¿Qué me conviene?: plazo fijo en pesos o en dólares

Frente al contexto inflacionario en Estados Unidos, el dólar se posiciona como una opción menos segura y el plazo fijo gana fuerza
Por iProfesional
24/11/2022 - 08,59hs
¿Qué me conviene?: plazo fijo en pesos o en dólares

Históricamente el argentino ahorra dinero de dos formas: comprando dólares o constituyendo un plazo fijo. Sin embargo, con un contexto inflacionario en casi todo el mundo, el dólar pierde valor, por lo que los ahorristas se preguntan si es más rentable hacer un plazo fijo en pesos o en dólares.

¿Cuánto se gana con un plazo fijo en dólares?

El plazo fijo en dólares, al igual que cualquier otro plazo fijo, es una modalidad de ahorro o "inversión" en el que ponemos a disposición nuestros dólares en un banco o entidad financiera por un determinado período de tiempo (por lo general 30 días) a cambio de un interés previamente pactado.

La rentabilidad actual varía según la entidad financiera, ya que, a diferencia del plazo fijo tradicional, no existe una política de tasa mínima como sí sucede en la versión "en pesos".

Generalmente no superan el 1% y, en algunas entidades, la cifra es ridículamente baja. Por ejemplo, el Banco Nación ofrece un retorno del 0,5% nominal anual mientras que el Banco Santander lo hace en un 0,05%, una cifra extremadamente baja.

Igualmente, sea cual sea el caso, la rentabilidad en ambos casos es muy baja. Si tan solo tenemos en cuenta de que la inflación anual estimada en los Estados Unidos, país emisor del dólar, será en torno al 9%, estaremos perdiendo poder adquisitivo.

La tasa de interés por los depósitos a plazo fijo en dólares son excesivamente bajas
La tasa de interés por los depósitos a plazo fijo en dólares son excesivamente bajas

¿Cuánto se gana en un plazo fijo 2022 Argentina?

Actualmente los bancos están ofreciendo una tasa de interés del 75% nominal anual y una tasa efectiva anual del 107,05% respectivamente.

Si decidimos invertir $200.000 a 30 días con esta nueva tasa, nos generaría $12.328,77 de intereses aproximadamente. En el hipotético caso de que reinvirtamos ese dinero cada 30 días durante un año, al finalizar los 12 meses obtendríamos $414.100 de los cuales $200.000 corresponderá al capital invertido y $214.100 de intereses.

Sin embargo, este interés sería "nominal" debido a que, en una economía inflacionaria como la de Argentina, se debe descontar la inflación de dicho período para conocer cuanta ganancia "real" obtuvimos. Suponiendo que a inflación es del 100% anual y el plazo fijo que constituimos fuimos retirando los intereses generados, habremos obtenido una pérdida del 25% anual.

En una economía como la de Argentina, se le debe descontar la inflación sufrida en ese período
En una economía como la de Argentina, se le debe descontar la inflación sufrida en ese período

Si, por el contrario, renovamos los intereses de forma periódica, es decir, cada 30 días renovamos tanto el capital como los intereses, obtendríamos la tasa del 107,05% mencionada previamente. En este caso, tomando como dato la inflación del 100%, obtendríamos una ganancia del 7,05% en pesos respectivamente.

¿Cuál es la mejor tasa de plazo fijo en Argentina?

De momento, la mejor y única tasa para depósitos a plazo fijo en Argentina es del 75% nominal anual y del 107,05% en el caso de la efectiva.

¿Cuál es el banco que da más intereses a plazo fijo?

La mayoría de los ahorristas, a la hora de constituir un plazo fijo, buscan hacerlo en las entidades financieras que otorguen la mayor cantidad de interés posible.

Hace unos años, cada banco ofrecía una tasa de interés diferencial para los depósitos a plazo fijo e incluso existían "tasas diferenciales" por ser clientes del banco, contratar determinados productos o servicios de la entidad financiera en cuestión, etc.

Hace tan solo unos años, los bancos tenía
Hace tan solo unos años, los bancos tenían distintas tasas para los depósitos a plazo fijo

Sin embargo, en estos momentos, todos los bancos están ofreciendo la misma tasa de interés. El motivo principal es que el BCRA estableció una política de tasa mínima para este tipo de colocación.

Además, producto de la elevada inflación, suele modificarse cada cierto tiempo, haciendo que las entidades financieras o bancos que operan con estos instrumentos no puedan ofrecer tasas por debajo de esta.

Con una tasa efectiva anual en torno al 107%, los bancos y entidades financieras considera "excesiva" dicha tasa mínima. Esto se debe a que esta tasa es el componente principal de su tasa activa, es decir, no podrán cobrar menos de ese porcentaje a sus clientes por realizar operaciones como puede ser la solicitación de un crédito o refinanciar la tarjeta de crédito.

Es decir, que a esta tasa superior efectiva anual se le debe sumar algunos componentes como por ejemplo los gastos de la entidad financiera, la eventual ganancia de la entidad, entre otros factores. Esto nos lleva a la conclusión de que la tasa que cobrarán por las operaciones previamente mencionadas será ampliamente superior al 107% anual.

Este hecho genera que cada vez haya menos personas y empresas decidan solicitar un crédito, ya que es muy difícil que puedan afrontar tasas excesivamente altas como las actuales. Por este motivo, muchos bancos comienzan a tener un gran excedente de depósitos a plazo fijo.