iProfesional

Inflación, a semanas de las PASO: ¿tiene chances el Gobierno de profundizar la desaceleración de precios?

Economistas proyectan un nuevo piso inflacionario, con altibajos, hasta las elecciones. Qué advierten de cara al último trimestre
25/06/2023 - 19:13hs
Inflación, a semanas de las PASO: ¿tiene chances el Gobierno de profundizar la desaceleración de precios?

Tras el dato de inflación en mayo de 7,8 %, que mostró una desaceleración en relación al 8,4% de abril, las consultoras privadas prevén que el costo de vida en junio seguirá con tendencia descendente, y oscilará en un rango de entre 7% y 7,5%.

En el Centro de Estudio Orlando Ferreres calculan que podría ubicarse en torno a 7,5%, en la Fundación Libertad y Progreso (LyP), proyectaron 7,3%, en FMyA estiman 7,2%, y en Eco Go y C&T Asesores Económicos pronosticaron alrededor de 7%.

Pese a la moderación esperada, los economistas evaluaron que no es el inicio de un proceso de desaceleración permanente porque afirman que hay varios factores que impulsan la inercia inflacionaria, entre ellos, la mayor emisión monetaria.

Además, advierten que el escenario cambiario es muy inestable, con reservas internacionales netas negativas, con lo cual alegan que el rumbo inflacionario dependerá de la estabilidad financiera.

En ese marco, los especialistas vislumbran un piso inflacionario hasta las elecciones presidenciales de octubre de 8% promedio, con altibajos, y mantienen la proyección de inflación para todo el año en un rango de entre 135% y 160%

Inflación de junio: ¿qué refleja la primera quincena?

En las primeras dos semanas de junio, el IPC de LyP acumuló una suba de 5%, con lo cual señalaron que "la dinámica de precios muestra una desaceleración respecto a la lectura de las primeras dos semanas de mayo (7,5%), y se ubica en los niveles que se registraban en la primera mitad de abril".

La inflación de junio bajaría respecto a mayo, y oscilará entre 7 y 7,5%, según analsitas
La inflación de junio bajaría respecto a mayo, y oscilará entre 7 y 7,5%, según analistas

Lautaro Moschet, economista de LyP comentó que "la desaceleración del índice de mayo se hizo visible a partir de las últimas semanas y continuó durante la primera quincena del mes, y parte se explica por la estabilidad del tipo de cambio financiero".

La consultora atribuyó también el menor ritmo de junio a que el precio de los alimentos continuó desacelerando. También sostuvo que contribuirá a una baja del costo de vida "el menor impacto de regulados, ya que en mayo hubo actualizaciones de tarifas que no se repiten con la misma intensidad este mes".

En sintonía, en C&T señalaron que los datos de la primera quincena de junio de su sondeo realizado en el Gran Buenos Aires "sugieren que hubo una moderación respecto de mayo, tanto porque no hubo aumento del gas como porque los alimentos están creciendo a menor ritmo debido a bajas en las verduras". Y estimaron que "con esta evolución, la inflación del mes podría reducirse a cerca de 7%"

Inflación de junio: se desacelera alimentos

La medición del INDEC mostró que el sector Alimentos y Bebidas registró en mayo un aumento de 5,8% mostrando una fuerte baja respecto a la suba de 10,2%, de abril. Y es la primera vez en el año que el valor de los alimentos se ubicó por debajo del nivel general de inflación. Y los datos son alentadores para junio.

La medición de LyP reflejó que el rubro alimentos registró en la primera quincena del mes "un avance de 4,7% desacalerándose 2,7 puntos porcentuales".

En sintonía, el relevamiento de Eco Go arrojó un alza en el sector alimentos de 1,8% y en la segunda semana una variación de 0,7%. Sebastián Menescaldi, director de esa consultora,  contó que "alimentos en la primera quincena dio más bajo de lo esperado,y prevemos que desacelere fuerte". Así, proyectó que el rubro cerraría el mes con un incremento "de 7,3% o tal vez algo menos".

ESe desacelera la marcha del precio de los alimentos en junio
ESe desacelera la marcha del precio de los alimentos en junio

En ese marco, el economista destacó que gran parte de la desaceleración es por el precio de la carne, dado que "hay un exceso de oferta aún, en el invierno es el momento que las vacas que no quedaron preñadas se mandan al matadero" pero afirmó que "cuando termine ese proceso, el precio se va a volver a ajustar".

A su vez, el sondeo de LCG con datos a la segunda semana del mes arrojó en alimentos y bebidas una inflación mensual de 6,5% promedio desacelerando 0,8 puntos porcentuales promedio respecto a la semana anterior.

Inflación: ¿es el inicio de un sendero de desinflación?

Menescaldi planteó que "el ritmo de inflación no va a bajar fuerte, va a estar en un piso de entre 7,5% y 8%, pero no es que estemos viendo una desaceleración persistente de acá en delante, probablemente tengas altibajos, un mes un poco más alto, otro un poco más bajo".

"No veo desaceleración porque hacia adelante las expectativas son que vas tener devaluación, no hay dólares en el BCRA, se crean muchos pesos. No hay algo que permita decir va a bajar la inflación. Como mucho va a estar controlada porque el gobierno va a seguir interviniendo al menos de acá hasta agosto en el mercado de dólares financieros para no tener un salto en la brecha que coordine un aumento mayor de la inflación. No veo que esto sea el inicio de un proceso de desinflación", fundamentó. Según su visión, el riesgo de una inflación mensual de dos dígitos "hasta agosto lo despejamos, después veremos, depende del resultado de las PASO".

De igual mirada, Moschet dijo que apesar de la desaceleración de mayo "no estamos observando políticas de estabilización en el plano fiscal y monetario que nos hagan pensar en una baja sostenida". En tanto, los analistas de PPI juzgaron que "vemos esta desaceleración marginal como un hecho puntual" y avizoran que "la tendencia inflacionaria continúa siendo al alza" dado que "el gobierno continuará emitiendo para financiar por vías directas (Adelantos Transitorios) e indirectas (operaciones de mercado abierto) el déficit fiscal, que se perfila a cerrar 2023 en 4% del PBI".

"Los regímenes de alta inflación, como el que Argentina está inmerso desde marzo 2022, no tienen un recorrido lineal. Por lo tanto, se observan picos y valles cada vez más altos hasta toparse con un plan de estabilización, cuya probabilidad de ocurrencia es nula de aquí a fin de mandato. Consideramos que el escenario está dado para que la inflación siga acelerando ya Al respecto, el gobierno continuará emitiendo para financiar por vías directas (Adelantos Transitorios) e indirectas (operaciones de mercado abierto o "QE criollo") el déficit fiscal, que se perfila a cerrar 2023 en 4% del PBI. 

Pese a mejora de mayo, economistas matienen proyeccion inflacionaria para el año entre 135% y 160%
Pese a mejora de mayo, economistas matienen proyeccion inflacionaria para el año entre 135% y 160%

Con la misma lectura, la economista Natalia Motyl evaluó que "no hay ningún fundamento para que la inflación comience un sendero de desaceleración: la política monetaria sigue siendo expansiva, y la dolarización de carteras se acelerará a medida que nos acerquemos a las elecciones". Prevé un piso inflacionario de 7,4% para los próximos meses.

Sin embargo, alergó que "el mercado descuenta que va a haber una devaluación con el recambio de gobierno, por lo que incrementarán la demanda de dólares en la segunda mitad de año, y volveremos a ver picos mensuales cercanos a los dos dígitos".

Lorenzo Sigaut Gravina, economista de Equilibra aseveró que "en la medida que haya estabilidad cambiaria puede consolidarse un piso de entre 7% y 7,5% en los próximos meses, si es que en las PASO no hay una sorpresa política que desancle el mercado cambiario".

Pero el economista advierte que "cuarto trimestre cuando empiece a quedar más claro quien va a ser el próximo presidente y que puede hacer, ahí puede haber algún tipo de anticipación a alguna corrección cambiaria, porque algunos hablan de olarización, otros levantar el cepo desde el día uno, pero todos algo van a tener que hacer más o menos rápido con el mercado cambiario, entonces por expectativa creo que va a acelerar la inflación y hay riesgo que en los dos últimos meses del año podamos llegar a los dos dígitos mensuales".

Por su parte, Eliana Scialabba, directora ejecutiva del Centro de Estudios Económicos Argentina XXI, proyectó que "la inflación se va a ubicar en torno al 7% y 8% mensual hasta las elecciones de octubre, aunque podría acelerarse debido a cambios negativos respecto de las expectativas, hay que estar atentos a lo que ocurre en las PASO. Por lo tanto, no veo posible la estabilización en el nivel de precios.

Inflación: ¿dato de mayo ayudará a que FMI habilite mayor intervención cambiaria?

En Economía apuestan que el mejor dato de inflación de mayo al que ayudó la calma de los dólares financieros, producto de la mayor intervención oficial, contribuya a alcanzar un acuerdo en la negociación con el FMI. El gobierno espera un adelanto que el organismo acepte adelantar los desembolsos previstos en el resto del año por u$S10.8000 millones, y que habilite una parte de esos recursos para seguir interviniendo en el mercado cambiario con el argumento de mantener bajo control la inflación.

Economia apuesta a que mejora de inflación ayude en el pedido al FMI de usar parte de desembolso en intervenir en el mercado
Economia apuesta a que baja de inflación ayude en el pedido al FMI de usar parte de desembolso en intervenir en mercado

Sin embargo, los economistas desestiman que el FMI convalide destinar una porción de esos dólares a intervenir en el mercado.Al respecto, el analista financiero Christian Buteler alegó: "no creo que eso le vaya a dar al gobierno la posibilidad de que el FMI diga tomá los dólares e intervené en la brecha, para mí lo máximo a lo que se puede aspirar en este contexto es que no se caiga el acuerdo y te sigan dando la plata para que les pagues los vencimientos, más que eso lo dudo".

Menescaldi coincidió en que el FMI "va a dar el desembolso para pagarle a ellos mismos, porque si se usan esos dólares para intervenir, no se la va a poder pagar, probablemente el organismo técnico diga que no a eso". Y opinó que "como mucho para mí le van a dar el adelanto ahora de septiembre y no mucho más"

Por su parte, Francisco Ritorto, economista de ACM consideró que "más allá del argumento que se pueda dar con la necesidad de la estabilidad de los tipos de cambio alternativos y las posibilidades de controlar la inflación vía expectativas, me parece que el FMI va a buscar ciertas condicionalidades en caso de aceptar el pedido del Gobierno".

"No es una negociación fácil desde el punto de vista técnico. El acuerdo original solo admite el uso de los desembolsos para pagos de capital y la Argentina, que no esta pudiendo cumplir con las metas, quiere cambiar el destino de los mismos. Por el otro lado, para el FMI, Argentina es uno de sus mayores deudores, y no puede soltarle la mano. Creo que se va a puntualizar más sobre las políticas por venir, como puede ser el ritmo del crawling peg o empezar a consolidar el compromiso fiscal de una forma significativa", especuló,

Temas relacionados