Más artículos

¡Cuidado!: estos son los 8 peores alimentos que podés consumir

¡Cuidado!: estos son los 8 peores alimentos que podés consumir
La alimentación es una de las variables más importantes al momento de evaluar el estado de salud y hay productos que resultan más perjudiciales que otros
Por iProfesional
09.11.2020 18.32hs Health & Tech

La alimentación es uno de los elementos esenciales para conocer el estado de salud de una persona. Llevar un estilo de vida saludable tiene muchos aspectos que se deben considerar y la dieta es uno de los más importantes, junto a otros hábitos como la práctica de ejercicio frecuente.

Más allá del peso, la realidad es que los alimentos que una persona ingiere tienen un impacto directo en todo su estado de salud, incluso en aspectos que no se ven ni se perciben directamente. 

Es por eso que resulta fundamental saber cuáles son los productos que se desaconseja consumir. Los efectos que muchos de ellos tienen en el cuerpo se pueden percibir a través del aumento de peso, pero también provocarán un impacto en el bienestar general, tanto a nivel físico como mental. 

1. Papas fritas con queso

Las papas en sí mismas, al igual que sucede con muchos alimentos, son un vegetal sano que se aconseja incluir en la mayoria de las dietas. No obstante, la forma en que se preparan puede determinar si son un producto perjudicial para la salud o no.

En este caso, al igual que la mayoría de los alimentos que se consumen fritos, el problema está precisamente allí, en la forma de preparación y en los otros ingredientes que se usan, no en la papa como tal.

El impacto que las papas fritas, y más en esta modalidad, tienen en el organismo es muy elevado, ya que contribuyen a aumentar los niveles de colesterol en sangre y, asimismo, pueden provocar un aumento de peso.

No solamente el problema está en la forma de cocción, sino también en otros ingredientes que se usan, como la sal y el queso. Consumir sodio y queso, una vez más, no resulta perjudicial para la salud de manera aislada, pero si se los incluye en la dieta de manera excesiva pueden derivar en un impacto negativo en la salud cardiaca, cardiovascular y renal. 

En pacientes que padecen enfermedades sensibles a estos componentes, como es la hipertensión por ejemplo, el cuidado en los alimentos e ingredientes debe ser todavía mayor, dado que el efecto adverso puede ser más severo. 

2. Fondant

El fondant debe ser de las pastas más utilizadas en decoración de tortas, cupcakes, budines y galletitas, entre otros productos de pastelería. Es rica, es dulce y es muy agradable a la vista, pero tiene una gran cantidad de azúcar muy concentrada, lo cual podría repercutir negativamente en el funcionamiento del organismo. 

Además, recientemente se ha descubierto un nuevo componente del fondant, que se conoce como propilenglicol. De acuerdo a la información que publicó el National Kidney Foundation, este componente podría estar conectado con ciertas alteraciones de salud renal. 

El elevado consumo de azúcar de manera constante puede resultar perjudicial para el organismo
El elevado consumo de azúcar de manera constante puede resultar perjudicial para el organismo

3. Donas

Las donas también se encuentran dentro de este listado. Podría pensarse que la relación que guardan con el perjuicio al organismo se debe a su alto contenido de azúcar, lo cual en parte es cierto. No obstante, también hay otro elemento que hace que las donas sean un alimento que se aconseja consumir con moderación, y es la preparación frita. 

A diferencia de otros productos, las donas se fríen para que tengan esa textura propia de la masa, algo que las hace ricas, pero también poco saludables. Como consecuencia de ello aportan una gran cantidad de grasas trans, azúcares y calorías carentes de nutrientes.

4. Pollo frito

El pollo como carne, es decir, como alimento proteico, es una opción muy recomendada por los expertos en nutrición. Contiene una alta cantidad de proteínas y aporta menos grasas saturadas cuando se lo compara con las carnes de vaca o de cerdo.

Sin embargo, la cocción una vez más aparece como elemento clave a considerar. Esto no quiere decir que cubrirlo con harina y freírlo en aceite hirviendo hace que una de las proteínas de más alto valor biológico se transforme en un producto poco saludable. 

Cuando se prepara el pollo de esta manera se genera un aumento considerable en la cantidad de calorías que aporta el alimento, porque se lo empana y se lo fríe. Además de las calorías, que no son el único problema, también resulta poco saludable por la cantidad de grasas que le aporta ese tipo de cocción, lo cual puede derivar en problemas cardiacos, obesidad, entre otros trastornos. 

El pollo rico, aunque es sabroso, no es saludable
El pollo rico, aunque es sabroso, no es saludable

5. Margarina

Muchas personas recordarán la época en la que se pensaba que la margarina, por ser de origen vegetal, era más sana que la manteca o el aceite. De hecho, es un producto que supo tener su momento de auge y que actualmente resulta algo más dificultoso conseguir. 

La realidad es que la margarina es un alimento que está cargado de conservantes, aditivos, aromantizantes, y se trata de un producto ultraprocesado. 

6. Crema para el café

El café es una bebida que, en cantidades moderadas, resulta saludable, de la misma manera que sucede con el té. Sin embargo, hay que analizar cómo se toma ese café, ya que hay una diferencia muy grande entre consumirlo amargo y tomarlo con crema y grandes cantidades de azúcar. En esta última modalidad el café acaba por transformarse en una infusión poco saludable, ya que la persona ingiere muchos otros ingredientes que no son únicamente el café. 

Las cremas para café que se venden ya preparadas suelen tener grandes cantidades de aceites parcialmente hidrogenados, que se traducen en grasas trans. Estas sustancias, cuando se consumen de manera frecuente, hacen que aumenten los riesgos de padecer enfermedades cardiacas, patologías circulatorias y obesidad.

7. Sopas enlatadas

Las sopas enlatadas o en sobre son una opción rápida y muy sencilla que encajan perfectamente en la vida actual. Cada vez son más las personas que trabajan largas horas y carecen de tiempo para preparar un almuerzo, una cena o hacer un recreo en el empleo para tomarse el tiempo de comer.

Sin embargo, antes de abrir una de esas sopas es necesario pensar qué es lo que se está consumiendo. Además de conservantes y sustancias aromatizantes, la característica centeal de estas sopas es que tienen grandes cantidades de sodio. En algunos casos pueden llegar a contener hasta 500 mg de sodio, motivo por el que la American Heart Association desaconseja su ingesta.

8. Papas fritas (empaquetadas)

¿Quién no disfruta de una porción de papas friras cando sale a comer o cuando se junta con amigos? La realidad es que es uno de los snakcs más versátiles y difundidos en todo el mundo.

Sin embago, a pesar de lo sabroso de su gusto, se recomienda mantener un consumo moderado de este alimento. Admás de que son muy calóricas y grasosas, aportan una significativa cantidad de sodio. 

En algunos casos, sobre todo cuando se eligen las opciones que se comercializan empaquetadas, un paquete de esas papas puede tener la cantidad de sodio que un adulto debería consumir en un día entero. Cuando a eso se le agregan el resto de las comidas del día, independientemente de cuáles sean, la cantidad de sodio recomendada se superó con creces y esto puede provocar un daño en el organismo. 

Es importante tener en cuenta que ninguno de los alimentos mencionados está prohibido categóricamente en una dieta estándar. Se trata de productos cuyo consumo se debe mantener en un nivel moderado, pero que se pueden consumir en forma eventual. 

Por otro lado, también es necesario aclarar que hay personas que deben llevar alimentaciones estrictas por sus condiciones de salud. En esos casos sí es necesario consultar con un profesional para saber si es posible incluir cierto alimento en la dieta o si es preferible dejarlo de lado para preservar el bienestar general del organismo. 

Temas relacionados
Health & Tech en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído