Más artículos

¿Te sobró comida? 6 cosas que nunca debés hacer

¿Te sobró comida? 6 cosas que nunca debés hacer
Si sobró un poco de la comida que se había preparado para el almuerzo o la cena se puede guardar, pero hay que tomar algunos recaudos
Por iProfesional
06.12.2020 18.31hs Health & Tech

Al momento de preparar la comida es muy común que sobre un poco y que se quiera guardar. Muchas personas incluso cocinan en mayor cantidad para poder conservar el resto y consumirlo otro día, ya sea en casa o para llevar al trabajo. 

Esos hábitos son positivos porque evitan el desperdicio de alimentos, que se calcula que alcanza las 1.700 millones de toneladas cada año. 

Pero guardar los alimentos requiere seguir un proceso adecuado, desde el punto de vista sanitario y bromatológico, para que estos no se transformen en un riesgo para la salud. En otras palabras, guardar la comida está bien, pero se debe hacer de la forma correcta. 

¿Qué recaudos de deben para guardar alimentos ya cocidos?

Los expertos en el tema señalan que hay algunas recomendaciones que todas las personas deben seguir para guardar la comida y consumirla de manera segura.

Dejar enfriar

En primer lugar, es necesario dejar que se enfríen un poco, nunca se deben guardar apenas cocidas en la heladera o congelador. Sin embargo, no se debe esperar mucho tiempo, dado que dejarlas fuera de la heladera por períodos prolongados podría permitir que se contaminen y constituyan un riesgo para la salud al momento de consumirlas nuevamente. 

En este sentido es importante aclarar que la temperatura templada es ideal para la proliferación de microorganismos que pueden dañar la comida y que pueden resultar perjudiciales para la salud. Además, es esencial considerar que a veces el olor o el aspecto no permiten detectar estos microorganismos, dado que muchos de ellos no producen efectos de manera inmediata. Así, como regla general se debe pensar que los alimentos no deben permanecer más de una hora a temperatura ambiente, y menos todavía en épocas de calor y humedad. 

Cuidado con los productos crudos

Es necesario ser especialmente cuidadosos con alimentos crudos, con aquellos que tengan preparaciones con huevo, con proteína o con líquido. En estos productos es más fácil que los microorganismos se instalen y proliferen. Las tortillas poco cocidas, los omelettes, las carnes, las sopas, los guisos, entre otros, son ambientes ideales para muchas bacterias que pueden afectar la salud cuando ese alimento se consuma. 

Los alimentos se deben guardar en recipientes herméticos
Los alimentos se deben guardar en recipientes herméticos

Una vez se enfríen los alimentos también es esencial almacenarlos adecuadamente. En este sentido la recomendación es usar recipientes herméticos aptos para guardar alimentos y adecuados para conservar en la heladera o en el freezer. La mayoría de los contenedores tienen esa información en sus tapas o en las etiquetas que están pegadas en ellos, por lo que se puede chequear de manera sencilla. 

Tres días, no más

En relación al tiempo que los alimentos pueden permanecer guardados es muy importante siempre tenerlo en mente. Si en la heladera hay muchos recipientes se puede optar por etiquetarlos con la fecha y el producto que contienen, de modo que se pueda saber cuánto tiempo llevan allí. Por lo general se aconseja consumir los alimentos guardados en menos de tres días, no más, pero esta regla también depende del producto en cuestión. 

Solo recalentar una vez

Los alimentos se pueden recalentar solo una vez; no es recomendable hacerlo en más oportunidades. La proliferación de microorganismos se ralentiza con el frío, pero puede acelerarse con el calor. Es por eso que se recomieda guardarlos de la forma adecuada, con las reglas que ya se mencionaron, y luego recalentarlos una única vez. Si se va a consumir solo una parte del producto almacenado se debe calentar solo esa porción, no todo el contenido del recipiente. De este modo, se evita que los microorganismos proliferen en el producto y luego vuelvan a guardarse. 

Especial cuidado con el arroz y las pastas

Otra de las recomendaciones es ser especialmente cuidadosos a la hora de recalentar arroces y pastas, ya que pueden estar contaminados con la bacteria Bacillus cereus. Se trata de un microorganismo sensible al calor que en ocasiones produce esporas que, además de tóxicas, son muy resistentes. Ingerirlas puede provocar vómitos y diarreas y en casos especialmente graves, incluso la muerte.

De hecho, el Journal of Clinical Microbiology publicó recientemente el caso de un niño belga que murió tras haber comido un plato de pasta cocinado cinco días antes y guardado en un recipiente a temperatura ambiente. 

Calentar en el fuego, no en el microondas

En cuanto a la forma de recalentar las sobras, los expertos aconsejan hacerlo en recipientes sobre el fuego, es decir, ollas, woks, sartenes o incluso el horno. Si bien es cierto que lleva más tiempo, hace que los comestibles se calienten de manera homogénea y más eficiente que en el microondas. 

Es aconsejable calentar los alimentos en el wok, en una olla o en el horno, pero no en el microondas
Es aconsejable calentar los alimentos en el wok, en una olla o en el horno, pero no en el microondas

Temas relacionados
Health & Tech en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído