iProfesional

Acciones y bonos argentinos caen en Wall Street y el riesgo país rompe una nueva barrera: 1.900 puntos

Desde el miércoles pasado, cuando el índice que elabora el JP Morgan superó la barrera de los 1900 puntos básicos, no ha dejado de sumar unidades
Por Marcelo Mussi
30/11/2021 - 16,00hs
Acciones y bonos argentinos caen en Wall Street y el riesgo país rompe una nueva barrera: 1.900 puntos

El riesgo país no cede. Desde el miércoles pasado, cuando el índice que elabora el JP Morgan superó la barrera de los 1.800 puntos básicos, no ha dejado de sumar unidades. Tan solo cuatro jornadas financieras después, nuevamente rompió un nuevo techo.

Este martes el riesgo país avanza 26 puntos básicos (+1,4%) y se posiciona en los 1.903 puntos básicos.

Se trata de un nuevo máximo desde la reestructuración de deuda de 2020, cuando el índice cayó casi un 50%, hasta los 1104 puntos. Desde aquel entonces, acumuló un alza de 800 unidades. En noviembre, la suba es de 191 (+11,2%).

Claro está que este avance tiene como contrapartida el derrumbe de la cotización de los bonos en dólares. A manera de ejemplo, el AL29 en su versión en dólares cae en lo que va del año un 24%, mientras que la serie siguiente, es decir el AL30, pierde un 28%, mientras que el GD30 baja un 20 por ciento

Frente a este contexto, estos bonos del último canje de deuda operan en rojo. En el exterior, el Bonar 2030 registra una baja en la jornada del 2,4% y el Bonar 2041 del 2,8%; a nivel local los mayores descensos son para el Bonar AL29 (-1,6%) y Global 2046 (-0,9%).

"Durante el fin de semana llegó la tercera carta de Cristina Kirchner para romper el silencio post-elecciones. Sin grandes sorpresas, el sentimiento negativo dentro del mercado se extiende. ¿Hasta cuándo? Por ahora los bonos globales no encuentran un piso rompiendo los mínimos registrados de marzo y llevando la tasa promedio ponderada por encima del 20%", señaló Portfolio Personal de Inversiones (PPI).

Los bonos del último canje de deuda operan en rojo

El S&P Merval opera en las 79.000 unidades, una caída del 0,1% frente a la jornada previa. Las mayores bajas son para Cablevisión Holding (-4,9%) y Aluar, que desciende 4,5%.

En sentido opuesto, solo tres compañías operan en terreno positivo: Edenor asciende el 4,6%, seguido por Telecom (3%) y Transportadora de Gas del Norte, con un 2%.

En Wall Street, las acciones argentinas (ADR) operan -en su mayoría- en rojo. Por tercera rueda consecutiva la agencia turística Despegar lidera la caída (-8,6%), como consecuencia de la prohibición que estableció el Banco Central (BCRA) de vender pasajes y servicios turísticos al exterior en cuotas.

También muestran mermas los papeles de Mercado Libre (-3,5%) y Cresud, con un retroceso de 2,9%.

Qué implica el récord del riesgo país

Cabe recordar que no hace mucho tiempo, apenas más de un año, y a partir de la renegociación de la deuda, el Riesgo País caía en forma sustancial, pues pasó de los 2.200 puntos a prácticamente la mitad.

En aquel entonces, analistas y operadores aventuraban que con un inminente acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, que incluiría cierto avance en el control del déficit fiscal, ese nivel podría mantenerse e incluso reducirse.

Pero la historia muestra otra realidad, ya que en cuestión de semanas el indicador trepó hasta los 1.500 puntos básicos (p.b.) ante el deterioro de las cotizaciones de los bonos argentinos, debido en gran medida a que el acuerdo con el FMI se alejaba en el tiempo.

Avanzando en el tiempo, meses más tarde se ingresó en un período en el que se alternaron subas y bajas siempre en un "canal lateral" que oscilaba entre un piso de 1.450 p.b. y un techo levemente por encima de los 1.600 puntos básicos.

Los bonos en dólares AL29, AL30 y GD30 son los que más caen

Así se llegó hasta las previas de las PASO, cuando el indicador se ubicaba en valores mínimos de los últimos meses, en torno de los 1.450 p.b., pero a partir de ese momento se ingresó en un rally ascendente que lejos de detenerse tras conocerse los resultados de las elecciones legislativas no se detuvo hasta la actualidad. Haciendo cuentas hoy su nivel es nada menos que casi un 70% más alto que luego del canje y se ubica apenas un 24% por debajo del nivel previo al arreglo.

Lo llamativo del caso es que a partir del resultado electoral se esperaba una mejora de las cotizaciones de los bonos, lo cual se vio cristalizado el lunes siguiente a los comicios, pero luego la realidad volvió a golpear la puerta ya que a partir de ese momento los bonos comenzaron a perder terreno en forma acelerada.

Esta situación se refleja en las cotizaciones. Asi por ejemplo, el AL30, que el 12 de noviembre cerró a u$s35,20, cotiza en la actualidad a u$s30,50, lo cual implica una pérdida de casi 5 dólares o del 14 por ciento.

Sobre este punto, los analistas de Desde Porfolio Personal remarcaron que "si bien el resultado electoral aumentó el optimismo de cara al 2023 y definió un nuevo mapa político dentro del Congreso con un poder repartido entre las distintas fuerzas políticas, la incertidumbre política y económica no se disipó".

Y agregan que "la incertidumbre en lo económico no se disipó y el combo de los últimos meses se repite: un acuerdo con el FMI pendiente, los ruidos en lo monetario y las presiones cambiarias influyen de manera negativa en los mercados. La falta de medidas económicas para corregir los desequilibrios actuales afecta la performance de la deuda".

"Pasadas las recientes elecciones legislativas, hay temas que concentran la atención política", explicó en un reporte la consultora Massot, Monteverde & Asociados. "La negociación - que a esta altura nadie sabe a ciencia cierta qué tan adelantada se encuentra- con el FMI y el propósito atribuido a Alberto Fernández de dar comienzo a una segunda etapa de su Gobierno (...) se explican y complementan mutuamente", agregó.

A partir de las elecciones,los bonos comenzaron a perder terreno en forma acelerada

¿Qué es el índice de Riesgo País?

El índice de Riesgo País que elabora el banco JP Morgan Chase es una suerte de termómetro que permite comparar a partir de ciertos parámetros, la salud de un importante número de países a lo largo de todo el mundo.

En la práctica, lo que hace es calcular la tasa de interés que se debe pagar en los mercados financieros internacionales para acceder al crédito y de ahí su importancia, ya que es considerada como un piso, tanto para el sector público como para las corporaciones privadas.

Según la metodología publicada por JP Morgan Chase, se toma en cuenta la tasa de interés que pagan determinados bonos en dólares emitidos por cada uno de los países que integran la muestra, siempre a plazos similares y se la compara con la correspondiente a los bonos del Tesoro de los Estados Unidos. Es decir, se trata de un sobreprecio.