Plazo fijo UVA versus tradicional: cuál es la mejor inversión tras suba de tasas del BCRA

La suba de la tasa de interés de los plazos fijos tradicionales genera que ahorristas ahora calculen si les conviene más, o no, estos que un plazo fijo UVA
Por Mariano Jaimovich
17/06/2022 - 12,30hs
Plazo fijo UVA versus tradicional: cuál es la mejor inversión tras suba de tasas del BCRA

La reciente suba de tasas de interés para los plazos fijos tradicionales enciende el debate entre los ahorristas, respecto a si ahora conviene invertir en este instrumento o si sigue siendo "mejor negocio" volcarse a un plazo fijo UVA, que ajusta en base a una inflación que continua registrando niveles muy elevados.

El jueves el Banco Central subió los rendimientos de las colocaciones desde el previo 48% hasta el 53% anual, es decir, 5 puntos porcentuales más de lo que venía rindiendo en la previa.

Por lo tanto, un plazo fijo tradicional empezará a pagar desde el 21 de junio una renta mensual de 4,42%, y surge el debate respecto a si pasará o no a ganarle a la ganancia que ofrece un plazo fijo UVA, que toma como referencia al momento de la colocación los últimos 45 días de inflación registrada.

Cabe aclarar que este instrumento requiere un tiempo de encaje de los fondos de un mínimo de 90 días para pagar ese nivel de interés, mientras que los tradicionales precisan "apenas" 30 días.

Más allá de esta nueva suba de tasas, existe un factor que incide en los plazos fijos UVA, que es que días atrás el Indec difundió que la inflación oficial de mayo fue de 5,1%.

El Banco Central subió las tasas de interés de los plazos fijos tradicionales hasta el 53% anual.
El Banco Central subió las tasas de interés de los plazos fijos tradicionales hasta el 53% anual.

Plazo fijo UVA le gana al plazo fijo tradicional en el corto plazo

Bajo estos parámetros, y de continuar la suba de precios de la economía en estos niveles elevados, se puede afirmar que a pesar del nuevo incremento de la tasa de interés al 4,42% mensual, el plazo fijo tradicional sigue perdiendo frente a la inflación.

Entonces, desde la óptica de un ahorrista en pesos, "continúan resultando más ventajosos los plazos fijos UVA cuando se analiza la relación entre las tasas fijadas por el Banco Central y las expectativas de inflación que las superan", sostiene a iProfesional Andrés Méndez, director de AMF Economía.

De acuerdo al último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) publicado a inicios de mes, que realiza el BCRA entre un grupo de 40 economistas, se espera una inflación de 5% para junio y 4,5% para julio.

"A partir de este aumento de las tasas, el contraste puede estar dado en un acortamiento de la brecha que separa a un plazo fijo UVA de uno tradicional. De esta manera, el diferencial a favor del UVA se ubicará en un rendimiento de 1,1 puntos porcentuales más que la otras alternativa", concluye Méndez.

Es decir, un plazo fijo tradicional otorgará para un depósito inferior a los $10 millones una tasa de 4,4% mensual, mientras que un UVA alrededor de 5,5%.

Los plazos fijos UVA, según los economistas, todavía siguen rindiendo más de forma mensual que un plazo fijo tradicional.
Los plazos fijos UVA, según los economistas, todavía siguen rindiendo más de forma mensual que un plazo fijo tradicional.

Se achicará la brecha entre plazo fijo UVA y común

Por el lado del arrastre de los precios elevados que vienen registrándose desde marzo pasado en adelante, se estima que el rendimiento para todo julio de un plazo fijo UVA se ubique en torno al 5,1% o 5,2% mensual, calcula Méndez.

En tanto, se aguarda que un plazo tradicional minorista rinda, considerando los 31 días del mes, alrededor de 4,5% en ese período.

En este contexto, expertos esperan que en breve las ventajas del plazo fijo UVA sobre el común se vayan diluyendo. "En base a este escenario, el diferencial a favor del plazo fijo UVA se estaría reduciendo a casi la mitad, a ganar un plus de 0,7 puntos porcentuales respecto a los tradicionales", dice Méndez.

Al respecto, acota este experto que en agosto, sin considerar las nuevas alzas de los rendimientos mínimos que pueda realizar el Banco Central de acá en adelante, el diferencial de la renta de los plazos fijos podría contraerse de "forma quirúrgica", dado que "el nominado en UVA rendiría en torno al 5% mensual, en tanto que el tradicional minorista repetiría el 4,5% del mes precedente".

O sea, la "brecha" entre estos dos instrumentos de ahorro se habrá reducido de forma considerable. Por ende, la duda de los inversores ahora se posa en conocer si la estrategia del Banco Central de suba de tasas de interés seguirá su curso, o no, y en qué niveles se podrían ubicar las utilidades mínimas de los plazos fijos para los próximos meses.

"En este caso, sin avizorar aún una supremacía del plazo fijo tradicional, puede esperarse una mayor paridad entre ambas opciones", define Méndez.

Los plazos fijos están rindiendo en todo 2022 más que la devaluación oficial, pero quedan abajo respecto a la inflación.
Los plazos fijos están rindiendo en todo 2022 más que la devaluación oficial, pero quedan por abajo respecto a la inflación.

Plazo fijo con el dólar en la mira: perspectivas

Ahora bien, para los economistas consultados por iProfesional, la sensación es que el Banco Central corre "desde atrás" a la inflación.

"Es probable que esta decisión de subir las tasas mínimas para depósitos a plazo sea insuficiente para evitar el traspaso de pesos al dólar, como también para que pueda operar como ´ancla´ monetaria en materia de aumento de precios", resume Méndez.

Y concluye: "Va a continuar resultando más redituable adelantar consumos e inversiones que posicionarse en pesos a tasa de interés".

Por el lado de Santiago Manoukian, economista de Ecolatina, afirma a iProfesional que el incremento de los rendimientos responde a lo acordado con el FMI, que es mantener una tasa "real positiva" para el ahorrista, por la vía del sostenimiento de la demanda de dinero y así morigerar la dinámica inflacionaria.

Esto se debe a que, según su análisis, cuando aumenta la tasa de interés se incrementa el atractivo de los rendimientos en pesos.

"Algo que quedó más evidente en este último movimiento, donde la suba de la tasa mínima de los plazos fijos subió 5 puntos porcentuales (pp) frente a la suba de 3pp en el rendimiento de las Leliq, siendo la primera vez que este fenómeno tiene lugar", sentencia.

Así, Manoukian completa: "Si bien ya preveíamos un ajuste al alza en las tasas frente al evento de crédito de días pasados y la suba en la brecha cambiaria, este incremento sigue apuntando a desincentivar la demanda de dólares y su correlato a precios, para buscar evitar un salto cambiario".

A su vez, este economista considera que el alza de las tasas de interés busca "aplacar las presiones" sobre los dólares financieros y la brecha, "procurando anclar expectativas, como también no poner en riesgo las liquidaciones de los exportadores y fortalecer las reservas del Banco Central, en un contexto de aceleración del ritmo de depreciación".