Más artículos

Deportes

Riesgos asociados al CrossFit, ¿cuáles son las complicaciones más frecuentes?

Riesgos asociados al CrossFit, ¿cuáles son las complicaciones más frecuentes?
Se trata de una disciplina que se encuentra en auge entre las personas que disfrutan de la intensa y exigente práctica deportiva
02.11.2018 17.59hs Health & Tech

El CrossFit es uno de los deportes más completos que existen actualmente, ya que combina los ejercicios y la intensidad de varias disciplinas. En una misma sesión es posible ejercitar todos los músculos de manera conjunta, al tiempo que se los moviliza particular y localizadamente. Si bien puede parecer que es un deporte para cualquier persona y que puede impactar positivamente en la salud, la realidad es que no todos se adaptan adecuadamente a la disciplina. La exigencia y el esfuerzo que requieren los ejercicios puede ser demasiado para algunas personas, por lo que es fundamental tener en cuenta todas las características del CrossFit al momento de comenzar.

Extremar la intensidad de los ejercicios puede llegar a ser perjudicial para los deportistas, sobre todo para aquellos que no están habituados a tan altos niveles. Si bien la preparación y el calentamiento pueden ser clave, no es lo único, ya que incluso así pueden aparecer efectos adversos.

Lesiones articulares, musculares u óseas

Las principales lesiones se relacionan a la práctica inadecuada del entrenamiento de CrossFit y no a la actividad en sí misma. Las lesiones más comunes en las personas que realizan CrossFit son las tendinitis, en diversas partes del cuerpo. Entre ellas, las más comunes son la epicondilitis lateral, la epitrocleitis y la periartritis de hombro. La primera mencionada es más conocida como codo de tenista, una lesión en los tendones que se insertan en el hueso en la parte externa -lateral- del codo, lo cual debilita el sitio de sujeción y hace que el área esté en mayor tensión.

Por otro lado, el CrossFit también puede provocar otro tipo de lesión, conocida como epitrocleitis, codo de golfista o epicondilitis medial. Se trata de una patología que se produce en la inserción de los músculos epitrocleares -ubicados en la parte superior del antebrazo-. Su causa suele ser la repetición de determinados movimientos, como la flexión del codo o muñeca o la pronación del codo -rotación del antebrazo que permite situar la mano con el dorso hacia arriba; el movimiento contrario se denomina supinación-.
Por último, la periartritis de hombro es una inflamación de los tejidos que rodean la articulación, es decir, los tendones y ligamentos. Es un término general que se utiliza para describir el dolor que se produce en la zona, pero la lesión más común que produce periartritis y se asocia a la práctica de CrossFit es la tendinitis del manguito rotador. La lesión aparece cuando la persona realiza demasiadas repeticiones de ejercicios balísticos, es decir, que trabajan sobre la velocidad del movimiento, la coordinación intermuscular y la elasticidad, y con sacudidas de brazos.

La rodilla es otra de las protagonistas de las lesiones durante la práctica deportiva en general, y particularmente en la práctica de CrossFit. El síndrome conocido como femoropatelar es un conjunto de signos y síntomas que produce inestabilidad y dolor en la rodilla del paciente. Se desencadena a partir de la lesión de los ligamentos que rodean y sostienen la rótula.

Deshidratación

Uno de los mayores riesgos del entrenamiento de CrossFit, que a su vez se encuentra entre los menos conocidos, es la deshidratación. Cuando las personas no están bien alimentadas e hidratadas pueden sufrir consecuencias en el organismo, tanto durante la práctica de ejercicio como de manera posterior.
Como efecto adverso de la deshidratación los deportistas pueden perder el conocimiento durante un tiempo considerable. En general suelen ser episodios aislados que no representan gravedad alguna, pero es importante evitar llegar a este tipo de circunstancias.

Patología cardíaca y cardiovascular

El CrossFit es una de las disciplinas que más contribuye al aumento de la resistencia cardíaca y a la mejoría de la salud en este área. Toda actividad que incluya algo de aeróbica permiten incrementar la condición cardiovascular de las personas, aunque no en todas impacta de la misma forma.
Aquellos deportistas con mayor riesgo cardíaco -por haber sufrido algún tipo de accidente en este área de su salud, por alguna enfermedad o historia familiar-, deben tener en cuenta este aspecto antes de comenzar a practicar cualquier deporte.

Es importante aclarar que el CrossFit que muchos especialistas refieren que no reviste mayores riesgos que otros deportes; el peligro de lesiones y otros efectos adversos aumenta como consecuencia de la mala práctica de la disciplina, no por la práctica en sí misma. Por eso en todos los deportes es esencial el chequeo médico que, lejos de representar un “capricho” de los gimnasios o establecimientos deportivos, es un cuidado fundamental que tiene la persona para protegerse de potenciales peligros al hacer un deporte.

Además, otra de las formas más accesibles de prevenir lesiones y otros efectos adversos es prestar atención a las indicaciones que da el profesional médico que emite el apto médico y, por otro lado, al profesional del deporte que explica la manera óptima de hacer cada ejercicio. De este modo, será posible evitar las lesiones o molestias que aparecen como consecuencia de los malos movimientos.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar