iProfesional

Los ETF llegan al mercado local: qué son estos activos y cuáles son sus ventajas para los inversores

Se trata de una gran novedad para los inversores locales, que tendrán un menú más amplio para poder invertir en papeles del exterior
Por iProfesional
10/01/2022 - 20,40hs
Los ETF llegan al mercado local: qué son estos activos y cuáles son sus ventajas para los inversores

Por primera vez se podrán comprar en la Argentina los principales índices bursátiles del mundo a través del mercado local. Ya fueron aprobados varios de los ETF (Exchange Traded Funds) más operados por inversores internacionales, pero que hasta ahora no estaban al alcance de un ahorrista local.

De esta forma se amplia de manera muy significativa el ya extenso programa de Cedear que existe en el mercado local, es decir un amplio número de acciones de todo el mundo que pueden ser adquiridas en pesos desde cualquier cuenta abierta localmente en una Alyc (o sea, una sociedad de Bolsa).

Cuáles son los 9 índices de acciones internacionales que se podrán comprar en pesos vía Cedear
Cuáles son los 9 índices de acciones internacionales que se podrán comprar en pesos vía Cedear

ETF: dónde invertir en Argentina

A través de un comunicado oficial, se dio a conocer que la entidad regulatoria argentina autorizó el ingreso al Régimen de Oferta Pública a Caja de Valores para emitir Certificados de Depósito Argentinos de 9 reconocidos ETFs:

1. SPDR S&P 500 ETF Trust (SPY): se emitirán 200 millones de Cedears del S&P 500 que tendrán un ratio de 20 a 1. Este fondo permitirá replicar el comportamiento del índice accionario más representativo de Estados Unidos.

2. Invesco NASDAQ 100 ETF (QQQM): se emitirán 100 millones de Cedears del Nasdaq 100 que tendrán un ratio de 20 a 1. El ETF brindará la posibilidad de invertir en las principales empresas tecnológicas del mundo.

3. iShares Russell 2000 ETF (IWM): se emitirán 25 millones de Cedears del Russell 2000 que tendrán un ratio de 10 a 1. A diferencia del S&P 500, el Russell 2000 se enfoca en las 2000 empresas de baja capitalización más importantes del mercado.

4. iShares MSCI Emerging Markets ETF (EEM): se emitirán 25 millones de Cedears que tendrán un ratio de 5 a 1. En este caso, se puede usar para invertir en una canasta de activos de mercados emergentes.

5. Financial Select Sector SPDR Fund (XLF): se emitirán 15 millones de Cedears que tendrán un ratio de 2 a 1. Para quienes se centran en sectores, este ETF emulará el desempeño de solo el sector financiero del S&P 500.

ETF

6. Energy Select Sector SPDR Fund (XLE): se emitirán  5 millones de Cedears que tendrán un ratio de 2 a 1. En este caso, se busca obtener un beneficio del sector energético que incluye a numerosas compañías.

7. SPDR Dow Jones Industrial Average ETF Trust (DIA): se emitirán 15 millones de Cedears que tendrán un ratio de 20 a 1. Para quienes tienen un perfil algo más conservador, el Dow Jones se compone de las compañías más sólidas y consolidadas del mercado, con baja sobreponderación de tecnológicas.

8. iShares MSCI Brazil ETF (EWZ): se emitirán 5 millones de Cedears que tendrán un ratio de 2 a 1. Como indica su nombre, el ETF sirve para obtener un beneficio del mercado accionario brasileño.

9. ARK Innovation ETF Equity (ARKK): se emitirán 20 millones de Cedears que tendrán un ratio de 10 a 1. El fondo estrella de Cathie Wood invierte en compañías tecnológicas sumamente disruptivas y con mucho potencial.

Ventajas y desventajas de los ETF

Los ETFs son las siglas del inglés Exchange Traded Funds, que en español son Fondos Cotizados. Los ETFs son uno de los productos de inversión más populares en la actualidad, y los inversores de todo el mundo los ha adoptado por sus numerosos beneficios, como lo es la rápida diversificación, los bajos costes y la fácil negociación.

Como sugiere su nombre, los ETF tienen dos características definitorias: son fondos y se cotizan en una bolsa, suena simple, ¿verdad? A continuación, encontrará una guía rápida que lo ayudará a conocer aún mejor los ETF. Los ETF son solo fondos que se negocian en una bolsa de valores como una acción regular.

Este tipo de instrumento combina características de los fondos de inversión convencionales y de las acciones. Al igual que los fondos, los ETF permiten invertir en una cartera que incluye decenas de acciones, bonos o derivados. Pero, mientras que los primeros necesitan un par de días para ejecutar las órdenes de compra y venta, los ETF se negocian en mercados abiertos, como las acciones, lo que les permite ser más líquidos y más transparentes.

Las solicitudes para permitir los fondos ETF no requieren de una autorización expresa, sino que pueden entrar en vigor si el organismo pertinente deja pasar el plazo obligatorio sin solicitar cambios ni pedir al aspirante a emisor que retire la presentación.

La historia de los ETF, como la de muchos avances tecnológicos, tiene mucho que ver con la investigación básica. Durante la década de los sesenta, el profesor de la Universidad de Chicago, Eugene F. Fama, se centró en la hipótesis de los mercados eficientes.

Esta teoría suponía que en un mercado de acciones que funciona bien, el precio de cotización es muy cercano al precio intrínseco. La conclusión práctica de este teorema es que no tiene mucho sentido pagar mucho dinero a gestores de inversiones para que se dediquen a comprar o vender títulos al mejor precio. Mientras Fama seguía investigando (llegaría a ganar el Premio Nobel de Economía en 2013), uno de sus discípulos decidió ponerlo en práctica.

Keith Shwayder, recién graduado en la Universidad de Chicago, comenzó a trabajar en 1971 en la empresa fundada por su abuelo: la fábrica de maletas Samsonite. Animado por los estudios teóricos, decidió que el fondo de pensiones de los empleados de la compañía fuera una vehículo de gestión pasiva que replicara la evolución de todas las cotizadas de la Bolsa de Nueva York. Aquello fue un desastre, porque no era fácil de implementar para un patrimonio relativamente pequeño. Dos años después, el banco Wells Fargo creó el primer fondo indexado, abierto solo a clientes mayoristas, que replicaba la evolución del índice S&P 500.

La inversión indexada permitía entrar en los mercados bursátiles con comisiones mucho más bajas (no hay que pagar gestores ni analistas). El tiempo acabó demostrando que, además, la indexación permitía conseguir mejor rentabilidad que la mayoría de fondos de inversión convencionales.

Temas relacionados