencia en junio, la incertidumbre que generan las elecciones de octubre seguramente hará que, en los próximos meses veamos una tendencia a conformar carteras que combinen instrumentos atados a la inflación con otros en dólares para hacer frente a la volatilidad esperada por los expertos en el contexto electoral.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ
Finanzas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído