Deuda en pesos: Massa aprobó un nuevo test, ¿por qué dejó sabor a poco?

Economía ofreció letras del Tesoro de corto plazo de vencimiento a tasa fija, un bono atado al dólar y otro para integrar encajes. ¿Qué monto logró?
07/11/2022 - 18:55hs
Deuda en pesos: Massa aprobó un nuevo test, ¿por qué dejó sabor a poco?

El Gobierno obtuvo en la licitación de deuda en pesos de este lunes 7 de noviembre fondos por un valor efectivo de $63.592 millones, por lo cual consiguió lo suficiente para cubrir vencimientos por $38.228 millones. Así, el ministro Sergio Massa logró aprobar el primer examen de noviembre, aunque para los analistas, nuevamente, dejó "sabor a poco".

Los analistas consideraban que esta operación era una prueba clave no por el monto de vencimientos sino porque se desarrolló en un escenario donde el mercado de deuda en pesos muestra signos de estrés y el bajo nivel de roll over de octubre -el menor desde junio- encendió las luces de alarma en torno a la capacidad de captar financiamiento en los próximos meses.

El Banco Central (BCRA) debió salir a intervenir en las últimas semanas comprando títulos CER -los que ajustan por inflación- para sostener los precios en el mercado secundario para evitar una crisis financiera como la que ocurrió en junio-julio de este año. Según algunas estimaciones privadas, la entidad monetaria compró desde mediados de octubre unos $188.000 millones.

Por esa razón, también es que los expertos creen que por segunda vez consecutiva, en el menú de la licitación no se ofrecieron títulos CER, para no convalidar mayores tasas en el secundario.

En este clima, y a diferencia de lo que preveían en el mercado, el Tesoro esta vez no convalidó una suba de tasas.

Deuda en pesos: test aprobado

Pedro Siaba Serrate, estratega de Portfolio Personal Inversiones (PPI) indicó que del monto que vencía "el 58,59% estimamos que está en manos del sector privado".

Massa obtuvo en la licitación financiamiento neto por $
Massa obtuvo en la licitación financiamiento neto por $25.364 millones

En esta licitación, el Tesoro obtuvo un financiamiento extra por $25.364.

Para afrontar el desafío, la secretaría de Finanzas elaboró un acotado menú de cuatro instrumentos de deuda:

  • Hubo una Letra de Liquidez del Tesoro (Lelite) con vencimiento el 30 de noviembre de 2022 que solo puede ser suscripta por Fondo Comunes de Inversión a una Tasa Nominal Anual de 69%.
  • También una letra del Tesoro a descuento a tasa fija (LEDE) que vence el 28 de febrero de 2023 (S28F3).
  • Un Bono del Tesoro vinculado al tipo de cambio oficial (dólar linked) que caduca el 31 de julio de 2023 (T2V3).
  • Además, un bono del Tesoro en pesos con vencimiento el 23 de mayo de 2027 (TY27P) que sirve para que los bancos puedan integrar como encaje.
Por segunda vez consecutiva, no se ofreció en el menú títulos CER, ante los signos de estrés que muestra la deuda en pesos
Por segunda vez seguida, no se ofreció en el menú títulos CER, ante los signos de estrés que muestra la deuda en pesos

Deuda: los títulos más demandados

En la licitación de este lunes se recibieron 408 ofertas que representaron un total de valor nominal de $93.488, lo que significó un valor efectivo adjudicado de $63.592 millones, informó el Ministerio de Economía.

La cartera económica precisó que del monto adjudicado el 94% fue en instrumentos a tasa fija, y el 6% en el bono dólar linked.

A su vez, en Palacio de Hacienda detallaron que el 22 % correspondió a instrumentos con vencimiento en 2022, el 40% a títulos que vencen en 2023, y el 38% a los que expiran en 2027

Sobre el menú, los analistas de Facimex Valores habían evaluado lucía "poco atractivo", y remarcaron que "el equipo económico mantuvo la estrategia conservadora que desplegó en octubre, ofreciendo alternativas con vencimiento previo a las PASO (a excepción del TY27P) y no hay instrumentos CER".

De todos modos, preveían que la reapertura del TY27P podía ayudar a mejorar los números de financiamiento, ya que por la regulación de efectivo mínimo los bancos debían elegir entre integrar una fracción de sus encajes en TY27P o hacerlo en efectivo sin ningún rendimiento.

Sin embargo, Tobias Pewjkovich, economista de Facimex Valores evaluó que "hubo poco apetito por el Bote 2027, con el Tesoro colocando apenas $24.000 millones cuando estimábamos que los bancos tenían espacio por casi $180.000 millones. Siaba Serrate también dijo que "nos llamó la atención" esa baja colocación que quedó "por debajo del rango" de entre  $41.000 y $53.000 millones que estimaban que se podía captar por esa vía.

El mercado prevé este mes un canje de deuda para despejar la carga de vencimientos del último bimestre del año
El mercado prevé este mes un canje de deuda para despejar la carga de vencimientos del último bimestre del año

En el marco del Programa de Creadores de Mercado, el martes 8 de noviembre, se efectuará la Segunda Vuelta, en donde se podrán recibir y adjudicar ofertas por hasta un 20% del total del valor nominal adjudicado en la licitación de hoy. La próxima licitación será el 18 de noviembre t tendrá que afrontar vencimientos por $226.000 millones

Deuda: otra vez gusto a poco

Siaba Serrate evaluó que "fue otra licitación con gusto a poco, aunque esta vez el Tesoro no fue muy generoso con las tasas de colocación, pero el menú de instrumentos contaba con la ampliación del TY27".

"No alcanza con lograr el roll over de todos los vencimientos, sino que el Tesoro debe buscar los recursos necesarios para financiar el déficit primario en estos dos meses. El Tesoro deberá conseguir $262.875 millones de financiamiento neto mensual durante el último bimestre para cerrar el programa financiero en 2022. En definitiva, esta representa la tercera licitación consecutiva que exhibe señales de debilidad", destacó.

En sintonía, Lucio Garay Méndez, economista de Eco Go, concordó: "La tendencia no cambia, ya van varias licitaciones con escaso roll over y sin alguna señal fuerte/cambio estructural se complica el programa fiscal financiero del Tesoro".

Y añadió: "La mayor cantidad de pesos se junta a través de instrumentos a tasa fija y eso es en parte señal de que el sector privado, sobre todo los bancos, están colmados de títulos públicos y ya no quieren más en sus carteras estos instrumentos".

Con la misma lectura, Tobías Pejkovich, economista de Facimex, subrayó "en línea con lo ocurrido en octubre, el resultado de la licitación estuvo lejos de lo que necesita el equipo económico para cerrar el programa financiero de este año sin una mayor emisión monetaria" e indicó que el financiamiento neto asciende a $1,788 billones en lo que va del año, cifra equivalente al 2,2% del PBI.

El Tesoro no convalidó suba de tasas en esta licitación
El Tesoro no convalidó una suba de tasas en esta licitación como preveía el mercado

Tasas: sin suba 

A contramano de la expectativa de los analistas, el Tesoro en esta licitación no avaló una suba de tasas.

En términos de rendimiento, Pejkovich detalló que "el Tesoro convalidó una menor tasa para la Lede a febrero con respecto a la licitación previa, la cual cortó en 87,15% (versus 88,0% en la última licitación de octubre). Así la Tasa Efectiva Anual se ubica en 116,6%, un guarismo similar al de la última subasta de octubre. Por su parte, el TV23 cortó nuevamente en 0%. 

"Es raro que no hayan convalidado subas de tasas porque necesitan juntar más financiamiento de lo que obtuvieron en las últimas tres licitaciones. De hecho, si hubiesen convalidado mayores tasas, habrían juntado más financiamiento porque se rechazaron casi la mitad de las ofertas de la S28F3. Como dato de color, la tasa de corte de la Lede de febrero estuvo en línea con el cierre de hoy en el mercado secundario", juzgó Pejkovich.

Asimismo, Siaba Serrate también recalcó que "la LEDE a febrero y el T2V3 no presentaron tasas generosas respecto al mercado secundario, y por ello, el Tesoro rechazo gran parte de lo ofertado en ambos instrumentos. 

Los vencimientos de deuda en el último bimestre del año suman alrededor de $1,7 billones.

Y ante la tensión que muestra la deuda en pesos, la expectativa de los analistas es que Finanzas ofrezca a la brevedad un canje de deuda similar al de agosto último para descomprimir la carga de vencimientos.

Temas relacionados