Qué hago si tengo dolor de garganta

Qué hago si tengo dolor de garganta
El dolor de garganta es un síntoma frecuente que puede indicar la presencia de diversas patologías o trastornos y al que se debe prestar atenció
Por iProfesional
17.04.2020 12.04hs Health & Tech

El dolor de garganta es uno de los síntomas más frecuentes que pueden aparecer como consecuencia de una afección de las vías respiratorias o de algún tipo de alergia. Como tal, se le debe prestar atención; esto no implica alarmarse de manera intensa e innecesaria, pero sí es importante no desestimarlo y consultar con un profesional en caso de ser necesario. Si bien es fundamental evitar la automedicación o el tratamiento doméstico, hay una serie de remedios caseros que se pueden aplicar al momento de aliviar el dolor de garganta, que puede llegar a ser muy molesto.

Una de las claves es mantener la garganta húmeda, evitar que se seque y se produzcan molestias todavía mayores. En este sentido los especialistas aconsejan tomar agua en abundancia, es decir, mantenerse hidratado, e ingerir bebidas calientes que permitan aliviar la molestia en la garganta. El té, sobre todo, es una de las infusiones más aconsejables para quienes tienen dolor de garganta; si se le agrega miel o limón puede ser todavía mejor.

Mantenes la garganta húmeda puede mejorar el dolor
Mantener la garganta húmeda puede aliviar el dolor

Comer caramelos o pastillas también puede ser una forma de mantener la garganta húmeda y evitar que se seque, sobre todo en climas o en días secos.En el caso de niños pequeños, que podrían atragantarse con caramelos duros o pastillas, se aconseja darles paletas o, más sencillo, mantenerlos hidratados constantemente.

El dolor de garganta también puede aliviarse con aerosoles para la garganta o pastillas con algún tipo de analgésico de venta libre. También hay jarabes que pueden contribuir a mejorar este síntoma y a aliviar la molestia que puede producir. Sin embargo, el uso de este tipo de medicamentos se aconseja a partir de la consulta médica, es decir, que sea el profesional quien indique su consumo.

¿Qué causa el dolor de garganta?

La mayoría de los dolores de garganta son causados por infecciones virales como la gripe o el resfriado común. Estos problemas de garganta son generalmente leves y, en la mayoría de los casos, desaparecen sin un tratamiento específico. Sin embargo, en caso de que persistan en el tiempo se debe considerar hacer una consulta médica, dado que puede que la patología causante sea más severa de lo esperado y pueda afectar la salud. Los virus que provocan el resfrío común y la gripe también causan la mayoría de los dolores de garganta. Con menos frecuencia, las infecciones bacterianas causan dolor de garganta.

Infecciones virales

Entre las enfermedades virales que causan dolor de garganta se incluyen:

  • Resfrío común
  • Gripe (influenza)
  • Mononucleosis
  • Sarampión
  • Varicela
  • Crup: una enfermedad común de la niñez caracterizada por una tos áspera y seca
  • Tos ferina (pertussis)

Infecciones bacterianas

Hay algunas infecciones bacterianas que pueden causar dolor de garganta. El más común es el Streptococcus pyogenes (estreptococo del grupo A) que causa amigdalitis estreptocócica.

También hay otros trastornos que pueden provocar dolor de garganta como uno de sus síntomas, aunque rara vez es el único.

Alergias

Cualquier tipo de alergia puede provocar síntomas como el dolor de garganta. Sin embargo, las alergias que más frecuentemente desencadenan este síntoma son a la caspa o al pelo de las mascotas, al moho, al polvo o al polen.

El dolor de gaganta puede aparecer como consecuencia de algunas afecciones
El dolor de garganta puede aparecer como consecuencia de algunas afecciones

Es común que este síntoma se acompañe con el goteo nasal, que también puede irritar e inflamar la garganta.

Sequedad

El aire seco en interiores puede hacer que la garganta se sienta áspera e irritada; este es uno de los problemas que suele derivar del uso excesivo del aire acondicionado.

Además, respirar por la boca, con frecuencia a causa de una congestión nasal crónica, también puede provocar sequedad y dolor de garganta.

Sustancias irritantes

La contaminación del aire en el exterior y en el interior, como humo de tabaco o productos químicos, pueden causar un dolor de garganta crónico, precisamente porque provocan irritación de la zona. También es posible que las vías respiratorias se vean afectadas por este tipo de sustancias.

Por otro lado, masticar tabaco, beber alcohol y comer alimentos picantes también puede irritar la garganta.

Tensión muscular

Es posible que la tensión de los músculos de la garganta provoque dolor como síntoma. Esa tensión se produce cuando una persona grita, habla en voz muy alta o pasa mucho tiempo hablando sin darle tiempo a la garganta para descansar. Es por eso que, en ocasiones, las personas con profesiones que las obligan a hablar durante largos períodos de tiempo tienen problemas en la garganta -los docentes, por ejemplo-.

Enfermedad por reflujo gastroesofágico

Se trata de una afección del sistema digestivo, en la que los ácidos estomacales se acumulan en el tubo digestivo (esófago). El dolor de garganta, sin embargo, no es el único síntoma que aparece en las personas que padecen este trastorno. Otros signos o síntomas pueden incluir acidez estomacal, ronquera, regurgitación del contenido del estómago y la sensación de tener un bulto en la garganta.

Infección por VIH

El dolor de garganta y otros síntomas similares a los de la influenza a veces aparecen cuando alguien recién se ha infectado con este virus.

También, alguien que es VIH positivo puede tener dolor de garganta crónico o recurrente debido a una infección fúngica llamada candidiasis oral o debido a una infección viral llamada citomegalovirus, que puede ser grave en las personas con sistemas inmunitarios comprometidos.

Tumores

Los tumores cancerosos de la garganta, lengua o laringe pueden causar dolor de garganta. Otros signos o síntomas pueden incluir ronquera, dificultad para tragar, respiración ruidosa, un bulto en el cuello y sangre en la saliva o la flema.

En raras ocasiones, un área infectada de tejido (absceso) en la garganta o hinchazón del pequeño "párpado" del cartílago que cubre la tráquea (epiglotitis) puede causar dolor de garganta. Ambos pueden bloquear las vías respiratorias y dar lugar a una emergencia médica.

Cuándo consultar con un médico por un dolor de garganta

En algunos casos el dolor de garganta puede ameritar con una consulta con un especialista. De acuerdo con la American Academy of Otolaryngology - Head and Neck Surgery (Academia Estadounidense de Otorrinolaringología - Cirugía de Cabeza y Cuello), esa consulta es necesaria solo en caso de que el dolor cumpla con una serie de condiciones específicas o se acompañe de otros síntomas. 

  • Un dolor de garganta grave o que dura más de una semana
  • Dificultad al tragar
  • Falta de aire o dificultad para respirar adecuadamente
  • Dificultad para abrir la boca
  • Dolor articular
  • Dolor de oído
  • Erupción cutánea
  • Fiebre superior a 38,3 °C
  • Sangre en la saliva o flema
  • Dolor de garganta recurrente con frecuencia
  • Un bulto en el cuello
  • Ronquera que dura más de dos semanas
  • Hinchazón en el cuello o la cara

Temas relacionados