iProfesional

Gripe aviar: qué es y por qué alerta al mundo sobre otra pandemia

La gripe aviar es una enfermedad infecciosa cuyo origen está en las aves pero que ha desarrollado cepas que pueden contagiarse a seres humanos
Por iProfesional
16/04/2020 - 11,42hs
Gripe aviar: qué es y por qué alerta al mundo sobre otra pandemia

La gripe aviar es una enfermedad infecciosa de las aves causada por las cepas tipo A del virus de la gripe. En las aves, la infección puede manifestarse de diversas formas, desde síntomas leves, que pueden pasar desapercibidos, hasta una enfermedad que lleva rápidamente a la muerte y puede provocar una grave epidemia.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los virus de la gripe aviar normalmente no infectan a los seres humanos. Sin embargo, se han dado casos de cepas hiperpatógenas que han provocado enfermedades respiratorias graves en hombres y mujeres. En la mayoría de los casos, las personas infectadas habían estado en contacto directo con aves de corral infectadas u objetos contaminados por sus heces.

No obstante, preocupa la posibilidad de que el virus pueda mutar y adquirir la capacidad de transmitirse fácilmente entre humanos, lo que aumentaría el riesgo de una pandemia de gripe.

El ejemplo más conocido es el de los virus de la gripe aviar del subtipo H5N1 que están circulando en la actualidad entre las aves de corral de algunas zonas de Asia y de África Septentrional y vienen causando morbilidad y mortalidad humana desde 1997.

El ser humano también se ha visto infectado por otros subtipos de virus de la gripe aviar, como el H7N7 o el H9N2. Algunas de estas infecciones humanas han sido muy graves, incluso mortales, pero muchas han sido leves o subclínicas.Como las aves son una importante fuente de alimento y de subsistencia en muchos países afectados por virus de la gripe aviar, la OMS y sus asociados del sector de la salud animal están colaborando para identificar y reducir los riesgos para la salud pública y la salud animal en los diferentes contextos nacionales.

Gripe aviar hoy

A la preocupación por la pandemia de coronavirus que azota al mundo actualmente se le suma ahora la detección de un nuevo caso de gripe aviar H5N6, un tipo de influenza altamente patógeno, en una granja de Filipinas.Pocos días atrás, el Secretario de Agricultura de Filipinas, William Dar, anunció que la gripe aviar volvió a emerger después de dos años. En 2018, una cepa similar afectó a millones de aves en el continente.

La gripe aviar puede contagiarse a las personas
La gripe aviar puede contagiarse a las personas

El funcionario afirmó que la gripe H5N6 fue descubierta en una granja de codornices en el norte del país. Los responsables hicieron pruebas con los animales y dieron positivo para la gripe. Alrededor de 12.000 animales fueron enterrados para frenar el brote.

Ahora, el gobierno de Filipinas está implementando un protocolo de control para contener la expansión de la gripe aviar. El sector se encuentra vigilado y en cuarentena total para prevenir futuros contagios.

Esta cepa del virus también había estado presente en China unos años atrás. La Organización Mundial de la Salud (OMS) había notificado dos casos de gripe aviar del subtipo H5N6 en el año 2016.

En este caso, las codornices son portadoras del virus y pueden transmitirlo. Las infecciones humanas se contraen principalmente a través del contacto directo con animales infectados.

Hace tres años, Filipinas tuvo un brote en varias zonas del país, sin embargo, no afectó a humanos. "La gripe aviar es una enfermedad de aves de corral que puede llegar a afectar a humanos. La cepa H5N6 es altamente patógena pero no ha afectado a la población", afirmó el funcionario.

El virus de la gripe aviar H5N6 ha causado infecciones humanas graves, pero hasta ahora los casos parecen ser esporádicos, sin que haya habido transmisión continua de persona a persona.

Qué síntomas presenta la gripe aviar en humanos

Los virus de la gripe aviar y porcina y otros virus gripales de origen zoonótico pueden afectar a los humanos, causando enfermedades que van desde infecciones leves de las respiratorias superiores (fiebre y tos) hasta neumonía, choque séptico, síndrome de distrés respiratorio agudo o incluso la muerte.

La infección se manifiesta principalmente con síntomas respiratorios. Algunas características, como el período de incubación, la gravedad de los síntomas y el desenlace clínico varían en función del virus causante.

Los humanos pueden contraer gripe aviar y presentar síntomas
Los humanos pueden contraer gripe aviar y presentar síntomas

En muchos pacientes infectados por los virus de la gripe aviar A(H5) o A(H7N9), la enfermedad ha seguido una evolución clínica agresiva. Los síntomas iniciales comunes son fiebre alta (igual o superior a 38°C) y tos. Se han notificado signos y síntomas de afección de las vías respiratorias inferiores como la disnea o dificultades para respirar. Los síntomas de afección de las vías respiratorias superiores como la faringoamigdalitis son menos comunes. También se han notificado otros síntomas como diarrea, vómitos, dolor abdominal, sangrado por la nariz y las encías y dolor torácico en la evolución clínica de algunos pacientes.Es importante tener en cuenta que la tasa de letalidad de las infecciones por el virus del subtipo A(H5) y A(H7N9) en las personas es muy superior a la de las infecciones por el virus de la gripe estacional.

Cómo se trata la gripe aviar

Hay pruebas de que algunos antivirales pueden reducir la duración de la fase de replicación del virus y mejorar las perspectivas de supervivencia, aunque todavía hay que esperar los resultados de ensayos clínicos en curso.

Los antivirales podrían ser una opción de tratamiento de la gripe aviar
Los antivirales podrían ser una opción de tratamiento de la gripe aviar

La OMS desaconseja el uso de corticoesteroides. Además, asegura que en caso de infección grave por los virus A(H5) o A(H7N9), el profesional puede considerar necesario aumentar la dosis diaria recomendada o la duración del tratamiento.

La absorción del fármaco puede ser deficiente en pacientes con infección grave por virus A(H5) o A(H7N9) o con síntomas gastrointestinales graves. Se debe tener en cuenta esa posibilidad al tratar a estos pacientes. La mayoría de los virus A(H5) y A(H7N9) recientes se han mostrado resistentes a los antivíricos de adamantina, cuyo uso por lo tanto no se recomienda.

La gripe aviar, entre las grandes pandemias del mundo

A lo largo de la historia, en el mundo se han presentado una gran cantidad de pandemias y epidemias. La más mortífera hasta hoy fue la viruela, que provocó unos 300 millones de fallecimientos, dejó secuelas en los enfermos y fue erradicada hace 40 años.

La segunda fue el sarampión, que provocó hasta hoy 200 millones de muertos en el mundo, según cifras de la OMS, cuyo contagio, al igual que el ébola, se previene con vacunación.

La tercera fue la peste bubónica, que estuvo activa hasta 1959 y provocó la muerte de más de 12 millones de personas, mientras el tifus dejó más de 4 millones de fallecidos, pero no supone un peligro en el mundo moderno.El cólera, que registró grandes pandemias en los siglos XIX y XX, supera los tres millones de muertos, de acuerdo a datos de la OMS.

El siglo XX comenzó con la gripe llamada "española", que mató en 7 meses -de septiembre de 1918 a abril 1919- a cinco veces más personas que los combates de la Primera Guerra Mundial, con unos 50 millones de fallecidos.

A medidados del siglo, entre 1957 y 1958, apareció la gripe asiática (H2N2), que tuvo su primer brote en China y llegó varios meses después a América y Europa. Esta enfermedad fue responsable de un total de 1,1 millón de muertos.

Otra enfermedad, conocida como gripe de Hong Kong (H3N2), dio la vuelta al mundo y provocó una gran cantidad de muertes. Presente entre 1968 y 1970, mató a muchos niños y pasó a la historia como la primera pandemia moderna, la de los transportes aéreos.

Y el siglo concluyó con la que se considera la quinta pandemia mundial más importante, el VIH, que a partir de 1981 mató a más de 32 millones de personas, según la información de OnuSida.El siglo XXI, con todos sus avances científicos, tampoco estuvo exento de grandes epidemias, desde el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SRAS), hasta el actual COVID-19, pasando por la gripe aviar, la gripe A, el ébola y el dengue.

Temas relacionados