Más artículos

Por qué nunca tenés que dejar los platos sucios en la pileta durante la noche

Por qué nunca tenés que dejar los platos sucios en la pileta durante la noche
Dejar los platos sucios de un día para otro parece un hábito inofensivo, pero podría poner en riesgo la salud de quienes vivan en esa casa
Por iProfesional
07.10.2020 16.29hs Health & Tech

Llega la noche, se termina de cenar y siempre queda un problema por resolver: lavar los platos. En muchos hogares, ese es el momento en que comienza la batalla entre padres e hijos e incluso entre parejas, para ver a quién le toca hacer esta tediosa tarea. Quienes viven solos no corren con la suerte de tener días libres y deben hacerlo cada vez que utilizan la cocina. 

Con o sin discusión, es común que esta actividad resulte molesta y, luego de un día largo de trabajo o estudio, las personas elijan irse a dormir y dejar los platos allí. A la mañana siguiente será otro día, las energías serán distintas y los platos finalmente podrán lavarse. 

Otro de los hábitos frecuentes es dejar los platos, cubiertos y utensilios en remojo en agua jabonosa. La idea de esta práctica es evitar que las grasas se peguen y, en caso de que esto ya haya sucedido, puedan despegarse más fácil cuando se haga el lavado. 

Pero, ¿tiene algún riesgo dejar los platos sucios?

Para los expertos, ninguna de las dos es una consucta adecuada. Los expertos señalan que tanto los platos sucios tirados en la pileta de la cocina, como los objetos colocados en remojo, constituyen un caldo de cultivo ideal para una gran cantidad de bacterias que puede haber en el ambiente y que luego podrían afectar a las personas. 

Según Lisa Ackerley, experta en seguridad e higiene, "el tema no es uno de los más importantes en cuanto a la higiene de la cocina es importante preocuparse y saber por qué no debería ocurrir que los platos queden sucios".

Dejar los platos sucios es una práctica desaconsejada por los especialistas
Dejar los platos sucios es una práctica desaconsejada por los especialistas

La profesional, quien dio una entrevista al diario inglés The Guardian, afirmó que aquellas personas que carecen de lavavajillas que funcionen con limpieza a alta temperatura corren más peligro de afectar su salud cuando dejan los platos sucios y luego los lavan a mano.

Pero no hay que tener miedo ni alterarse. La experta aseguró que si ocurre de vez en cuando no hay problema, pero que sí puede ser riesgoso cuando la práctica se perpetúa en el tiempo. 

Otros hábitos que se deben erradicar de la cocina

Hay otros hábitos que las personas suelen tener y que podrían poner en riesgo su salud sin que se den cuenta. 

Uso de guantes de látex

Uno de ellos es el uso de guantes de látex para manipiular los alimentos. Es cierto que el uso de guantes para cualquier actividad previene que las manos se ensucien y, al mismo tiempo, que las manos contaminen las superficies u objetos que se manipulan. Se podría decir que esta es una afirmación general.

Sin embargo, cuando se trata de comida no siempre es mejor el uso de guantes, ya que dan una "falsa idea de limpieza o higiene", tal como indican los expertos. Esto significa que con su utilización, cualquier persona que manipule alimentos tiene la sensación de estar tratándolos de forma correcta, pero no se da cuenta de que descuida aspectos clave para que eso sea efectivamente cierto. En general no se presta atención a la renovación frecuente de los guantes o su limpieza, algo que puede resultar perjudicial para la salud cuando se los usa para manipular alimentos.

El uso de guantes podría desencadenar una reacción alérgica en personas a este material
El uso de guantes podría ser nocivo para la salud cuando se manipulan alimentos

Además, por los motivos mencionados, los guantes facilitan la contaminación cruzada y podemos estar transfiriendo microorganimos entre distintos alimentos y utensilios de la cocina.

Lavado de alimentos

¿Lavar los alimentos es malo? No, no es un mal hábito en general, pero sí se transforma en una práctica inadecuada en ciertos casos.

Las carnes -pescado, pollo, carne de vaca, de cerdo- no deberían lavarse, aunque muchas personas creen que esto es más sano y que así protegen su salud. La sangre que desprenden los cortes de carne contiene una gran cantidad de bacterias que son propias del tipo de carne que se esté manipulando. Mientras se mantengan en la carne no hay problema, dado que el calor de la cocción mata los microorganismos. Cuando se lavan las carnes el agua hace que se desprendan de la pieza y se expandan por el resto de la cocina, lo cual puede provocar contaminación cruzadas de otros alimentos. 

Las carnes no se deben lavar, pero los productos de origen vegetal sí, dado que se encuentran en contacto con el piso, con heces de animales, son fertilizantes y otros productos que se usan en la agricultura.

Temas relacionados