iProfesionaliProfesional

Canje de deuda en pesos: ¿tuvo éxito Massa en patear vencimientos del último bimestre?

Economía realizó canje de 7 títulos de deuda en pesos por bonos duales para descomprimir vencimientos del último bimestre del año. ¿Qué resultado logró?
10/11/2022 - 20:10hs
Canje de deuda en pesos: ¿tuvo éxito Massa en patear vencimientos del último bimestre?

El ministro de Economía, Sergio Massa, logró este jueves una adhesión superior al 61,40% en el canje voluntario de deuda en pesos, con el cual buscaba descomprimir vencimientos del último bimestre del año.

El Gobierno consiguió canjear siete títulos de deuda que vencían entre noviembre y diciembre por un valor efectivo de $931.116 millones.

Con esta operación de conversión, Economía aspiraba a descomprimir vencimientos por $1,5 billones correspondientes a noviembre y diciembre sobre un monto total de compromisos de deuda en el último bimestre del año por $1,7 billones. Así, la lectura del mercado es que se trató de un resultado flojo, dado que se estimaba que entre 55% y 60% de o que se canjeaba estaba en manos del sector publico.

Los analistas explican que este canje también estuvo orientado a facilitar al Banco Central el roll-over de los bonos que estuvo comprando en las últimas semanas en un escenario donde nuevamente la deuda en pesos muestra señales de estrés y saturación. Y es que, por su carta orgánica, la entidad monetaria no puede participar en las licitaciones del Tesoro.

Según estimaciones de Facimex Valores, el BCRA compró desde el 12 de octubre deuda en pesos por $213.000 millones, una cifra importante, pero alejada de los $1,3 billones que adquirió durante la crisis de junio-julio.

¿Qué menú ofreció para el canje de deuda?

Al igual que en el canje de deuda del 9 agosto, que había lanzado Massa apenas asumió el cargo, Economía recurrió a ofrecer a los inversores bonos Duales con vencimiento en junio, julio y septiembre de 2023.

El canje logró una adhesión de   %
El canje se ofrecieron bonos duales que ajustan por inflación o por tipo de cambio oficial

El bono dual da un rendimiento ajustado por inflación o por variación del dólar oficial, es decir, lo que más pague al momento de la fecha de vencimiento.

Y se incluyeron siete bonos elegibles en el canje: el bono dólar linked T2V2, LEDES y LECERs con vencimiento en noviembre y diciembre y el BONCER TC22P.

En ese marco, el Tesoro brindó tres alternativas diferentes:

1.La reapertura del bono en moneda dual con vencimiento el 30 de junio de 2023 (TDJ23) para los tenedores de la Lecer X23N2, la Lede S30N2 y el Bono vinculado al dólar estadounidense T2V2.

2.La reapertura del bono en moneda dual con vencimiento el 31 de julio de 2023 (TDL23) para los tenedores de la Lecer X16D2, la Lede S16D2 y la Lede S30D2.

3.La reapertura del bono en moneda dual con vencimiento el 29 de septiembre de 2023 (TDS23) para los tenedores del Boncer TC22P.

Al mercado le preocupa la carga de vencimientos que hay en 2023.
Al mercado le preocupa la carga de vencimientos que hay en 2023

Canje: resultado moderado

En PPI recordaron que "el canje de la deuda en agosto tuvo una adhesión del 70,6% a pesar de que las tenencias del sector público aseguraban un piso del 58,6%". Así, habían calculado que "teniendo en cuenta que el sector público poseería el 45,7% de estos 7 instrumentos, la adhesión total del canje no creemos que supere el 57/58%".

En el canje de este jueves se recibieron 543 ofertas que representaron un total de valor nominal de $5.965 millones. El Palacio de Hacienda precisó que el Tesoro Nacional debía afrontar vencimientos por $894.135 millones en noviembre y $847.110 millones en diciembre. Luego de esta operación de conversión, logró reducir los vencimientos proyectados a $464.625 millones, y a $466.490 millones, respectivamente.

El analista financiero Gustavo Ber evaluó que "el resultado fue moderado, cerca del piso previsto, por lo cual habrá que continuar con los canjes -a fin de sumar a más inversores privados- y así apuntar a despejar los crecientes compromisos".

"Dicho piso de participación era previsible por las tenencias.del sector público y también porque se trata de un canje contra duales a junio, julio y septiembre, todos antes de la 'muralla' previa a elecciones que se convierte en un serio desafío a administrar el año próximo", señaló.

En sintonía, Tobías Pejkovich, economista de Facimex Valores juzgó que "al considerar que el 55%-60% de las tenencias estaban en manos de los entes públicos, se trata de un flojo resultado ya que sugiere un roll over privado muy bajo (entre 3,5-14,2%)". 

De igual mirada, Pablo Repetto, jefe de Research de Aurum Valores destacó que "lo que consiguieron es básicamente rollear lo que está en el sector público, hubieran esperado tener más roll over privado, asi que van a tener que enfrentar vencimientos importantes porque casi todo el sector privado no habría participado, habrá que ver qué ofrecen este mes para rollear todo lo que les quedó pendiente que es bastante, y lo mismo en diciembre".

El canje se realizó en un escenario donde la deuda en pesos muestra signos de saturación
El canje se realizó en un escenario donde la deuda en pesos muestra signos de saturación

Canje: no calma las dudas sobre la deuda

El canje se realizó en medio de un escenario donde la deuda en pesos muestra signos de saturación, lo que se reflejó en el resultado de las licitaciones del Tesoro de octubre y la primera de noviembre, que en el mercado dejaron sabor a poco ante el bajo nivel de financiamiento obtenido.

Así, los analistas plantean que, a pesar del canje, no se despejan la incertidumbre sobre la deuda, y sigue siendo una incógnita cómo hará el Gobierno durante el próximo año cuando tenga que ir renovando deuda para colocar títulos a 2024, dada la resistencia de los inversores a comprar instrumentos con vencimientos en el próximo mandato presidencial.

Javier Casabal, analista de Adcap Grupo Financiero, sostuvo "el 60% de adhesión está dentro de lo esperado, la mayoría de manos públicas, se van pateando los vencimientos hasta 2023" pero enfatizó que "el problema es que se van abultando los vencimientos para la fecha de las elecciones y lo deseable sería encontrar mecanismos para empezar a extender hacia 2024".

"Lo deseable sería recuperar la confianza del mercado (en buena medida atada a la performance fiscal) para conseguir financiamiento genuino del mercado, de manera que los instrumentos cortos queden caros y la extensión de duration se produzca de manera natural. Al tener las elecciones en el medio, se necesita un mecanismo de cooperación entre la administración que se va (y emite) y la que llega (que es la que paga)", señaló.

Pekovich concordó que "dada la poca participación privada en el canje, este resultado pone en duda sobre la capacidad del Tesoro de captar mayor financiamiento neto en las últimas 4 licitaciones del año, ya que era esperable que los entes públicos faciliten el roll over en las licitaciones primarias".

"Además, la operación de hoy carga aún más el perfil de vencimientos del 2023 (el cual ya se perfila claramente más desafiante que el de este año) e indexa una parte de la deuda que era nominal", advirtió.

El canje concentra aún más los vencimientos entre junio y septiembre de 2023, previo a las elecciones
El canje concentra aún más los vencimientos entre junio y septiembre de 2023, previo a las elecciones

Repetto  también desestimó que el canje logre aplacar los temores sobre la deuda en pesos. Y juzgó: "Veo dificil que esto ocurra porque el problema es que el nivel de vencimientos que se está acumulando en 2023, antes de las PASO, es muy significativo".

Asimismo, Fernando Baer, economista jefe de Quantum Finanzas, afirmó que "es baja la adhesión al canje teniendo en cuenta que una parte importante la tenia el propio sector público" y alegó que  "con esfuerzo patean plazos pero sin poder ampliar el horizonte de colocación" porque "el mercado no está queriendo ir más allá de septiembre de 2023", por lo cual "siguen las dudas".

.

Temas relacionados