Los inversores argentinos exigen una tasa más alta de cara a elecciones

Los inversores argentinos exigen una tasa más alta de cara a elecciones
En el mercado hay nerviosismo por versiones de que el Gobierno podría incrementar las restricciones luego de las elecciones para evitar fuga de capitales
Por iProfesional
10.09.2021 22.05hs Finanzas

Los rendimientos en pesos de los bonos locales de Argentina se dispararon durante el último mes a medida que aumentó el nerviosismo antes de las elecciones primarias de este fin de semana.

Las tasas de los bonos denominados en pesos vinculados a la inflación con vencimiento en febrero de 2022, que son de los valores más líquidos en el mercado local, aumentaron 381 puntos básicos a 5,73% en el último mes, señala Bloomberg.

Argentina celebrará primarias este domingo y elecciones legislativas de mitad de período el 14 de noviembre.

Los inversores están vendiendo deuda local en pesos, y entrando a fondos "money market" y comprando dólares en el mercado de capitales para eludir las restricciones cambiarias, en medio de preocupaciones de que, según cuál sea el resultado de la votación, el Gobierno podría agregar más restricciones para evitar la fuga de capitales.

"Hay un deterioro de expectativas sobre la deuda en pesos en general, debido a las restricciones a los activos denominados en dólares", dijo Joaquín Pastor, jefe de investigación del agente de bolsa local Max Valores. "El consenso es que después de las elecciones habrá un cambio en la política cambiaria. Por eso los argentinos prefieren no tener pesos durante las elecciones".

Para cubrir sus necesidades de financiamiento local en este escenario de baja demanda, el Gobierno pagó y aumentó las tasas en una subasta local realizada el jueves. Argentina pudo renovar el 117% de sus 90.000 millones de pesos (u$s917 millones) de deuda que vence el lunes al pagar hasta 115 puntos básicos más que hace un mes, por las letras Lecer con vencimiento en julio de 2022, indica Bloomberg.

Los inversores minoristas también están recurriendo a casas de cambio ilegales, llamadas "cuevas" antes de la votación primaria. El jueves, el peso informal llegó a 186,5 por dólar, su nivel más débil de este año. El diferencial entre el tipo de cambio no oficial y el spot oficial se amplió a 89%, frente al 84% de la semana pasada.

Finalmente, el viernes el dólar blue retrocedió y se colocó a $185. Más calmo, pero igualmente por encima del nivel que tuvo en las últimas semanas.

"Lo peor todavía no pasó"

El Tesoro acumuló $99.907 millones con su última licitación de Letras del jueves, dándose el "lujo" de rechazar un aproximado de $50.000 millones para no convalidar una suba de tasas. Complementariamente a lo que absorbió del total en instrumentos "dollar linked", obtuvo 21,6% en LEDES y 32,5% en LECER. De esta manera, el mercado le marca la cancha para la licitación que sigue el 16 de este mes cuando aún restan renovar vencimientos por $158.000 millones 

De todas formas, hacia adelante, el escenario no está para nada despejado. "Esperamos que los próximos meses se mantengan desafiantes para el Tesoro y el BCRA, dependerá de cómo continúen evolucionando las expectativas de devaluación e inflación los próximos meses", dijo Delphos Investment

Los inversores están expectantes a lo que suceda en los próximos meses con los vencimientos de deuda.
Los inversores están expectantes a lo que suceda en los próximos meses con los vencimientos de deuda.

Escenario complicado

Y agregó que "de inclinarse la balanza por lo segundo las oportunidades sobranen una curva castigada por el foco en el tipo de cambio y la colocación depesos en fondos money-market". "Será clave también que la Secretaría delTesoro logre mantener el pragmatismo a la hora de licitar instrumentos deelevada demanda para captar la mayor cantidad de pesos", advirtió. 

La última licitación del Tesoro en agosto evidenció un cambio en los instrumentos que demanda el mercado complicando no sólo el roll-over delos vencimientos, sino también a nivel monetario en cuestiones de emisióndada la creciente asistencia del BCRA en los últimos meses.En el primer semestre las colocaciones de deuda en pesos lograron cubrir los vencimientos en moneda local y colaborar con el financiamiento del déficit primario. La emisión monetaria del BCRA completó el financiamiento faltante para el déficit primario y el pago de servicios en moneda extranjera (FMI, Club de París y títulos públicos).

"Si el porcentaje de roll-over no se ubica en torno al 130% en los meses que vienen, la asistencia del BCRA al Tesoro ganará mayorprotagonismo", señala Delphos.En cuanto a las licitaciones, la dinámica de los meses previos venía priorizando la visión cortoplacista del mercado, ofreciendo en el menú deinstrumentos LEDES y eventuales LECER (con vencimientos en su mayoría en2022) y DL como el TV22 y T2V2, cuyas emisiones fueron ampliadas aprincipios de agosto.

"Pero como mencionamos, la dinámica cambió y las LEDES no pareceninteresar dado que las mismas poseen una TIR cercana al 45% (sin contar la deseptiembre), por debajo de lo que se puede conseguir en algunos instrumentossub-soberanos Badlar o soberanos tasa fija", explica.

Será clave la asistencia del BCRA al Tesoro si no mejora el roll over de los vencimientos.
Será clave la asistencia del BCRA al Tesoro si no mejora el roll over de los vencimientos.

Financiamiento monetario

Tal es así que en la primera licitación del mes en curso, el Tesoro no quisoconvalidar tasa y el valor adjudicado de cada instrumento se ubicó pordebajo de lo ofrecido. Donde nuevamente las ofertas se concentraron en los DL con porcentajes de adhesión cercanos al 90%. Aquí fue clave elpragmatismo de la Secretaría de finanzas para el menú y mejorar el resultado.

"Es un secreto a voces que la situación fiscal se fue deteriorando en los últimos tres meses y gran parte del financiamiento de este agujero recayó en la asistencia monetaria del BCRA. Desde fines de junio, el BCRA emitió las dos terceras partes de todo lo emitido para asistir al Tesoro. No obstante, la peor parte de la película está por venir", alertó Portfolio Personal Inversiones (PPI).

La estacionalidad del gasto comienza su etapa más complicada desde este meshasta diciembre y para evitar que el financiamiento monetario se desborde (mucho más allá de lo presupuestado en $1,2 billones), el equipo de Rafael Brigo debe mantener abierto el acceso al mercado doméstico.

En esta línea, venimos de un mes muy pobre. Agosto protagonizó un roll-over de 98%, representando la peor renovación de los últimos 14 meses. En otras palabras, no solo no se levantaron fondos desde el mercado doméstico, sino que se requirió más emisión para afrontar necesidades de deuda. Por eso, lo que suceda hacia adelante será clave. El partido está lejos de haberse terminado. 

Temas relacionados
Finanzas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído