En contra de las expectativas, la Inflación de EE.UU. no cede en agosto y enciende luces de alarma en el mercado

El consenso del mercado apostaba a una baja del 0,1% en agosto pero la realidad marcó lo contrario. Subas en sectores clave impulsaron la suba
Por Ruben Ramallo
13/09/2022 - 10,10hs
En contra de las expectativas, la Inflación de EE.UU. no cede en agosto y enciende luces de alarma en el mercado

Era el dato más esperado del mes, por los efectos que puede generar sobre la economía y las finanzas, no solo de EE.UU. sino del mundo. Finalmente, a primera hora del martes, se anunció que la inflación medida en términos anuales apenas cayó dos décimas, hasta el 8,3%, en el mes de agosto.

Para los analistas la suba del 0,1% en agosto es un dato decepcionante, pues se esperaba un descenso mayor ante la caída de los combustibles, pero el fuerte aumento de precio de los alimentos, los servicios médicos y de los autos nuevos ha impedido que la inflación se modere con mayor contundencia. Además, la inflación subyacente se ha situado en el 6,3%, una suba de cuatro décimas que ha rebasado al alza, también, el consenso del mercado.

Sin dudas que este nuevo dato refuerza la posición de la Reserva Federal de EEUU, que seguirá subiendo las tasas de interés a un ritmo de 75 puntos básicos.

Con estos nuevos datos se confirma que la inflación podría haber dejado atrás su pico alcanzado en junio, cuando se situó en el 9,1% y ahora todos los focos están puestos en la subyacente (no pondera alimentos frescos ni energía), que sigue subiendo.

Inflación en EE.UU.: continúa la presión

Hasta que el indicador subyacente no comience a retroceder, no se podrá decir que la Reserva Federal ha comenzado a ganar la lucha contra la inflación, según los expertos. Desde Puente afirman que "la atención estará en las declaraciones que puedan conocerse por parte de los representantes de la Reserva Federal sobre este resultado; pudiendo así dar alguna señal sobre el camino que podrían seguir en la tasa de política monetaria, principalmente en la reunión de la semana próxima".

Antes de conocerse el dato, los analistas de Deutsche Bank explican en una nota publicada esta mañana "pase lo que pase con el dato de IPC de EE.UU. de hoy va a ser difícil concluir si los precios han dejado atrás su furia. La mayoría de las materias primas, con la notable excepción del gas y el petróleo, están por debajo de hace un año... hay evidencia de una disminución de las presiones sobre los precios desde el lado de la oferta en general", sostienen desde el banco alemán.

 Contra todos los pronósticos, a Inflación de EE.UU. no cedió en agosto 

Sin embargo, en el lado negativo, es que la inflación todavía se encuentra en niveles obstinadamente altos y la subyacente no termina de remitir, lo que podría dejar entrever que los precios se van a mantener elevados por un tiempo prolongado.

El primer efecto post anuncio se reflejó en la suba de los rendimientos de los bonos del Tesoro de EE.UU. porque los inversores apuestan que la lectura de inflación alta mantendrá agresiva a la Fed en el endurecimiento de la política monetaria. El interés del bono a 10 años aumentó 8 puntos básicos, hasta el 3,44%. El rendimiento del bono del Tesoro a 30 años subió unos 5 puntos básicos, hasta el 3,56%.

Por su parte, en la preapertura del mercado de Wall Street los índices líderes mostraban bajas de importancia. En efecto, el que representa al Nasdaq perdía el 2,4%, el del líder S%P otro 1,4% y el del tradicional Dow Jones otro 2,1 por ciento.