Más artículos

Esta es la cantidad precisa de ejercicio que tenés que hacer para adelgazar

Esta es la cantidad precisa de ejercicio que tenés que hacer para adelgazar
Hacer ejercicio es muy importante para mantener el organismo saludable y llevar una vida sana, además de ser esencial para perder peso
Por iProfesional
13.01.2021 15.46hs Health & Tech

La actividad física es clave para cuidar la salud, para mantener el cuerpo saludable y, además, para perder peso. 

¿Hay una cantidad de ejercicio ideal para mantenerse saludable y perder peso? Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), sí. No hay una cantidad de ejercicio precisa, pero sí hay estándares que se pueden tomar como referencia. 

Antes, como ahora, la organización recomendaba que las personas de entre 18 y 64 años hicieran como mínimo 150 minutos semanales de actividad física aeróbica moderada a la semana, o 75 minutos si era vigorosa. Además, establecía un máximo en su recomendación: 300 minutos de actividad moderada y 150 minutos de ejercicio físico intenso.

Recientemente, la entidad internacional cambió ese máximo en un mínimo para las personas que quieran disfrutar de la ventaja de perder peso. De hecho, son los mismos 300 minutos (5 horas) a partir de los que las personas podrían empezar a perder peso sin tener en cuenta la alimentación.

Expertos de la Universidad de Kentucky, en Estados Unidos, aseguran en un estudio que ha publicado la revista Medicine & Science in Sports & Exercise que "si perder peso es nuestro objetivo, necesitamos gastar más de 1.000 calorías a la semana". Además, afirman que "más concretamente, hacer al menos 5 horas de ejercicio de intensidad moderada si no quieres hacer grandes cambios en tu dieta".

Para perder peso es necesario hacer una mínima cantidad de ejercicio
Para perder peso es necesario hacer una mínima cantidad de ejercicio

Según las conclusiones de la investigación, el motivo está en que estas 1.000 calorías son la máxima energía que pide el cuerpo tras el ejercicio como compensación calórica. Esto significa que a una persona que queme 1.500 calorías y no controle lo que come, el organismo le pedirá ingerir 1.000 calorías para resarcirse del esfuerzo, exactamente la misma cifra que a una persona que haya quemado el doble. Debido a este techo en la compensación, el gasto calórico global de los primeros sería de 500 calorías mientras en los segundos ascendería a 2.000.

Cómo se hizo el estudio

Para llegar a esta conclusión, los investigadores reclutaron a 44 hombres y mujeres, todos sedentarios y con sobrepeso, les sacaron sangre y monitorearon los niveles de ciertas hormonas que controlan el apetito.

A una mitad de ellos les pidieron que hicieran ejercicio dos veces a la semana, durante al menos hora y media, hasta que hubieran quemado 750 calorías por sesión, ya fuera corriendo o caminando. En total, 1.500 calorías.

El aislamiento hizo que muchas personas comenzaran a hacer ejercicio en sus casas
El aislamiento hizo que muchas personas comenzaran a hacer ejercicio en sus casas

La otra mitad entrenó de 40 a 60 minutos, seis veces a la semana, gastando unas 500 calorías por sesión, hasta un total del doble que el primer grupo (3.000 calorías).

Después de 12 semanas, los investigadores observaron que los niveles de la hormona responsable de la sensación de saciedad, la leptina, habían bajado en el grupo de las 3.000 calorías -a diferencia del otro-. Es así que los expertos consideran que esto sugiere que los participantes eran capaces de controlar mejor las ganas de comer.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que la idea de perder peso solo a base de ejercicio es desaconsejable, y la receta que proponen todos los especialistas incluye actividad física y alimentación. "Para perder grasa, si se está obeso o se tiene sobrepeso, siempre hay que conseguir un balance de calorías negativo y, por tanto, lo ideal claramente es combinar dieta y ejercicio: producir una reducción de la ingesta calórica y aumentar el gasto calórico", afirma el estudio.

Temas relacionados