Más artículos
Delirio y desorientación: que puede causar un síndrome confusional agudo

Delirio y desorientación: que puede causar un síndrome confusional agudo

Delirio y desorientación: que puede causar un síndrome confusional agudo
Se trata de un síndrome transitorio que se presenta de manera frecuente en adultos mayores o en personas que tienen adicción al alcohol
Por iProfesional
01.07.2020 18.39hs Health & Tech

Es frecuente que las personas mayores o quienes padecen algunas condiciones en particular -como el alcoholismo, por ejemplo- tengan episodios de confusión. Períodos de tiempo en los que sufren desorientación o ciertas alteraciones de consciencia, que no necesariamente son atribuibles a una patología de base.

En la literatura médica hay un nombre para esta condición y es síndrome confusional agudo, también conocido como delirium o delirium tremens. Se trata de un síndrome transitorio, que es altamente frecuente en ciertos grupos de población como los mencionados.

La principal característica de esta afección es una clara alteración de la conciencia y de las capacidades cognitivas, lo que nos puede alertar y llevar a confusión con el inicio de una demencia o de cualquier otra patología neurológica.

¿Cómo se presenta un síndrome confusional agudo?

Hay algunos síntomas o manifestaciones que indican claramente la presencia de un trastornos de estas características. Conocerlos puede ser útil al momento de la consulta médica, de parte del paciente, y en la detección de la afección, de parte del especialista.

Alteración de la conciencia: la persona que sufre este síndrome no es consciente de lo que está ocurriendo, de que sus síntomas son anormales. Es por eso que manifiesta una evidente dificultad para prestar atención a su entorno y a aquellas tareas que intenta realizar.

Problemas de memoria: es común que aparezcan dificultades a la hora de recordar eventos sucedidos recientemente o para reconocer a personas del entorno más cercano.

Desorientación temporal y/o espacial: estas dificultades aparecen muy frecuentemente en pacientes con síndrome confusional agudo. Los problemas para reconocer dónde están, cómo llegaron allí o el día de la semana en el que se encuentran son comunes en este grupo de personas.

Alucinaciones: percepciones erróneas que son interpretadas como reales por la persona, como ver a alguien que no está realmente allí, reconocimiento erróneo de determinados objetos, visión de animales u objetos irreales, audición de sonidos que no están teniendo lugar realmente, etc.

Ideas delirantes: en algunos casos aparecen creencias distorsionadas que son totalmente reales para la persona que las sufre. Por ejemplo, creer que ha ocurrido un evento que realmente no ha tenido lugar, o pensar que las demás personas la quieren engañar o robar, desconfiar de otros, incluso de su entorno cercano, por miedo a este engaño.

Es importante tener en cuenta que estas alteraciones pueden permanecer durante un tiempo considerable -un día, por ejemplo- y pueden manifestarse con mayor intensidad en algunos momentos en particular.

El síndrome confusional agudo suele aparecer en adultos mayores
El síndrome confusional agudo suele aparecer en adultos mayores

Cabe mencionar que también hay alteraciones en el sueño que pueden surgir a partir de un síndrome confusional agudo, al igual que distorsiones a nivel psicomotor o emocional.

Alteraciones del sueño: problemas del ciclo de sueño-vigilia, como dificultad para dormir por la noche, gran somnolencia por el día, despertar temprano, entre otras.

Alteraciones psicomotoras: la agitación psicomotora, deambulación errática, comportamientos desordenados, son algunas de las distorsiones más frecuentes que aparecen en este ámbito.

Alteraciones emocionales: es común que los pacientes encuentren dificultades para expresar sus emociones o que tengan una sensibilidad más elevada.

Otra característica central de este síndrome es que tiene un carácter agudo, lo que quiere decir que se presenta en un corto periodo de tiempo (en horas o días). Es decir, no tiene un inicio insidioso, progresivo, sino que se presenta de manera repentina.

¿Qué puede causar un síndrome confusional agudo?

Las principales causas de esta alteración pueden ser una enfermedad, la intoxicación o abstinencia de sustancias (por ejemplo, el alcohol) o la exposición a tóxicos (por ejemplo, efectos secundarios de un fármaco o sobreingesta del mismo). Es por eso que se trata de un síndrome transitorio, precisamente porque sus causas suelen serlo. Cuando las alteraciones se extienden en el tiempo y duran más de lo esperable es probable que el paciente padezca otro tipo de condición, más severa y de carácter permanente o progresivo.

Es importante tener en cuenta que en las personas mayores puntualmente, las causas comunes del síndrome confusional agudo son algunas patologías (por ejemplo, infecciones de orina o respiratorias), la hospitalización prolongada o la ingesta de determinados fármacos.

El alcoholismo puede ser una de las causas de síndrome confusional agudo
El alcoholismo puede ser una de las causas de síndrome confusional agudo

¿Cómo diferenciarlo del inicio de una demencia?

Los síntomas mencionados pueden hacer pensar en la similitud de este síndrome con el inicio de una demencia o con otras patologías a nivel cognitivo. Sin embargo, hay algunos puntos definitorios que pueden ayudar a diferenciar una condición de la otra.

Inicio

El síndrome confusional se caracteriza por un inicio agudo, repentino. Esto significa que en cuestión de horas o días el paciente manifiesta todos o algunos de los síntomas mencionados. Sin embargo, en el caso de las demencias, su inicio suele ser progresivo, es decir, avanza poco a poco y la totalidad de las manifestaciones puede tardar años en aparecer.

Duración

Teniendo en cuenta las posibles causas del síndrome confusional, su duración tenderá a ser corta, tanto como dure la problemática que lo origina. Por tanto, se configura como una condición reversible: una vez resuelta la causa, la persona vuelve a su estado cognitivo y general habitual. Sin embargo, la demencia es un trastorno neurodegenerativo progresivo, que empeora con el paso del tiempo, y cuya duración podría extenderse por años.

Causa

El síndrome confusional encuentra su origen en algunas de las causas antes mencionadas. En el caso de la demencia, su causa se encuentra a nivel cerebral, en los neurotransmisores y, en última instancia, a nivel genético.

Atención

La capacidad atencional de la persona con síndrome confusional se encuentra alterada ya desde un primer momento. Se muestra distraída, con grandes dificultades para mantener la atención y concentrarse en lo que está realizando, así como para interaccionar de forma adecuada con su entorno. En el caso de la demencia, por el contrario, la persona se muestra inicialmente bien conectada con su entorno, mientras que la distracción y la falta de interacción suelen aparecer más adelante.

Inquietud psicomotora

La inquietud y el nerviosismo son síntomas característicos del síndrome confusional, acompañados incluso de temblor y de conductas erráticas (como caminar sin motivo aparente, realizar acciones sin un objetivo, etc.). En el caso de la demencia, este tipo de conductas no se suelen presentar en fases iniciales.

Alucinaciones

En las fases iniciales de la demencia, las alucinaciones no son habituales, sino más bien son características de etapas avanzadas de la enfermedad. En el caso del síndrome confusional, son bastante comunes, sobre todo las de tipo visual.

Todos los elementos mencionados pueden ser útiles al momento de distinguir el síndrome confusional agudo de una enfermedad más severa. No obstante, es importante destacar la necesidad de consultar con un profesional de la salud en caso de que cualquiera de los síntomas mencionados aparezcan, tanto en uno mismo como en otras personas. De este modo, el especialista podrá evaluar al paciente y saber cuál es el origen de su afección, lo cual ayudará a encarar en tratamiento más adecuado.

Lo más leído
Más sobre Health & Tech