Más artículos
Cuáles son los síntomas del dengue

Cuáles son los síntomas del dengue

Cuáles son los síntomas del dengue
Transmitido con una especie de mosquito como vector, el dengue causa una serie de síntomas característicos que pueden ayudar a su diagnóstico
Por iProfesional
09.03.2020 12.57hs Health & Tech

El dengue es una enfermedad transmitida por mosquitos que tiene alta presencia en zonas tropicales y subtropicales del mundo, como el norte de Argentina, Paraguay, Bolivia y Brasil, entre otros países. El dengue leve ocasiona fiebre alta, erupción cutánea, y dolor muscular y articular. Una forma grave del dengue, también llamada fiebre hemorrágica del dengue, puede ocasionar sangrado intenso, descenso repentino de la presión arterial y la muerte.

Millones de casos de infección por dengue ocurren anualmente en todo el mundo. El dengue es más frecuente en el sudeste asiático y las islas del Pacífico occidental, pero la enfermedad ha aumentado rápidamente en América Latina y el Caribe.

Los investigadores están trabajando en vacunas contra el dengue. Por el momento, la mejor prevención es reducir el hábitat del mosquito en zonas donde el dengue es frecuente.

Cuáles son los síntomas de dengue

Muchas personas, especialmente los niños y los adolescentes, pueden manifestar signos o síntomas durante un caso leve de dengue. Cuando los síntomas se presentan, por lo general, comienzan entre cuatro y siete días después de la picadura de un mosquito infectado.

El dolor de cabeza es uno de los síntomas del dengue
El dolor de cabeza es uno de los síntomas del dengue

El dengue provoca, en la gran mayoría de los casos, fiebre alta, de cerca de 40 °C. Además, este síntoma se suele acompañar de, por lo menos, dos de las manifestaciones características de la patología. - Dolor de cabeza- Dolor en los músculos, los huesos y las articulaciones

- Náuseas

- Vómitos

- Dolor detrás de los ojos

- Glándulas inflamadas

- Erupción cutánea

La mayoría de las personas se recuperan en aproximadamente una semana. En algunos casos, los síntomas empeoran y pueden ser potencialmente mortales, por lo que siempre se aconseja hacer una consulta médica ante los primeros síntomas, o incluso antes si se tiene la certeza de haber sido picado por un mosquito Aedes Aegypti.

El problema, en dichos casos, es que los vasos sanguíneos pueden dañarse y comenzar a sangrar. Es así que disminuye la cantidad de células formadoras de coágulos en el torrente sanguíneo, conocidas como plaquetas, y se puede desencadenar una forma más grave de la enfermedad. Esta patología se conoce como fiebre hemorrágica del dengue, o síndrome por choque de dengue. 

Ahora bien, esta forma más severa de la patología comprende una serie de síntomas que también son característicos y pueden ayudar a diagnosticarla. De esa manera, aún en casos avanzados, será posible conocer el estado de salud del paciente. - Dolor abdominal intenso

- Vómitos constantes

- Sangrado de encías o nariz

- Sangre en la orina, las heces o el vómito

- Sangrado debajo de la piel, que podría tener el aspecto de un moretón

- Dificultad para respirar o respiración rápida

- Piel fría o húmeda 

- Fatiga

- Irritabilidad 

En caso de presentar cualquiera de los síntomas mencionados la consulta debe ser urgente. Tanto si los padece la propia persona como si los ve en alguien más, es necesario concurrir a una sala de emergencia de un hospital -o de la entidad que se encuentre más cerca- para poder comunicar a un médico la situación y que el especialista determine qué hacer.

Cuáles son las causas del dengue

El dengue se produce a causa de cualquiera de los cuatro tipos de virus transmitidos por mosquitos que proliferan dentro de las viviendas humanas y en sus alrededores. Cuando un mosquito pica a una persona infectada con un virus del dengue, este ingresa al insecto. Cuando el mosquito infectado luego pica a otra persona, el virus entra en el torrente sanguíneo de esa persona.

Es importante tener en cuenta que cuando una persona se cura de dengue, ya sea de su tipo más leve o del más severo, pasa a ser inmune a esa cepa del virus, al igual que sucede con muchos otros virus. No obstante, no lo es a las otras tres variedades de dengue. Esto implica que debe tener los mismos recaudos que en cualquier otro momento. 

Además, aquellas personas que ya tuvieron dengue tienen más probabilidades de desarrollar dengue hemorrágico que aquellas que se infectan por primera vez.

Factores de riesgo

Los factores que aumentan el riesgo de contraer el dengue o una forma más grave de la enfermedad son diversos, y están relacionados, esencialmente, a factores ambientales.Vivir o viajar en regiones tropicales. Estar en regiones tropicales y subtropicales aumenta el riesgo de exposición al virus que causa el dengue. Las regiones de alto riesgo son, en particular, el sudeste asiático, las islas del Pacífico occidental, América Latina y el Caribe.Una infección anterior por un virus del dengue. Tal como se mencionó, una infección anterior por un virus del dengue aumenta el riesgo de padecer síntomas graves si el paciente se vuelve a infectar.

Cómo se puede prevenir

Una vacuna contra el dengue, Dengvaxia, está aprobada para su uso en las personas de 9 a 45 años de edad que viven en zonas con alta incidencia de dengue. La vacuna se administra en tres dosis a lo largo de 12 meses. La vacuna Dengvaxia previene las infecciones de dengue en poco más que la mitad de las veces.

Ya existe una vacuna contra el dengue
Ya existe una vacuna contra el dengue

La vacuna está aprobada únicamente para niños mayores porque los más pequeños que la reciben parecen tener un mayor riesgo de presentar dengue grave y requerir hospitalización dos años después de recibir la vacuna.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) hace hincapié en que la vacuna no es una herramienta efectiva, por sí sola, para reducir el dengue en las zonas en donde la enfermedad es frecuente. Controlar las poblaciones de mosquitos y la exposición de los seres humanos sigue siendo la medida de prevención más importante.

Así que, por ahora, quienes viven o tienen que viajar a un área afectada por el dengue, la mejor manera de evitar el dengue es evitar las picaduras del mosquito que transmite la enfermedad.Además, para aquellas personas que viven, frecuentan o visitarán lugares de alta incidencia de dengue hay una serie de recomendaciones que pueden seguir para aumentar la prevención y disminuir el riesgo de contagio de esta patología.Permanecer en ambientes con aire acondicionado y bien protegidos con mosquiteros. Los mosquitos que transmiten el virus del dengue están más activos al amanecer y al atardecer, pero también pican durante la noche.Usar ropa de protección. Cuando se visiten zonas infectadas de mosquitos, se aconseja usar una camisa de mangas largas, pantalones largos, medias y zapatos o zapatillas. Estar cubierto y tener menor superficie de piel expuesta hace que los mosquitos tengan menos chances de picar.Usas repelente de mosquitos. Es posible y útil aplicar permetrina sobre la ropa, zapatos, equipo de campamento y mosquiteros de cama. También se puede comprar ropa que ya contenga permetrina. Para la piel, se aconseja un repelente que contenga al menos una concentración del 10 por ciento de DEET (N,N-dietil-m toluamida).

El repelente puede espantar a los mosquitos que contagian dengue
El repelente puede espantar a los mosquitos que contagian dengue

Reducir el hábitat de los mosquitos. Los mosquitos que transmiten el virus del dengue normalmente viven dentro de los hogares y alrededor de estos, y se reproducen en aguas estancadas que se pueden acumular en objetos como neumáticos de automóviles.

Los neumáticos pueden acumular agua estancada
Los neumáticos pueden acumular agua estancada

Es posible ayudar a reducir las poblaciones de mosquitos eliminando los hábitats donde ponen los huevos. Por lo menos una vez por semana, se aconseja vaciar y limpiar los recipientes que contienen agua estancada, como las macetas, los platos de animales y los floreros. Se recomienda mantener los recipientes con agua estancada tapados entre una limpieza y otra. Ante cualquier duda, consultá a tu médico.

Lo más leído
Más sobre Health & Tech