Elon Musk movió las fichas y Twitter le contestó: ¿habrá acuerdo?

A días de iniciarse el juicio entre el dueño de Tesla y Twitter por incumplimiento del contrato, Musk retoma su interés por la compañía. Los motivos
Por Ruben Ramallo
05/10/2022 - 11,05hs
Elon Musk movió las fichas y Twitter le contestó: ¿habrá acuerdo?

Un tema que parecía haber quedado en el olvido, luego de varias idas y vueltas, vuelve a estar en el tapete a partir que el director Ejecutivo de Tesla, Elon Musk, retomó la idea de comprar Twitter por un total de 44.000 millones de dólares. 

El anuncio hizo que el precio de la acción en Wall Street trepara el martes un 22%, mientras se especulaba sobre la actitud que tomaría el directorio de la red social del pajarito, aunque en la rueda del míercoles cae levemente. 

A diferencia de lo sucedido anteriormente, la respuesta no tardó mucho en conocerse, ya que este miércoles se anunció que estaban de acuerdo en cerrar el trato. A partir del acuerdo, que por el momento es de palabra, se estaría en vías de anular el proceso judicial abierto por la empresa contra Musk.

"La intención de la compañía es cerrar la transacción por 54,20 dólares la acción", escribió Twitter en reacción a una propuesta de Musk que fue enviada horas antes a la compañía y a la Comisión del Mercado de Valores de EEUU (SEC).

Largas negociaciones

Twitter y Musk habían acordado la adquisición de la compañía por ese precio, pero posteriormente el multimillonario dio marcha atrás a la transacción, argumentando que había constatado un incumplimiento sustancial de varias disposiciones del acuerdo, entre ellas el número de cuentas falsas contabilizadas por la compañía.

En las últimas semanas Musk también reprochaba a Twitter haber indemnizado sin su consentimiento al exjefe de seguridad Peiter Zatko, quien por su parte ha denunciado que Twitter ocultó a los reguladores información relevante sobre sus deficiencias en ciberdefensa y el número de cuentas falsas.

Musk hizo otra oferta para comprar Twitter y se dispararon las acciones

En las últimas semanas Musk también reprochaba a Twitter haber indemnizado sin su consentimiento al exjefe de seguridad Peiter Zatko, quien por su parte ha denunciado que Twitter ocultó a los reguladores información relevante sobre sus deficiencias en ciberdefensa y el número de cuentas falsas.

En respuesta al intento de ruptura del acuerdo, la red social demandó al multimillonario para intentar obligarle a cumplir con su compromiso, lo que desembocó en un juicio cuyo arranque estaba previsto para mediados de mes.

¿Se cierra la operación?

La SEC publicó el martes un documento remitido por Musk en el que se recoge que el magnate "tiene la intención de proceder al cierre de la transacción contemplada en el acuerdo de fusión del 25 de abril de 2022, en los términos y sujeto a las condiciones establecidas en el mismo".

Pero además, en la nota, Musk también condiciona el cierre del acuerdo al cierre del proceso judicial abierto por Twitter, así como la suspensión de todos los procedimientos en curso relacionados con esta cuestión.

Sin embargo, el escrito de Musk no ofrece una fecha concreta para la consumación del acuerdo, que ya había roto tres veces, dando lugar a la demanda que exigía que lo cumpliera.

El juicio estaba previsto para la semana del 17 de octubre en Wilmington (Delaware), en lo que prometía ser el pleito empresarial del siglo, al unir la trascendencia mediática (el excéntrico hombre más rico del mundo contra la popular red social) y la económica (44.000 millones de dólares en juego). Ahora, el juicio queda en el aire.

A días de iniciarse el juicio entre el dueño de Tesla y Twitter por incumplimiento del contrato, Musk retoma su interés por la compañía

Disputa legal

Pese a que el hombre más rico del mundo es hiperactivo en Twitter, ya que en su más reciente aparición se enredó en una polémica sobe la invasión rusa a Ucrania, hasta horas después del anuncio no había tuiteado nada al respecto.

En principio, lo previsible es que se llegue a un acuerdo entre las partes que ponga fin al proceso, pero probablemente la jueza querrá antes asegurarse de que no es una maniobra de Musk.

Los accionistas de la red social respaldaron la operación en una junta de accionistas celebrada el pasado 13 de septiembre, aunque ya la víspera los votos favorables eran suficientes para darla por aprobada.

Una mayoría abrumadora del 98,6% de los accionistas que votaron lo hicieron a favor de la venta, según los resultados comunicados por la empresa. El magnate, que controla ya un 10% del capital, no participó en la votación. Eso obligaba a Musk a cerrar la operación en dos días de no ser porque dio por roto el acuerdo.

El también fundador de Paypal, Tesla y SpaceX envió una carta el 8 de julio diciendo que rompía el acuerdo de compra porque Twitter tenía demasiadas cuentas de usuario falsas, un argumento que no resultaba muy convincente.

Musk siempre había dicho que compraba la red social, entre otras cosas, para limpiarla de spam, así que parecía más bien una excusa con la que librarse del acuerdo ante el empeoramiento de las condiciones del mercado.

, Elon Musk, retomó la idea de comprar Twitter por un total de 44.000 millones de dólares
, Elon Musk, retomó la idea de comprar Twitter por un total de 44.000 millones de dólares

Posteriormente, al conocer una denuncia de Peiter Zatko, el exjefe de seguridad de la red social, Musk envió una segunda carta de ruptura a finales de agosto en que decía que las revelaciones del antiguo ejecutivo mostraban un incumplimiento de los acuerdos de fusión.

Y todavía envió una tercera carta de rescisión al conocer la indemnización de 7,75 millones de dólares por despido que recibió el propio ZatkoEsos argumentos cambiantes o acumulativos parecían un síntoma de la poca fe que tenía en las posibilidades de ganar el juicio.

La demanda de Twitter era contundente: "En abril de 2022, Elon Musk firmó un acuerdo de fusión vinculante con Twitter, prometiendo hacer todo lo posible para que el acuerdo se llevara a cabo. Ahora, menos de tres meses después, Musk se niega a cumplir sus obligaciones con Twitter y sus accionistas porque el acuerdo que firmó ya no sirve a sus intereses personales.

La impresión general entre los expertos era que las posibilidades de Musk de triunfar en el juicio eran escasas. Eso parece haberle llevado a rendirse y seguir adelante con la operación, aunque con Musk y su voluble carácter, siempre hay lugar para una nueva sorpresa.

Temas relacionados