¿Dólar, plazo fijo o acciones?: cuál fue la mejor inversión del último año y qué se prevé para 2022

Ahorristas que apostaron por plazo fijo, dólar y acciones durante todo el 2021, tuvieron rendimientos desparejos. Ganadores y perdedores. Cuánto se obtuvo
Por Mariano Jaimovich
01/01/2022 - 17,15hs
¿Dólar, plazo fijo o acciones?: cuál fue la mejor inversión del último año y qué se prevé para 2022

Con la finalización del 2021, surgen por parte de los ahorristas distintos cálculos para conocer cuáles de las inversiones rindieron más y resultaron ganadoras en todo el 2021.

Para graficarlo en un monto concreto, se tomó el rendimiento que tuvo una colocación inicial de un capital de $100.000, realizada hace 12 meses atrás, en distintos instrumentos, como la compra de divisas, plazos fijos y acciones de empresas.

También se consideró cuánto se ganó desde inicios de 2020 hasta el momento en las mismas herramientas de ahorro, por lo que las más ganadoras en todo este tiempo resultaron sorprendentes.

Como aclaración, aquellos que compraron dólares en el mercado oficial, se debe tener las restricciones por el cepo cambiario de un límite máximo de compra de u$s200 mensuales, que equivale a $35.600 al mes.

Es decir, el valor final de cada dólar al público en bancos y casas de cambio, llamado "solidario", finalizó diciembre en un piso de $178, al incluir en la cotización minorista el impuesto País (30%) y el adelanto de impuesto a las Ganancias (35%).

Esta cotización es, al menos, unos $20 inferior al que tuvieron los dólares en el mercado libre, como los de la Bolsa (MEP y contado con liquidación), que surgen de las compraventa de bonos que cotizan tanto en pesos como en moneda extranjera, y que tiene un valor implícito entre $196 y $204.

Y la cotización más elevada para la moneda estadounidense fue encabezada a fin del 2021 por la plaza ilegal, donde el blue se ubica en los $209.

Otras de las inversiones clásicas que se tuvieron en cuenta fueron los plazos fijos en pesos, tanto los tradicionales a 30 días como también los UVA, que son a 90 días y ajustan por inflación.

Finalmente, se consideró a la renta variable, que es la compra de acciones de empresas líderes que cotizan en el índice Merval de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, que subió en todo diciembre alrededor de 6%.

El Merval de acciones líderes fue la inversión tradicional que más ganancias otorgó en todo 2021. Aquél que puso $100 mil a inicios de 2021, ganó más de $163.000
El Merval de acciones líderes fue la inversión tradicional que más ganancias otorgó en todo 2021. Aquél que puso $100 mil hace 12 meses, ganó más de $163.000.

Inversiones ganadoras 2021

A la hora de analizar las inversiones más ganadoras de 2021, la opción que más ganancias otorgó a los ahorristas fue apostar por las acciones líderes del Merval de Buenos Aires, que en todo el año pasado ascendió más de 63%.

De esta forma, si el primer día hábil de 2021 (lunes 4 de enero) un pequeño inversor hubiera tomado la decisión de destinar $100.000 a la constitución de una inversión en el Merval, al finalizar el 2021 hubiese alcanzado los $163.182.

En tanto, para la colocación en un plazo fijo UVA arrojó un monto de b

Estas dos inversiones fueron las únicas que superaron a la de una canasta de bienes y servicios ajustable por el IPC Nacional, que arrojaría un valor a diciembre de $150.302, tras haber cotizado a $100.000 a inicios de 2021.

"Sólo la inversión en activos bursátiles y en plazos fijos UVA doblegaron a la evolución de los precios internos, mientras que quienes colocaron sus fondos en dólares estadounidenses y en plazo fijo tradicional a 30 días no pudieron equiparar el aumento de una canasta de bienes y servicios", sostiene a iProfesional el analista Andrés Méndez, director de AMF Economía.

Y agrega que este resultado sería más restrictivo aún, si se quitarán del IPC Nacional tanto los precios regulados como los estacionales (IPC Núcleo).

"En este caso, sólo el Merval habría superado los $155.000 que cotizaría la misma canasta de bienes y servicios a la que se accedía con $100.000 a principios del año pasado", acota Méndez.

En todo diciembre, también el índice de acciones líderes (Merval) fue el que más ganancias otorgó.
En todo diciembre, también el índice de acciones líderes (Merval) fue el que más ganancias otorgó.

Diciembre, mes positivo

El último mes del 2021 fue considerado "aceptable" para las opciones de inversión, aunque los "liberados" dólar MEP y contado con liquidación tuvieron pérdidas nominales (y reales).

Y en una situación intermedia, el dólar oficial no recortó su cotización, aunque evolucionó por debajo de la inflación.

En el otro extremo, "las inversiones en acciones, que habían tenido un noviembre en negativo, hicieron valer su condición de activos exitosos. También el plazo fijo UVA y el dólar blue le ganaron a la inflación, en tanto los plazos fijos tradicionales no desentonaron, aunque quizás por alguna décima fueron superados por la evolución del IPC Nacional", detalla Méndez a iProfesional.

De esta manera, en diciembre hubo una significativa valorización, cercana a los $7.000 en el mes, para el Merval.

En tanto, a los inversores que peor les resultó el último mes de 2021 fue a los tenedores de dólar contado con liquidación, que resignaron $7.525 en dicho período.

Cómo les fue a los ahorristas desde 2020

Diferente es la situación si se analiza la situación de un ahorrista que realizó una inversión de $100.000 a inicios de 2020 hasta el último mes del 2021.

"Las diversas cotizaciones del dólar estadounidense fueron las más atractivas desde 2020, en un contexto en el que también los plazos fijos UVA le ganaron a la inflación", sostiene Méndez.

Y agrega: "La incidencia de la profunda declinación de la actividad económica durante 2020, neutralizó el sobresaliente desempeño registrado por el Merval durante el 2021, colocándolo en la sumatoria de los dos ejercicios en una ´zona de pérdidas´ frente al IPC Nacional. También los plazos fijos tradicionales resultaron perdidosos en el acumulado 2020/21, consecuencia directa de la estrategia monetaria seguida por el Banco Central".

Desde inicios de 2020 hasta fines de 2021, el dólar, en todos sus formatos, fue la inversión más rendidora.
Desde inicios de 2020 hasta fines de 2021, el dólar, en todos sus formatos, fue la inversión más rendidora.

De esta forma, el inversor que apostó hace dos años por el contado con liquidación, hoy tendría, en base al ejemplo, más de $273 mil.

Le siguen los que se volcaron al dólar blue ($271 mil), los que compraron divisas en el MEP ($265 mil) y "dólar solidario", con una renta actual que acumula casi $218 mil.

En resumen, en todos los casos, el dólar permitió ganar desde enero de 2020 a la fecha más del doble del capital inicial aportado. Es decir, aportó un dinero extra que fue desde $118.000 hasta $173.000.

Qué se espera en este 2022

De acuerdo a las proyecciones de Méndez, la evolución de 2022 podrá estar asociada con los comportamientos observados en los dos últimos años.

"En rigor, la sobrerreacción que tuvo el dólar en 2020 y que los resultados de 2021 lo ´pagaron´, al colocarlo como una inversión poco atractiva, seguirán influyendo en el ejercicio recientemente iniciado", considera este analista.

Y completa: "Sólo habría que mirar con detenimiento la cotización a la que acceden los particulares para atesorar o sufragar consumos en el exterior, que es el denominado dólar ahorro, que podría ´despegar´ y recuperarse de la magra valorización de 2021".

En lo que respecta a los plazos fijos UVA, Méndez proyecta que, "salvo artilugios estadísticos, tienen todas las chances para seguir defendiendo el poder adquisitivo de los ahorros. Y esto en 2022 podría potenciarse por la quita de subsidios a las tarifas, revirtiendo la situación de 2020/21, ejercicios en los que los precios regulados le quitaron crecimiento al de por si desmesurado ascenso del IPC Nacional", grafica Méndez.

En cuanto a los activos bursátiles, si bien recién comienza el 2022, para este analista "no resulta un año tan promisorio" como lo fue el año pasado.

Por un lado, justifica que la pandemia sigue rondando en el horizonte, lo que constituye un interrogante sobre el desempeño de la renta variable. Y, por otra parte, el "rebote" de la fuerte caída de 2020 ya se produjo el año pasado.

"En este contexto, puede esperarse que el Merval resguarde el valor de los ahorros, aunque sin la profundidad observada en 2021", prevé Méndez.

Finalmente, y a pesar de los pedidos del FMI al Gobierno, para que sean elevadas las tasas de interés, no es esperable para este experto que los plazos fijos tradicionales abandonen su rol de "cenicienta" de las opciones de ahorro.

"Por la elevada liquidez disponible que debe ser esterilizada por el Banco Central, con el consecuente costo cuasifiscal, un ascenso muy pronunciado de la tasa de interés terminaría incidiendo negativamente en los resultados del BCRA, en los balances de las entidades financieras y en el propio nivel de actividad económica. Algo que la estrategia actual procura preservar en todas sus dimensiones", concluye Méndez a iProfesional.

Temas relacionados