Mientras el mercado está en alerta por la volatilidad cambiaria, Milei busca poner "fin al kirchnerismo"

La volatilidad generada en el mercado cambiario tas el batacazo de Milei en las PASO podría mantenerse hasta el 22 de octubre. Las dudas del mercado
26/08/2023 - 10:54hs
Mientras el mercado está en alerta por la volatilidad cambiaria, Milei busca poner "fin al kirchnerismo"

La segunda semana posterior a las PASO del 13 de agosto y la devaluación del peso del 14 de agosto muestra que la volatilidad generada en el mercado cambiario por el batacazo del triunfo del candidato de La Libertad Avanza, Javier Milei, podría mantenerse hasta la primera vuelta presidencial del 22 de octubre.

La semana finalizó con un dólar blue a 730 pesos para la venta y con un dólar mayorista que cerró en 350 pesos; la brecha cambiaria llegó al 105 %.

Por su parte, el BCRA en la semana totalizó compras por unos 226 millones de dólares y en lo que va del mes ha comprado en el mercado único y libre de cambios (MULC) más de 1.000 millones de dólares netos; el riesgo país se mantuvo por encima de los 2.000 puntos básicos.

Entre las noticias positivas de la semana, con miras a las presidenciales del 22 de octubre, se destaca que el Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó la cuarta y quinta revisión del acuerdo actual. Esto le permitió al gobierno el adelanto del desembolso de unos 7.500 millones de dólares que permitirá reforzar el stock de reservas internacionales del BCRA.

En noviembre llegarían desembolsos del FMI por unos u$s2.750 millones

Además, de acuerdo a lo informado el jueves por el ministro de Economía, Sergio Massa, luego de su regreso de Washington, se prevé que el próximo desembolso que llegaría en noviembre sería de alrededor de 2.750 millones de dólares. En su visita a Washington, el ministro de Economía también anunció financiamiento adicional para el año por 1.385 millones de dólares del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y del Banco Mundial (BM).

Las dos noticias negativas de la semana estuvieron relacionadas con un fuerte aumento del déficit fiscal primario de julio, de unos 334.300 millones de pesos y, por otro lado, una fuerte caída del 4,4 % anual del nivel de actividad económica de junio. El déficit fiscal primario totalizó 334.366 millones de pesos en julio, considerablemente mayor al de julio de 2022, que llegó a unos 1.945 millones de pesos; una cifra que sorprendió al mercado, ya que los gastos superaron a los ingresos, debido al efecto adverso de la sequía sobre la recaudación.

a volatilidad generada en el mercado cambiario por el batacazo del triunfo del candidato de La Libertad Avanza, Javier Milei, podría mantenerse hasta la primera vuelta presidencial del 22 de octubre
La volatilidad generada en el mercado cambiario tas el batacazo de Milei, podría mantenerse hasta el 22 de octubre

En tanto que el déficit financiero, que incluye los intereses de la deuda, alcanzó los $754.243 millones. El déficit fiscal primario acumula en el año un rojo de unos 2,22 billones, superando la meta pautada con el FMI para el tercer trimestre.

Por su parte, la actividad económica medida a través del EMAE del Indec se contrajo un -0,2 % mensual en junio, acumulando cuatro meses consecutivos con esa tendencia. En la comparación interanual, la baja es del 4,4 % y en lo que va del año, la actividad económica muestra una caída del 1,9 % frente al mismo período de 2022; un dato que podría indicar que la caída del PBI de este año podría superar el 3 % sin considerar los resultados de las próximas elecciones del 22 de octubre o del 19 de noviembre en caso de haber una segunda vuelta.

La inflación proyectada por el FMI para este año llega al 140 por ciento

En este aspecto, hay que destacar que las mayores incógnitas del mercado financiero local y de Wall Street, según un estudio de la consultora financiera Consultatio Plus, son:

  1. cuánta tracción tendrán en las próximas elecciones los "aparatos" para lograr que se vote;
  2. cuánta para orientar ese voto orgánicamente;
  3. cuánta fuerza mostrarán para no alentar cortes de boleta que separen los resultados de la elección legislativa demasiado de los resultados de las presidenciales, y
  4. si habrá una nueva devaluación del peso frente al dólar después del 31 de octubre, luego de las elecciones del 22 de ese mes.

En cualquier escenario, es altamente probable que la inflación se acelere antes de que pueda ser controlada; la nominalidad seguirá siendo muy alta y el ajuste macroeconómico incluirá riesgos de sobrerreacción. Según sus nuevas proyecciones, el FMI calcula que la inflación de este año llegaría al 140 %.

Por el momento, a mediano plazo, los precios de los bonos y acciones parecen indicar que los desequilibrios macroeconómicos podrían formar parte de una trayectoria de estabilización que brinde más certidumbre a las perspectivas de crecimiento y, de esa manera, también a los activos financieros.

En el mercado, la hipótesis más fuerte hoy es un categórico triunfo de Javier Milei en primera vuelta y que Sergio Massa salga segundo o tercero, dependiendo de la elección que haga Patricia Bullrich. En caso de que el partido oficialista salga tercero, muchos operadores del sistema financiero local y de Wall Street se preguntan si será el final de 20 años interrumpidos de kirchnerismo y uno de los golpes más duros que haya recibido el peronismo.

es altamente probable que la inflación se acelere antes de que pueda ser controlada
Es probable que la inflación se acelere antes de que pueda ser controlada

Oficialismo, con oferta disfuncional

El oficialismo llega a la primera vuelta con una oferta muy disfuncional, donde el candidato del gobierno ni siquiera pertenece al mismo partido, ya que Sergio Massa es el líder del Frente Renovador, que creó en las primarias de 2013 para impedir la reelección de Cristina Kirchner.

El problema es que, tal como explican los analistas políticos, Massa no es acompañado por ninguno de sus principales referentes como el presidente de la Nación, Alberto Fernández, la vicepresidenta, quien lidera la coalición que decidió acompañar la candidatura de Massa, ni tampoco el líder de La Cámpora, el diputado Máximo Kirchner. 

La dificultad radica en que, más allá del reciente acuerdo firmado con el FMI, la debilidad del armado político del pseudo oficialismo muestra por otro lado una situación macroeconómica muy frágil, a la que la sequía histórica ha convertido en una tormenta perfecta.

Con una inflación que podría ser la más alta en más de tres décadas este año, con una posición de reservas internacionales netas en récord negativo, superando los 10.000 millones de dólares, y salarios reales en declive durante los últimos 17 años, es difícil hacer campaña para ganar una elección presidencial. Mientras tanto, del lado de la oposición se observa a un Javier Milei que utiliza la dolarización, el fin del BCRA y la fuerte reducción de la emisión monetaria y de la inflación como sus principales argumentos. De acuerdo a lo que él afirma, ya tiene el equipo listo para gobernar si gana en la primera vuelta. 

El juego de la oposición: ¿el fin del kirchnerismo?

Por su parte, la candidata de Juntos por el Cambio presenta como uno de sus principales argumentos un esquema bimonetario que no es otra cosa que una convertibilidad disfrazada, donde podrían coexistir el peso y el dólar. No está a favor de una dolarización de la economía, como la que propone Javier Milei, quien se muestra como el único candidato capaz de poner fin al kirchnerismo. 

Uno de los grandes interrogantes planteados por muchos analistas políticos consultados por iProfesional es qué pasaría con el kirchnerismo si el 22 de octubre el candidato de La Libertad Avanza, Javier Milei, llegara a ganar en las presidenciales en primera vuelta y Carolina Píparo, su candidata a gobernadora en la provincia de Buenos Aires, lograra vencer a Axel Kicillof. Un escenario que se ve muy probable en el entorno de Milei.

Es probable, de acuerdo a lo que pudo averiguar iProfesional, que en los próximos días las visitas y caravanas sorpresa de Milei se realicen junto a Carolina Píparo y a sus candidatos a intendentes en el conurbano bonaerense. Buscarán ganar más votos para llevar a cabo lo que Milei llama "take over" político, es decir, tomar el control total de la provincia de Buenos Aires después del 10 de diciembre, para sepultar por un tiempo al kirchnerismo o tal vez para siempre.

En ese sentido, no hay que olvidar que el fin del kirchnerismo fue anticipado con la derrota legislativa de 2009, dos años antes de que Cristina Fernández de Kirchner obtuviera el 54 % de los votos en las presidenciales de octubre de 2011.

También se planteó la idea del fin del kirchnerismo en las presidenciales de noviembre de 2015, cuando la fórmula del Frente de Todos que encabezaba Daniel Scioli perdió la elección general frente a Mauricio Macri, y también la provincia de Buenos Aires cayó en manos de María Eugenia Vidal. El fin del kirchnerismo también se anunció después de la derrota en las elecciones legislativas de 2021, donde sufrió una de las peores derrotas de la historia; sin embargo, por ahora, sigue luchando.

Temas relacionados